Ultimatun Pehuenche a gobierno de Piñera

por Andrés Figueroa resumen.cl
El domingo 8 de mayo, a las 9:00 hrs., comuneros del territorio pehuenche de Cunco y Melipeuco, a casi 750 kilómetros al sur de Santiago en la Región de la Araucanía, ocuparon predios usurpados del Fundo Arauco (Ferrari-Viñuela) y la Forestal Mininco, “en vista de la nula voluntad política del gobierno de cumplir con los pactos acordados con el Estado chileno”, señaló el vocero mapuche, Luis Igaiman. Sólo a las 18:00 hrs. abandonaron el lugar. El objetivo de la acción fue llamar la atención del Estado sobre las reivindicaciones territoriales incumplidas.
“Cunco y Melipeuco se están llenando de centrales de paso por las industrias forestales, mineras, pesqueras y aeropuertos”, afirmó Igaiman.

-¿Cuáles son las consecuencias para las comunidades?
“Impactan en el medioambiente, contaminan las aguas. Antes uno podía tomar agua en cualquier río sin problemas. Sin embargo, ahora ni los animales pueden beberla y nadie puede bañarse porque las aguas tienen productos extraños y un olor fétido. Cada vez resulta más difícil vivir aquí.”

-¿Y de dónde sacan agua en la actualidad?

“Nos abastecemos de pozos profundos. Pero ya estamos sufriendo una fuerte merma de los pozos, sobre todo en los sectores más altos y cerca de la Forestal Mininco. Sin agua se termina la fauna, la medicina, la cosmovisión, la ciencia, la filosofía nuestras. Para nosotros la tierra es nuestra madre y vivimos en armonía con ella.”
Luis Igaiman Morales explicó que las comunidades no quieren el territorio para explotarlo o venderlo. Apenas para vivir y cautelar su cultura castigada históricamente por el Estado de Chile.

EL PROCESO
La medida tomada por los comuneros no es impulsiva, irracional o improvisada. Luis Igaiman contó que “las comunas ya cumplimos, después de un año y medio de trámites, con la aplicabilidad y admisibilidad (ejecución de medidas y requisitos que pide la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, CONADI para la recuperación de parte de tierras mapuche). Además, José Viera Gallo, ministro de la Secretaría General de la Presidencia en el gobierno de Bachelet, se había comprometido al respecto con nosotros, firmando documentos y convenios a nivel general con las comunidades demandantes” y añadió que “por nuestra parte hicimos lo pactado, entendiendo que era un acuerdo de Estado, independientemente del gobierno de turno”.

-¿Y en qué consistía?
“En la entrega de tierras a 10 comunidades que ya tenían la tramitación realizada. En mi comunidad, por ejemplo, se trataba de la devolución de unas veinte hectáreas por persona. Pero con el actual gobierno todos los procesos se han ido truncando y no ha pasado nada. Hemos hecho todas las conversaciones formales y cumplido con los protocolos con las autoridades de CONADI. Pero nos dijeron que en 8 o 10 años más podría haber posibilidades, porque tenían un programa planificado para 20 años. La última reunión fue hace tres semanas atrás.”

LA DECISIÓN
No fue vana la iniciativa adoptada por los comuneros de Cunco y Melipeuco. El lunes 9 de mayo, al día siguiente de la ofensiva mapuche, llegó el gobernador de la provincia de Cautín, Miguel Mellado Suazo, y el subdirector de CONADI, Patricio Sáenz, a parlamentar con los pehuenche movilizados para tratar de controlar y poner paños fríos a la indignación originaria. Sin embargo, las autoridades luego de palabras corteses y vacías terminaron por excusarse por los incumplimientos, comunicando a los comuneros que para cualquier resolución debían primero consultar al Gobierno Central. Los originarios les dieron de 20 a 30 días de plazo para llegar con una respuesta concreta y se declararon en estado de alerta.
“Si no se llega a un acuerdo satisfactorio, simplemente continuaremos recuperando nuestras tierras. Y esto se va ir masificando. Va ir más allá de la comuna de Cunco porque existe un descontento generalizado de parte de las comunidades”, sentenció Luis Igaiman.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *