Home Opinión ¡No salga a buscar trabajo!

¡No salga a buscar trabajo!

por Jschilling

Por César Baeza Hidalgo

Para que las calles no se llenen de personas cesantes: ¡No salga a buscar trabajo! Es una alternativa en apoyo a la atrevida llamada que hizo a mediados del año pasado la ministra del Trabajo chilena, Claudia Serrano, cuando en una conferencia de prensa pidió que la gente no presione el marcado laboral, ante las cifras que llegaron al 9,8 % de desempleo.

“Quisiéramos decirles a quienes no están apremiados o cuyos cónyuges, hijos, familiares tienen tranquilidades en materia de empleo, que no presionen el mercado de trabajo en este año porque eso hace más difíciles las cosas”. Y añadió la ministra: “si no es estrictamente necesario, no es la recomendación partir por primera vez y activarse a buscar trabajo”.

Claro, de toda lógica el llamado de la secretaria de Estado. Acá en Chile se burlaron. Pero a mí me parece que ella debe saber lo que dice y como ya se sabe, no me gusta que se ironice sobre la autoridad de la clase política y menos del Ejecutivo. Deberíamos dejarle un espacio para que desarrolle su propuesta y no “presionar el mercado laboral”, para que la gente que realmente necesita trabajar encuentre dónde hacerlo con más facilidad: ¡Obvio!

Yo incluso ampliaría la propuesta hacia otras áreas: Pienso que para que no tengamos problemas en los centros de salud, quien se sienta enfermo mejor se quede en casa a menos que sea “estrictamente necesario”. Así descongestionamos las clínicas y hospitales y, de paso, disminuimos el nivel de estrés en el gremio de la salud –ha de ser por eso que tenemos reiteradas noticias de negligencia médica-.

Por otro lado, si el tráfico en las horas ‘pic’ es excesivo, porque no existe un sistema vial que responda al exceso de automóviles, mejor quédese en la oficina, y haría un llamado a que la gente no se vaya a descansar, a menos que sea imprescindible, cosa que además aportaría unas buenas horas de productividad al sistema, que en tiempos de crisis lo requiere tanto. ¡Y menos si tiene que hacer un trámite!: Esmérese para que sea en la hora de la descongestión.

Y bueno, si no tiene auto, ni hablar: ¿No ha visto cómo se colapsa el transporte público? Siga la línea de pensamiento de la Ministra. ¡Si pensar no cuesta nada!

También, de paso, ¡No se le vaya a ocurrir hacer un trámite de banco después de las 9:00! Mire que a las 9:30 ya las filas son interminables.

Es más, si no es absolutamente necesario: ¡No salga de la casa! ¿Para qué? Concentre sus actividades para un solo día de la semana o dos como mucho. Así optimiza el tiempo y no recargamos ninguna de las áreas que se encuentran colapsadas.

También deberíamos pedirle a la gente que declare lo contenta que está con su trabajo en las encuestas.., aunque no lo tenga, eso por ahora es lo de menos. Así disminuimos los malos índices. ¡Hay que aportarle al país! De cualquier modo las cifras han ubicado en lugares envidiables a Chile durante años, aunque la gente siga jodida.

Definitivamente la ciudadanía no se compromete y le falta conciencia. ¡Cómo es posible que busquen trabajo si no lo necesitan tanto! ¿Es que no se han dado cuenta que eso deja menos puestos libres? ¡Gracias al cielo que tenemos expertos como la ministra que ofrece alternativas creativas y un llamado a la conciencia y la solidaridad!

¡Absténgase por el bien de su prójimo! Ese es el mensaje de fondo. Y de paso le facilitamos el trabajo a nuestros políticos y gobernantes. En el caso de la ministra, quien se supone que su misión ha de ser resolver conflictos de trabajo, aportar a generar medidas para que a nadie le falte el empleo en la medida de lo posible. ¡Pero no le pida eso en tiempos de crisis! ¡En estas circunstancias nos debemos comprometer todos!

Por mi parte, hoy no salí a buscar. Me quedé en la casa leyendo los distintos comentarios que suscitó la incomprendida propuesta. Y llegué a la conclusión de que este tipo de medidas de fondo es lo que requerimos para salir del subdesarrollo. Hay seguir apoyando a nuestros y nuestras gobernantes, porque definitivamente han de saber lo que hacen.

¡Hasta cuándo! ¿Qué más necesitamos para despertar?

te puede interesar