Violencia en Escuela Básica de Temucuicui. Nueva vulneración de los derechos de la niñez mapuche

niña mapucheEl día miércoles 14 de junio la escuela de la comunidad mapuche de Temucuicui se vio seriamente violentada por el accionar irracional de Carabineros de Chile. Lamentablemente, este hecho no es un acontecimiento aislado dentro del historial de violencia institucional que han experimentando las comunidades mapuche, sino más bien es parte de un proceso de violencia sistemática en contra de niñas, niños y adolescentes mapuche que viven en comunidades en proceso de reivindicación territorial.

Sin ir más lejos, en octubre del año 2015 la Alianza Territorial Mapuche (ATM) en conjunto con el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL, en su sigla en inglés) y la Fundación Apoyo a la Niñez y sus Derechos (ANIDE), presentó una “audiencia temática” ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunciando la situación de gravísimos abusos que experimenta la niñez mapuche. En dicha audiencia se expuso, a través de documentación escrita y audiovisual, la situación de violencia que experimentan niñas, niños y adolescentes mapuche como consecuencia del accionar y el uso excesivo de violencia por parte de las policías del Estado chileno. Asimismo, se dio a conocer la insuficiente respuesta del poder judicial frente a estos hechos. En dicha ocasión, la abogada de CEJIL, Juliana Bravo, señaló que “a la fecha no se conoce ninguna decisión que haya procesado y condenado a alguno de los integrantes de las fuerzas de seguridad que hayan actuado de manera violenta en esos hechos”. Hoy, luego de casi dos años de haber sido presentada esta audiencia, el panorama no ha cambiado.

Lo anterior, no es el único antecedente que se tiene en relación a las denuncias de la violación de los derechos de niñas, niños y adolescentes mapuche por parte de Carabineros y la Policía de Investigaciones. En el año 2011, la Fundación Anide junto a la Red Latinoamericana de Derechos de Infancia y Adolescencia, presentó un informe donde daba cuenta de medio centenar de situaciones que evidenciaban la violencia institucional hacia la niñez mapuche. Dentro de las conclusiones de este informe, se señalaba, ya en el 2011, que el tema de fondo en el conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, constituye un conflicto político. “El análisis y enumeración de casos demuestra además que la situación de la niñez mapuche se ha visto agravada en el último período producto del trato policial y de los mecanismos judiciales a que se encuentra expuesta. En este sentido cabe esperar de los organismos internacionales que respalden las demandas formuladas por la sociedad civil en términos de que se ponga fin a la militarización de las comunidades mapuche movilizadas; se adecuen los protocolos de las policías que regulen el uso de la fuerza y resguarden los derechos de la niñez; se promulgue una Ley de Protección Integral de la Niñez y se establezca la figura del Defensor Autónomo de la Niñez; y que, por supuesto, se aborde el conflicto político de fondo que obliga al Estado de Chile a iniciar un diálogo abierto con las comunidades mapuche para restituirles los derechos territoriales de los que fueron despojados” (Ver nota en mapuexpress).

El Colegio de Profesores, por su parte, y a través de un video difundido en internet, también condenó el ataque a la escuela básica de Temucuicui, señalando que se debe esclarecer las responsabilidades políticas del gobierno frente a este hecho, ya que las acciones de carabineros se enmarcan dentro de los mandatos del Ministerio del Interior (ver video en el siguiente link: Ver video).

Por otro lado, es preciso recordar que, pese a las indicaciones que ha realizado la Comisión Interamericana, el Instituto de Derechos Humanos de Chile y otras instituciones ligadas a las temáticas de Derechos Humanos, el Estado chileno no ha puesto freno a la violencia que experimentan niñas, niños y adolescentes mapuche. Por el contrario, y a la luz de lo sucedido el miércoles 14 de junio en la escuela básica G-816 de la comunidad Temucuicui, se logra apreciar de manera contundente que el Estado chileno no se ha hecho cargo de esta situación y más bien sigue violentando a las comunidades en proceso de reivindicación territorial. Frente a esta situación, la Gobernación de Malleco a través de un comunicado señalo que “El ingreso de personal de Carabineros a la comunidad Temucuicui se enmarca en la investigación que encabeza el Ministerio Público destinada a esclarecer el lamentable incendio que afectó a una iglesia evangélica al interior de la comunidad y el ataque sufrido por un equipo de prensa de TVN. Ambos hechos ocurrieron el pasado 06 de junio”. Frente a esta nuevo caso de violencia experimentado por las niñas y niños de la escuela de Temucuicui, el apoderado de la escuela y werken Mijael Carbone señaló: “la policía se parapetó al interior de la escuela, desde donde dispararon y lanzaron gases lacrimógenos, ello, para provocar el temor, para desperfilar el tema de movimiento mapuche”, agregando que es habitual que la policía ingrese sin dar ningún tipo de explicaciones, pues “acá los dispositivos, los blindados ingresan raudamente, es común, helicópteros y avionetas sobrevuelan esta comunidad. Luego, las instituciones de gobiernos argumentan en los medios que acá vienen a buscar a delincuentes. Y nosotros queremos ser claros y enfáticos en señalar que aquí no tenemos delincuentes al interior de Temucuicui, sí tenemos una ciudadanía totalmente distinta a la que han querido someter, somos mapuche y nos mantenemos como tal, y ese es el problema que el Estado tiene con nosotros” (Ver declaraciones).

Ante esta nueva situación de vulneración de los derechos de niñas, niños y adolescentes mapuche, es legítimo preguntarse: ¿qué tiene que ver en estos hechos delictuales la escuela de Temucuicui?, ¿le cabe alguna responsabilidad a niñas y niños que estudian en dicho establecimiento educacional?, ¿dónde está la aplicación de los “protocolos” de acción que la corte suprema ha dicho que se deben aplicar en estos procedimientos? Asimismo, llama tremendamente la atención que las instituciones encargadas de velar por los derechos de niñas, niños y adolescentes (Sename, Consejo Nacional de la Infancia, Chile Crece Contigo, JUNJI) no se hayan pronunciado al respecto. Y, por el contrario, mantengan un mutismo que preocupa.

Fuente: PICHIKECHE

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *