Home Pueblos Indígenas Administración de Centro de Salud Intercultural enfrenta a Municipalidad de Galvarino con organizaciones mapuche

Administración de Centro de Salud Intercultural enfrenta a Municipalidad de Galvarino con organizaciones mapuche

por Juan Ortega

Desde hace más de 18 años, el pueblo mapuche de Galvarino, de manera autónoma, a través de sus organizaciones, como la Comunidad Indígena Sin Tierra y el Consejo de Autoridades Mapuche , vienen levantando y trabajando en torno la construcción del primer Centro de Salud Mapuche de esa comuna, el cual, esperan algún día administrar, sin embargo en el último tiempo, han visto luces de no poder avanzar sobre ese anhelo, producto de las señales que viene dando el Municipio, actualmente liderado el demócrata cristiano, Marcos Hernández Rojas, alcalde de Galvarino.

Esto porque, con fecha 03 de marzo del presente, la Municipalidad de Galvarino emitió un comunicado, el cual fue difundido en sus redes sociales, en donde sostiene que administración de dicho recinto de salud le corresponde al municipio, argumentando, entre otras cosas que: “El Centro de Salud Mapuche, se encuentra emplazado en terrenos de propiedad de la Municipalidad de Galvarino” […] “El proyecto de construcción del Centro de Salud Mapuche, fue financiado por el Gobierno Regional, cuyo destino es la atención en salud Mapuche”. […] “Los recursos financieros para el funcionamiento del Centro de Salud Mapuche, son otorgados por el Ministerio de Salud a la Municipalidad de Galvarino” […] “La Municipalidad de Galvarino, cuenta con la acreditación técnica para la atención en Salud”. […] “La asignación de los bienes muebles para administrar e implementar el Centro de Salud Mapuche, fue realizado por el Gobierno Regional a la Municipalidad de Galvarino”.

     Por lo tanto, “será la Municipalidad quien administrará el Centro de Salud Mapuche. (De acuerdo a Convenio y Resolución emitida por el Ministerio de Salud, entregando copia a algunos dirigentes y al Concejo Municipal en pleno, para conocimiento)”, indica el comunicado firmado por la autoridad comunal, Marcos Hernández Rojas, agregando que se respetarán los protocolos que sustentan la salud mapuche y que el proyecto debe ser liderado por machis.

     El texto además, expresa, que el municipio brindará todo el apoyo logístico para el funcionamiento de este proyecto, haciendo un llamado al dialogo “a quienes fueron los impulsores de esta notable iniciativa a que se sumen a las actividades del proyecto, a las autoridades tradicionales, Lonko, Machi, dirigentes mapuche a que establezcamos una mesa de trabajo para definir las líneas de trabajo en el ámbito de la salud intercultural mapuche que llevaremos adelante desde nuestro municipio”, según consigna el comunicado.

PREOCUPACIÓN

     Sin embargo, las señales enviadas por el Municipio de Galvarino, son vistas con preocupación por parte de las organizaciones mapuche de la zona, quienes desde hace un tiempo, acusan la negativa del municipio, en cuanto a respetar su demanda por administración dicho recinto desde las organizaciones y comunidades que han levantado dicho proyecto.

     Es por esta razón, que en el día de ayer (04 de marzo), Lonko, Machi y otras Autoridades Mapuche, junto a la Comunidad Indígena Sin Tierra de Galvarino y dirigentes de la comuna de Galvarino y comunas vecinas, emitieron un comunicado público, en respuesta a la declaración pública realizada por el municipio, liderado por Marco Hernández Rojas, la cual calificaron de irresponsable, toda vez que “Efectivamente el terreno donde se construye el Centro de Salud Mapuche es Municipal […]  sin embargo esto fue conversado por las autoridades de Gobierno, donde es el Municipio quien puede dar en comodato el terreno, trámite de comodato que la organización gestionó en el año 2004, donde el Concejo Municipal en pleno APRUEBA el traspaso del terreno a la organización gestora (acuerdo de Concejo N°13 del año 2004), sin embargo el Municipio no finalizó el trámite administrativo, trámite que el actual gobierno comunal puede concretar con voluntad política”.

     Por otra parte, “El Alcalde plantea que el proyecto de construcción del Centro de Salud Mapuche, fue financiado por el Gobierno Regional: efectivamente fue financiado por el Gobierno Regional, sin embargo el alcalde nuevamente OMITE que es la organización gestora del proyecto quien gestionó los recursos con el Gobierno Regional, y más aún los fondos para finalizar el proyecto se aprobaron unánimemente por los Consejeros Regionales con la indicación que sea la organización gestora la que autoadministre el Centro de Salud Mapuche de Galvarino (Acuerdo N° 2480 adoptado en la Sesión Ordinaria N° 086 de fecha 27 de septiembre de 2017, en que se aprueban los recursos para la finalización de la construcción del Centro de Salud Intercultural Mapuche de Galvarino” .

     Otro argumento a favor de la administración mapuche, dice relación con la voluntad del Ministerio de Salud, para que sean las organizaciones de base las que se hagan cargo del espacio: “El Alcalde plantea que Los recursos financieros para el funcionamiento del Centro de Salud Mapuche, son otorgados por el Ministerio de Salud a la Municipalidad de Galvarino: Esto no resiste mayor análisis dado que el terreno no ha querido ser traspasado en comodato a la organización gestora (punto 1 de la presente declaración), y aquello por ningún motivo significa el traspaso del Centro al Municipio, que en palabras del propio Director del SSAS Sr. René Lopetegui indica que esto no es así, que se requiere de la voluntad del Municipio para avanzar en las indicaciones que hiciera la ex. Ministra de Salud en cuanto a que se busquen los mecanismos necesarios y adecuados para que la administración sea ejercida por la organización gestante”, expresa el comunicado difundido por las organizaciones mapuche”.

DERECHO A LA SALUD

     El convenio 169 de la OIT, asegura a los pueblos indígenas el derecho a determinar sus propios asuntos en materia de desarrollo, entre ellos la salud, en este marco, las organizaciones mapuche de Galvarino, basándose en la normativa internacional de derechos de pueblos indígenas, argumentan que “el Municipio además viola el convenio 169 de la OIT (que incluso, torpemente, citan en la declaración) específicamente el artículo 25 que señala: ARTÍCULO 25. 1. Los gobiernos deberán velar porque se pongan a disposición de los pueblos interesados servicios de salud adecuados o proporcionar a dichos pueblos los medios que les permitan organizar y prestar tales servicios bajo su propia responsabilidad y control, a fin de que puedan gozar del máximo nivel posible de salud física y mental. 2. Los servicios de salud deberán organizarse, en la medida de lo posible, a nivel comunitario. Estos servicios deberán planearse y administrarse en cooperación con los pueblos interesados y tener en cuenta sus condiciones económicas, geográficas, sociales y culturales, así como sus métodos de prevención, prácticas curativas y medicamentos tradicionales. 3. El sistema de asistencia sanitaria deberá dar la preferencia a la formación y el empleo de personal sanitario de la comunidad local y centrarse en los cuidados primarios de salud, manteniendo al m ismo tiempo estrechos vínculos con los demás niveles de asistencia sanitaria. 4. La prestación de tales servicios de salud deberá coordinarse con las demás medidas sociales, económicas y culturales que se tomen en el país”.

    Por su parte el artículo 7° de la ley 20.584 (ley indígena) consigna: “En aquellos territorios con alta concentración de población indígena, los prestadores institucionales públicos deberán asegurar el derecho de las personas pertenecientes a los pueblos originarios a recibir una atención de salud con pertinencia cultural, lo cual se expresará en la aplicación de un modelo de salud intercultural validado ante las comunidades indígenas, el cual deberá contener, a lo menos, el reconocimiento, protección y fortalecimiento de los conocimientos y las prácticas de los sistemas de sanación de los pueblos originarios; la existencia de facilitadores interculturales y señalización en idioma español y del pueblo originario que corresponda al territorio, y el derecho a recibir asistencia religiosa propia de su cultura”.

     Las organizaciones mapuche firmantes, concluyen señalando que “las evidencias sobran, al igual que la determinación de las organizaciones gestora de Galvarino, de auto administrar este espacio que por lo demás es sagrado, el Centro de Salud Mapuche luego de estar construido despierta el interés del Sr. Alcalde, que mezquinamente quiere arrebatar y apropiarse del mismo, guiado por promesas de trabajo incumplidas, que necesita cubrir cuantos antes de cara a nuevas elecciones Municipales. Vale decir en el espacio local se reproducen exactamente las mismas malas prácticas que han llevado a la gran mayoría de las personas a movilizarse a lo largo y ancho de Chile”.

APOYOS

     La autoadministración del Centro de Salud de Galvarino, ha recibido múltiples muestras de apoyo y solidaridad, entre ellas la del Koyagtun de Makewe, quien el pasado 07 de febrero, -mediante declaración pública- firmada por una veintena de organizaciones y comunidades, respaldó el proceso de ejercicio de autoadministración que realizan el Consejo de Autoridades y Representantes Mapuche por la Construcción y Autoadministración del Centro de Salud Mapuche de Galvarino y la Comunidad Indígena Sin Tierra de Galvarino, sustentado en las actuales disposiciones establecidas en el Convenio 169 de la OIT. (VER DECLARACIÓN)

     Desde el mundo político, han expresado su apoyo a esta iniciativa (autoadministración), el diputado Gabriel Boric, quien  llamó a que el alcalde de Galvarino «no ponga trabas para que el centro de salud mapuche tenga autonomía para funcionar, el pueblo mapuche tiene una cosmovisión propia, diferente a la chilena, que se debe respetar y no seguir atándola a las burocracias estatales. Por lo tanto, es tremendamente relevante que puedan expresarse en todas las dimensiones, entre ellas la salud». (VER VÍDEO)

     Otras personalidades, como la periodista Beatriz Sánchez (VER VIDEO), el Diputado Gonzalo Winter (VER VÍDEO), Rodrigo Soto Villarroel, Directivo del Sindicato de Actores de Chile (SIDARTE) (VER VÍDEO) también han expresado su respaldo para que el Centro de Salud de Galvarino, sea manejado por las organizaciones locales.

Por José Luis Vargas, Colectivo Mapuexpress

te puede interesar