Home Opinión A pesar del calentamiento global, Trump provoca escalofríos en Marrakech