Violencia contra Radio Arcángel

fotomapuchePor Elías Paillan, Observatorio Ciudadano
Atribuyen a personas cercanas a intereses de las empresas que invierten en la zona hechos de violencia registrados últimamente en Melipeuco. Representantes de organizaciones agrupadas en el Concejo Comunitario de Melipeuco, encabezado por el lonko José Relmucao Porma, dieron a conocer en conferencia de prensa en Temuco una serie de hechos que afectan la tranquilidad en la zona. La relacionan con intereses de empresas que pretenden instalar proyectos como centrales hidroeléctricas, pisciculturas y centrales geotérmicas. Presentaron un recurso de protección en contra de la empresa Los Fiordos Ltda. en noviembre del año pasado, aun sin resultado. Dueño de Radio Arcángel sufrió amenazas telefónicas, entraron a sus estudios e inutilizaron el computador.

“Hace dos semanas Benjamín Oñate, dueño de la radio Arcángel, recibió una llamada anónima de amenaza en que le decaían que tuviera cuidado, que no dijera cosas y luego le cortaron. Al otro día se repitió la llamada. Y hace dos viernes atrás, por la noche, se metieron a la radio, abrieron la puerta con llaves especiales y sin causar destrozos. Se metieron al computador, borraron programas, cuñas y echaron a perder el equipo, lo que obligó a estar dos días en silencio mientras se mandaba a arreglar”. Así relata la señora Luz, esposa de Oñate, lo sucedido en Melipeuco.
Y a lo anterior se suman otros hechos delicados, como el incendio a un quisco en febrero de este año, apedreamiento a vehículos y amenazas vía correo electrónico contra quienes son parte integrante del Consejo Comunitario, y que desde allí cuestionan la forma en que se implementan determinados proyectos de inversión de gran escala, como la piscicultura, centrales hidroeléctricas y de geotermia.
“Es muy preocupante y delicado lo que está sucediendo en esta comuna cordillerana de la novena región, antes denominada zona agrícola, y hoy calificada como forestal y ganadera”, señala y recuerda el lonko comunal de Melipeuco y de la comunidad Juan Meli, José Relmucao Porma, quien junto a Boris Muñoz, asesor jurídico, y al werken Emilio Painemal, viajaron hasta Temuco para dar a conocer estos hechos a la prensa, realizar gestiones ante la Fiscalía y entregar una carta a la intendenta Nora Barrientos invitándola a la zona.
Según ellos, los hechos son atribuibles a los intereses de las empresas que pretenden implementar en la zona y a la fuerza proyectos de inversión de gran escala. “Hace cinco años atrás se instaló una pesquera y nos dañó el cauce del río Peuco”, cuenta el lonko Relmucao.
En efecto, según el Informe impactos derivados de la instalación y funcionamiento de la Piscicultura Los Fiordos Ltda., realizada por María José Araya, socióloga de la Universidad de Chile, da cuenta “que el río Peuco se ha visto contaminado por los residuos arrojados por la piscicultura al acuífero, afectando de forma directa la economía campesina de carácter agrícola y ganadero”.
El estudio también arrojó resultados de afectación en la dimensión de carácter cultural del sector, que da vida a sus creencias y culto religioso. “El agua posee un carácter sagrado, dotado de un gen, espíritus que habitan en cada ser, fundamental para la reproducción de la vida y la cultura”, argumenta el lonko. Y concluye diciendo que “el actuar de la empresa recae en una forma de discriminación hacia los pueblos indígenas entendida como racismo ambiental, pues la actividad industrial arremete de forma directa el patrimonio natural y cultural de la comunidad”.
Acciones jurídicas y ciudadanas
El 28 de noviembre del año pasado Eliana Horma Hidalgo presentó un recurso de protección a favor de la Comunidad Juan Meli y en contra de la empresa Los Fiordos Ltda. y la Corema de la Novena Región, por cuanto la empresa quebrantó las normas de salubridad provocando graves consecuencia. Y dado que la Corema confiere mayor envergadura al derecho de la empresa, violando las garantías constitucionales, según explican en el recurso. Sin embargo, hasta la fecha no hay pronunciamiento de la corte respecto del recurso, señala Boris Muñoz.
Hoy las comunidades de la comuna de Melipeuco se encuentran en alerta, por cuanto recientemente, específicamente la semana pasada, supuestos profesionales se han acercado a las casas de comuneros asegurando que determinados proyectos hidroeléctricos se realizarán de todas maneras y que ellos deben firmar ciertos documentos, esgrimiendo ser funcionarios de gobierno. Por ello se han acercado al Observatorio Ciudadano, con el fin de buscar alianzas y generar una estrategia de incidencia en la promoción, información y de participación ciudadana en los proyectos que se pretenden impulsar en la zona.
El conflicto que se ha suscitado no solo es con las empresas que pretenden desarrollar sus proyectos de inversión en medio del territorio pehuenche y sirviéndose de los recursos naturales que las comunidades ancestralmente usan; sino también contra la actitud omisiva de parte de los organismos públicos competentes en materias ambientales e indígenas, quienes en la práctica hacen caso omiso a la protección de los derechos de la ley indígena y solo exigen meras Declaraciones de Impacto Ambiental, inhibiendo toda participación de las comunidades en la aprobación, rechazo o compensación de proyectos que modificarán insoslayablemente sus usos y costumbres, afectando también los cultos.
El Consejo Comunitario de Melipeuco reúne a comunidades mapuche, personas naturales y organizaciones no mapuche de la comuna, en la tarea común de informar a los afectados por estos proyectos sobre sus derechos e implicancias de los proyectos actuales y futuros. Por ello es que han sido víctimas de amenazas y atentados, hechos que son denunciados a la autoridad, pero que no han sido esclarecidos y no ha habido de su parte siquiera una manifestación de apoyo frente a toda esta violencia organizada que actúa imponiendo temor, miedo y confusión en contra de las organizaciones sociales de Melipeuco.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *