Yo soy la Nakba

Por Javier Karmy

Yo soy la Nakba. Soy la catástrofe. Vivo el exilio. Soy el desplazado, el desterrado. Yo soy la Nakba. Yo soy el herido, el desangrado, el que perdió a su hija, a su madre y a su hermana. Yo soy la Nakba, porque expulso piedras por la liberación de mi pueblo y me encarcelan como a un animal más produciendo carne en un corral.

 Yo soy la Nakba porque me torturan, me controlan y me disparan. También me alimentan, me hacen vivir pero aunque también me pueden hacer morir, no lo hacen. Soy la Nakba porque, incluso si, encarcelado protesto rechazando la alimentación, obligan a alimentarme con procedimientos intravenosos condenados.

Yo soy la Nakba, la catástrofe que vive encarcelada en Gaza y se enfrenta a los tanques todos los días.

Yo soy la Nakba, porque todos los días es la Nakba. En 1948 comenzó la catástrofe palestina y es un presente continuo. Tu miras la Nakba, como ayer vimos el Holocausto y todos los otros holocaustos que la humanidad ha vivido (sí, también se puede escribir holocausto con minúscula). En fin, genocidios y masacres, colonizaciones y exterminios por montones que la humanidad ha vivido (¿o cometido?).

Pero si yo soy la Nakba es porque he sobrevivido a la ocupación, a la masacre, a la colonización de años. He sobrevivido al control militar, a la sagaz vigilancia de los drones que hoy se exportan por montones, a las bombas del condenado fósforo blanco, a los ataques a escuelas y refugios de la ONU, e incluso, a la misma muerte cuando las madres dan a luz aún después de muertas entre la masacre más dura que haya vivido Gaza el último tiempo.

Duele Palestina y hoy duele mucho la Franja de Gaza… pero soy la Nakba y estoy aquí para vivir y resistir iluminando como un sol a la humanidad. Y estoy herido de un brazo, de una pierna y del corazón. Y aunque me faltara un brazo, una pierna y el corazón seguiría vivo siendo la Nakba en esta tierra teñida de sangre.

Yo soy la Nakba y me levanto cada mañana con la única certeza que el muro caerá.

Por: Javier Karmy, Inspiración Nakba.

Ilustración: Alejandra Espinoza

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *