Vecinos de San Fabián de Alico rechazan embalse Punilla y afirman que no beneficia a la comunidad

escrito por TBB  
marchapunillaVecinos de San Fabián de Alico se manifestaron masivamente este miércoles en la comuna de San Carlos, en rechazo a la construcción del embalse Punilla. Y aún cuando la oposición a ese proyecto es creciente, por la tarde, la Junta de Vigilancia del Río Ñuble firmó el Compromiso de Compra de las Acciones del embalse por parte de los más de 6 mil regantes que conforman esta agrupación.

Lo que querían las organizaciones convocantes a esta manifestación, era aprovechar la visita que el presidente de la República realizaría a la zona para participar en la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural y asistir a la firma de este compromiso. Piñera no llegó. Si lo hizo su mujer, Cecilia Morel.

Así, mientras en la Medialuna de San Carlos se efectuaba el acto de festejo a las mujeres rurales, en el centro de la ciudad, una masiva columna de vecinos y representante de distintas organizaciones sociales, vecinales y ambientalistas, además del Concejo Municipal y la propia alcaldesa de San Fabián, Lorena Jardúa, expresaban su rechazo a esta iniciativa.

“Nos movilizamos para decir que no queremos el embalse. Pueden reubicarlo donde quieren pero no en nuestra comuna”, recalcó la autoridad comunal.

Comentó que hace un par de meses, solicitaron que se revise la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto en cuanto a número de afectados, daño vulcanológico del embalse en caso de sismo o de erupción del volcán Chillán, daño de la roca donde se emplazará el proyecto y el impacto en la comuna considerada Reserva de la Biósfera.

Sin embargo, los opositores al Punilla igual se hicieron presente en la actividad oficial. Es así como un grupo de personas llegó hasta la Medialuna y logró acercarse a Cecilia Morel, a quien entregaron una carta dirigida a Sebastián Piñera.

“Venimos en forma humilde y pacífica desde San Fabián de Alico, comuna cordillerana donde se preservan las costumbres tradicionales de nuestra gente de campo y donde aún podemos mostrar orgullosos una tierra generosamente bendecida por la naturaleza, cuyos recursos alimentan a nuestras familias y a muchas otras del Ñuble”, parte señalando la misiva.

Luego describen el sentir de los vecinos que sienten que su territorio se ve seriamente amenazado por el embalse Punilla, “que espera proveer agua de regadío y energía eléctrica costo socio-económico enorme, para perjuicio – y ningún beneficio- de nuestra comunidad y la biósfera que nos sostiene como seres humanos. Pérdida de biodiversidad, deforestación, traslado de familias, aumento explosivo de población y en fin, hipoteca de nuestro desarrollo futuro para resolver problemas inmediatos de los cuales nuestra misma sociedad actual es responsable”.

Para los vecinos de San Fabián no es casualidad que  la UNESCO haya declarado a este rincón de nuestra tierra como “Reserva de la Biósfera Corredor Biológico Nevados de Chillán – Laguna del Laja”.

“Esto nos da una tremenda oportunidad de plantear un desarrollo humano armónico, de alto valor agregado y que logre preservar un hábitat donde conviven los bosques nativos más biodiversos del país, incluyendo la última población de huemules de la zona central”, sostienen.

Y luego se preguntan: “¿Cómo se llegó a una situación en que las abundantes aguas que nos entregan nuestra cordillera no son suficientes? Creemos que es consecuencia, por un lado, de un proceso evidente de cambio climático que –aún teniendo una componente natural-, su principal motor ha sido la excesiva actividad humana y sus impactos que han modificado el clima a escala global“.

Precisan también que en pos del mentado crecimiento económico, lo que único que se ha hecho es “ir secando” al país con políticas que fomentan la degradación ambiental y el saqueo de los recursos naturales. “¿Consideramos la cantidad de agua que íbamos a tener disponible cuando se aprobó el D.L 701 de 1974 -y las intenciones actuales de extenderlo por 20 años más -, que fomenta y subsidia las plantaciones forestales exóticas? ¿Hicimos una buena proyección de oferta hídrica cuando declaramos que queríamos a Chile como “Potencia alimentaria
y forestal”?”, se preguntan.

Por lo mismo, afirman, les parece paradójico que se busque apagar el incendio “que hemos creado por nuestra eco-ceguera”, con un proyecto de la envergadura del embalse Punilla. “Simplemente, nos parece la perpetuación de un círculo vicioso que parece proyectar un promisorio futuro en el corto plazo, pero tiene costos enormes si nos paramos en los hombros de los gigantes y miramos “un poco más allá”.

Reconocen que si bien el panorama parece complejo, tampoco es una opción continuar depredando el medio ambiente. “Creemos en la eficiencia hídrica y energética – está suficientemente demostrado que políticas de este tipo pueden solucionar gran parte del problema-, pero sobre todo en volver a reflexionar sobre lo que entendemos por desarrollo y lo que queremos como país. Para esto, los hombros de los gigantes están disponibles y esperando a que nos sentemos, “veamos más allá”, y enmendemos el rumbo”.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *