Venezuela: Mordaza a Radio Comunitaria “Alí Primera”

http://www.aporrea.org

La Constitución contempla con amplitud la participación democrática y protagónica; profusamente ilustra con palabras, inclusión multi y pluricultural, ciudadanía, soberano y para él el poder; entrelazados con cinta tricolor, resalta, los principios y los valores. Es conciencia y corazón del proceso revolucionario. Con la venia del Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, se abren los espacios para elevar la voz del Soberano. En tanto, la magia fecunda comunicacional de las emisoras comunitarias se hace presente para dar cabida a ese pueblo que durante años estuvo oprimido, excluido, negado a escenarios que eran para un número muy pequeño de venezolanos y venezolanas. A través de ellas, se practica la comunicación dialógica que implica intercambio para informar, promover, divulgar, denunciar, proponer, difundir potencialidades y amenazas en lo  tocante a los distintos espacios que hacen comunidad. Esto abre las sendas para, echar a andar el desarrollo endógeno.

Siendo así, las Emisoras Comunitarias se convierten en maravillosas y titánicas aliadas que además de abrazar la amplitud y diversidad se compenetran con el tejido social, sin duda, para construir. Ahora bien, la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, debe cumplir con su rol social, es decir, el trabajo mancomunado con las comunidades, estar al servicio de su desarrollo sostenible y sustentable, mediante la investigación, docencia y extensión, síntesis e integración comprometida con visión para la reconstrucción del país.

Por lo planteado, observamos que la Emisora Comunitaria “Alí Primera”, instalada en la Universidad es una excelente afiliación, juntas, una y otra interconectadas, empalmadas, en la reciprocidad; alistadas con la comunidad para lograr propósitos y metas. Imagínense el recurso, nada más que para la praxis del Servicio Comunitario. Es por ello que, observamos con estupor, atónitos y perplejos el agravio a que ha sido sometida, precisamente por autoridades rectorales y directores; comodines, al fin y al cabo, de la Rectora quien, definitivamente es una infiltrada en este proceso de cambio, el cual, con amor, trabajo, esfuerzo, esperanza hemos impulsado quienes estamos convencidos que ese es el camino.

Estas autoridades han interrumpido el vuelo al cóndor, ¡A la UNESR! Han cortado sus alas y la han amordazado, como universidad de vanguardia en el proceso revolucionario. Están ciegos, no ven la amplitud del horizonte; prefieren volver al claustro y constreñirnos a él, convertirnos en gallinas que picoteemos el suelo y, nada más. Tan cierto es, que no visitan los Núcleos, no se cercioran de las incoherencias e irregularidades que se cometen a causa de la ignorancia por quienes los dirigen.

Así, en el claustro, no se comunican con el administrativo ni con el facilitador ni con el participante y menos con el obrero, y, cuando lo hacen es para levantar falsos informes, reclamar a gritos, no entregarles la cesta tique, retenerles la quincena, son intemperantes, atentan contra los derechos sagrados del trabajador. Así es la práctica  mefítica y torpe “del control” en el Núcleo Valera. Como si de un amo de hacienda a un peón se tratara. Tienen aires de caudillitos bravucones. ¡Cuidado! Como diría, Alí Primera, aludiendo al pueblo bravo “somos como el cuero seco, si nos pisan por una esquina nos levantamos por la otra”

De lo que sí  se tiene que hablar, es que no podemos permitirles a estas autoridades un atropello más. Desalojar a la Radio Comunitaria de los espacios del Valle, es como clavar una daga al corazón de lo comunitario, de las localidades donde se hallan las manifestaciones culturales; es un irrespeto al sentir individual y de todo un colectivo. Es la no valoración a la cotidianidad, a la vida, a la educación, a lo político; es enlutar a los hombres y a las mujeres en sus sueños y sus realizaciones. Aceptar este atropello es ir contra lo constitucional, contra el ejercicio del soberano, contra la sensibilidad social, contra la historia local que nos sustenta como pueblo.

Docentes:

Carlota Egáñez             Pedro J. Fuentes             María Sara Vivas A.       Gisela Guerrero

C.I. (en archivo)

msarav2007@hotmail.com

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *