Vecinos denuncian continuos robos del “Cisarro de Talcahuano”

10271570_774932769184172_1142274232011392615_nVecinos de la población Presidente Ríos de Talcahuano han sufrido, durante las últimas semanas, una serie de robos por parte de un menor al que ya denominan el “Cisarro” de Talcahuano.

Robos dentro de los autos, dentro de las casas, patios y negocios son sucesos que se vienen repitiendo.

Lo cierto es que la situación del menor es preocupante, no solo por los actos delictivos que ocasiona, sino también por sus miserables condiciones de vida. Los vecinos saben que es hijo de una pareja de alcohólicos y drogadictos que viven en una de las poblaciones más pobres del puerto, la Población Libertad, un par de poblaciones aledañas a la Presidente Ríos.

B., tiene 13 años y a su corta edad cuenta con 60 detenciones según información proporcionada a los vecinos por Carabineros. Quienes lo bautizaron como Cisarro- por el caso del niño de 15 años que en Santiago habitualmente se ve involucrado en este tipo de eventos- fueron los conductores de colectivos del Puerto y que habitualmente lo ven en las calles, aspirando pegamento.

El último vecino afectado fue Julio Inostroza, del popular negocio “Totocha” quien señaló a Resumen que fueron testigos como al niño se le aprehendió para soltarlo nuevamente un par de cuadras más lejos, pues carabineros no tendría mayores facultades en el caso de un menor.

No obstante, la situación es más compleja. Fundamentalmente, porque cuando se pide la intervención de una institución del Estado como el SENAME, como sugieren los vecinos, estos niños mejoran por un tiempo para volver, posteriormente, a sus viejas andanzas. En parte por la precariedad del servicio público, en parte también, por el enfoque del servicio social del Estado.

Docentes de diversos colegios y liceos se han visto también involucrados en estas problemáticas, denunciando que los establecimientos educacionales no cuentan con la infraestructura, las capacidades y los recursos técnicos como para lograr mejores condiciones para los niños y adolescentes, quienes cuentan con trastornos disociales de un profundo arraigo, por ser parte de su sistema de sobrevivencia en medio de la marginalidad y la violencia.

Es probable que a través de los medios de comunicación dominantes, se quiera invisibilizar la problemática de este niño, así como también se hizo con Cisarro. Fundamentalmente, porque estos casos expresan la profunda marginalidad social y la pobreza en la que pueden vivir muchos niños chilenos, afectos a una violencia social y económica brutal. Que de ninguna manera mejorara construyendo más cárceles y volviendo más represivas las normativas, sino con una profunda transformación en al distribución de los ingresos.

Escrito por resumen.cl

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *