Home Agencia de Noticias ¡¡La selva no se vende, la selva se defiende!!.

¡¡La selva no se vende, la selva se defiende!!.

by Patricio Rivera

selvaDESDE EL WAJMAPU, LLAMAMIENTO  A  LOS  PUEBLOS  DE  CHILE  Y DEL MUNDO:

A través de  diversos  medios,  nos   hemos  informado de la  brutal represión  y genocida  acción del   gobierno  del   Perú, encabezada por  su presidente Alan García Pérez,   en contra de nuestros hermanos indígenas de la  amazonia peruana; quienes piden al Gobierno cumplir el convenio 169 de la Organización internacional del trabajo O.I.T el cual señala que debe haber una consulta popular para el establecimiento de compañías nacionales o trasnacionales es su territorio.

Nada mas repudiable resulta la acción cobarde, brutal, inhumana, asesina de quien hoy se vanagloria de un gobierno servil a los  intereses de los  grupos económicos trasnacionales y de un modelo económico que no se  sostiene por  ningún lado y que para mantenerse,    saquean nuestros  recursos naturales, en beneficios de  sus ambiciones personales y mezquinos intereses, no importándoles los  costos humanos y el deterioro cada día mayor  de nuestra  madre naturaleza.

Hace   solo un par de  días – 31 de mayo – finalizo  la  cuarta  cumbre mundial de los pueblos y nacionalidades indígenas, realizado   en Puno Perú. Esta cumbre que congregó a mas  de siete mil seres humanos provenientes de  los  distintos puntos  de la tierra, para  conversar de los  mas diversos  temas   que  hoy preocupan   a la humanidad, entre  otros   el Calentamiento Global. Fuimos testigos y escuchamos en su cierre oficial las palabras del dirigente Alberto Pizango, que explicaba las razones de los hermanos amazónicos para defender la selva de las manos de las transnacionales petroleras y forestales: hacer que la vida perdure para sus hijos y descendientes y proteger a la madre tierra.
Cualquier gobierno, respetuoso de los  derechos humanos y de la vida, se siente halagado y  enaltecido de haber tenido  el privilegio de tener  por  algunos  días tanta sabiduría y conocimiento de pueblos milenarios que han sabido vivir en armonía  y equilibrios con la madre  naturaleza.
Sin embargo, el actual presidente de Perú,  Alan García Pérez y su primer ministro Simon Yehude,   como agradecimiento a tan importante   aporte de nuestros pueblos originarios,   respondieron con balas de guerra y muerte. Es más, tras la masacre, el presidente Alan García, haciendo honor a la tradición entreguista y racista de la maldición de Malinche; indicaría inoportunamente que los 400 mil indígenas que defienden la Amazonía, no son ciudadanos peruanos de primera clase.

Para quienes participamos en la cumbre de Puno, tuvimos el privilegio de  conocer, compartir, trabajar, soñar con una vida mas plena y libre para las futuras generaciones,   con  nuestros  hermanos que  hoy sufren la represión en la  amazonia  del Perú.

Para los familiares de nuestros  hermanos que  han tenido  que pagar  con su vida, la  defensa de la  vida, reciban desde el wajmapu – territorio mapuche – nuestro   apoyo y solidaridad en estos  momento difíciles, en que por  culpa de una mente desquiciada  y  enferma deben soportar el vacío que deja el arrebatamiento vil de  uno de  sus  seres  queridos.

Los pueblos  originarios  tenemos  la razón, así lo demuestran los miles  de años que llevamos conviviendo con la madre naturaleza. Sabemos que salvar  el planeta es tarea de todos, los pueblos originarios tenemos un aporte que  hacer en la tarea de defender la vida en todas sus formas.

Alan García debe renunciar: Por  incapacidad para  gobernar y traicionar el mandato del pueblo peruano al entregar los recursos naturales de su país a empresas transnacionales.
Los  crímenes de  Alan García no se  quedaran ahí, el mundo  debe condenarlo y juzgarlo por genocidio y crímenes de lesa humanidad en el Tribunal Penal Internacional. Desde el viernes 5 junio de 2009, Bagua es una afrenta contra la decencia y la dignidad de los pueblos originarios del Abya yala.

Desde el wajmapu gritamos como nuestros hermanos y hermanas lo hacen desde el Amazonas, por que su lucha por la tierra y la dignidad también es la nuestra:
¡¡La selva no se vende, la selva se defiende!!
¡¡marrichiwew!!

“Se nos quedó el maleficio de brindar al extranjero
Nuestra fe, nuestra cultura, nuestro pan, nuestro dinero.
Y les seguimos cambiando oro por cuentas de vidrio
Y damos nuestras riquezas por sus espejos con brillo.(…)
Tu, hipócrita, que te muestras humilde ante el extranjero
Pero te vuelves soberbio con tus hermanos del pueblo.
Oh, maldición de Malinche, enfermedad del presente
Cuándo dejarás mi tierra. Cuándo harás libre a mi gente”
Maldición de Malinche
Amparo Ochoa
Del cancionero popular

Parlamento Mapuche Koz Koz Mapu

Panguipulli, 11 de Junio 2009

Te puede interesar

Deja un comentario