Ultima hora… Corte Suprema rebaja condenas a mapuches pero no anula juicio oral

El Mostrador

Finalmente, la sala penal de la Corte Suprema acogió en parte los recursos de nulidad interpuestos por la defensa de los cuatro comuneros mapuches condenados a 20 años de cárcel por el Tribunal Oral de Cañete, que los había condenado a más 20 años de prisión por el frustrado atentado contra el fiscal Mario Elgueta, ocurrido en octubre de 2008.

El ministro Nibaldo Segura dio a conocer a las 13:00 horas la resolución que anuló el dictamen en su contra y dispuso una sentencia de reemplazo, por lo que los cuatro imputados que mantienen una huelga de hambre que este viernes cumple 80 días, no deberán enfrentar una nueva audiencia. La decisión del máximo tribunal rebajó a sólo tres años la pena que deben cumplir y recalificó los delitos.

La decisión benefició a Jonathan Huillical Méndez, Jose Huenuche Reimán y Ramón LLanquileo Pilquimán y al ex líder de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul Carillanca. Este último, sin embargo, fue sentenciado a cuatro años, pero primero debe cumplir otra condena de cinco años, por lo que suma en total nueve años.

El fallo dispuesto por la sala conformada también por los ministros Jaime Rodríguez, Rubén Ballesteros, Carlos Künsemüller y Hugo Dolmestch dispone la anulación de la sentencia “en forma parcial, sólo en lo que respecta a los delitos de homicidio frustrado en la persona del fiscal del Ministerio Público y lesiones simplemente graves inferidas a los funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile, segmento que se reemplaza por la sentencia que se dicta a continuación, sin nueva audiencia y en forma separada”.

Esta última, señala que “se condena a los acusados Ramón Esteban Llanquileo Pilquiman, José Santiago Huenuche Reiman y Johnattan Huillical Méndez, a la pena única temporal de tres años y un día de presidio menor en su grado máximo, y a Héctor Javier Llaitul Carrillanca a la pena única de cuatro años de presidio menor en su grado máximo, por sus respectivas responsabilidades de autores de los delitos reiterados de lesiones simplemente graves inferidas a los funcionarios policiales Jorge Ojeda Fuentes, Walter Oyarce Vergara y Alejandro Rojas Riffo, y menos graves causadas al fiscal Mario Elgueta Salinas”.

Agrega que se les impone también las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos, y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de cada condena”. Finalmente el fallo indica que “la sanción principal deberá purgarla a continuación de aquella que se le infringió por su responsabilidad de autores del delito de robo con intimidación que sufrieron por la sentencia que se anuló parcialmente”.
Reacciones

El dictamen de la Suprema no dejó conforme al abogado de Héctor Llaitul, Pablo Ortega, quien deberá antes cumplir otra condena por el ataque con intimidación en contra del agricultor José Santos Jorquera. “Es un fallo que para la defensa es contradictorio. Por un lado nunca es malo que bajen la pena, pero creemos que es una sentencia que tendremos que revisar, analizar y eventualmente recurrir ante tribunales internacionales toda vez que los argumentos de la defensa en torno a que el testigo secreto fue utilizado siguen vigentes”, dijo el profesional a la radio Bío Bío.
Natividad Llanquileo, vocera de los comuneros mapuches, manifestó estar “muy decepcionada” con la justicia chilena tras conocer la resolución de la Corte Suprema que si bien rebajó las penas a sus representados no anuló el juicio. “No puede ser que se avalen los testigos sin rostro en estos procesos contra nuestros hermanos. Hablé con ellos y están tan molestos como nosotros y van a continuar la huelga de hambre”, sostuvo. Agregando que “algunos de ellos están realmente mal, pero si llega a suceder una tragedia, el Estado chileno deberá hacerse responsable de ello por mantener esta Ley Antiterrorista”.
Tras el fallo, el miembro de la Sala Penal y vocero de la Corte Suprema, Jaime Rodríguez Espoz, explicó las implicancias de la resolución. El magistrado aseguró que el proceso por el cual los mapuche fueron condenados fue “justo”, al ser consultado sobre la aplicación de herramientas de la Ley Antiterrorista durante la investigación del Ministerio Público y que no fueron mencionadas en la resolución del máximo tribunal.

“A mí me pareció un juicio justo”, dijo el juez, quien también enfrentó preguntas referidas a los cuestionamientos de organismos internacionales respecto de la aplicación de la Ley Antiterrorista en Chile. “¿Usted cree que los tratados internacionales están avalando las balaceras y los atentados contra las autoridades del país? ¿Cree que los tribunales podrían avalar esas conductas?”, cuestionó Rodríguez.
El ministro Rodríguez hizo un llamado a los mapuches en ayuno a que depongan la huelga, recordando que fueron beneficiados con la rebaja de su sentencia, pero que deben someterse como cualquier otro chileno a la jurisdicción de los tribunales de justicia. “Es respetable su situación (del ayuno), pero no la comparto en absoluto. No la comparto porque creo que ellos deben someterse a la jurisdicción de los tribunales de justicia que ellos aceptaron. En todos los juicios uno corre el riesgo de que no le guste lo resuelto, pero es un riesgo que todos los que entramos a los juicios en los tribunales debemos correr. Imagínese que cada uno obtuviera lo que quisiera, no podríamos tener tribunales”, dijo.

En ese marco, el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, también se refirió al fallo, pero fundamentalmente a la decisión de los comuneros de mantener su huelga de hambre. El representante del Poder Judicial explicó que el fallo de la Sala Penal es “la última palabra y hay que acatarla. Uno aspiraría que los comuneros dejen la huelga de hambre porque han logrado algo que ellos pretendían que es rebajar sus condenas”, concluyó.
Por su parte, el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, confirmó que se reunirá con familiares de los comuneros mapuche condenados por el atentado al fiscal Mario Elgueta y el robo con violencia al agricultor Santos Jorquera en Cañete. Esto, luego de que la Corte Suprema anulara parcialmente el juicio que los condenó a más de 20 años de presidio y rebajara las penas.

“Esta tarde a las 19 horas me voy a reunir con los familiares de los mapuches que han sido juzgados y escucharé lo que ellos me quieren decir y contar frente a una situación tan delicada como esta”, adelantó Ezzati. Frente al fallo del máximo tribunal, el religioso considera que “habría que ver desde el aspecto jurídico si era más favorable anularlo o disminuir la pena, como se hizo en este momento”. Sin embargo, reconoció “el aspecto positivo que esto tiene también”.

“En el ámbito judicial a mi no me corresponde juzgar, pero sin duda es una señal el hecho que la Corte Suprema haya querido disminuir de esta manera significativa -a mi manera de ver- la condena, es un gesto que vale la pena destacar. Y habrá que seguir profundizando los caminos para lograr la respuesta definitiva a estos problemas”, añadió. Con respecto a la huelga de hambre que mantienen los cuatro comuneros, Ezzati hizo un llamado a la vida.

“Mi llamado es un llamado a la vida, con la vida se puede hacer todo”, sostuvo. “Creo que afirmar el valor de la vida es el deber más importante que yo tengo. La vida es el don fundamental que permite todos los demás dones”, agregó. “En el ámbito judicial a mi no me corresponde juzgar, pero sin duda es una señal el hecho que la Corte Suprema haya querido disminuir de esta manera significativa -a mi manera de ver- la condena, es un gesto que vale la pena destacar. Y habrá que seguir profundizando los caminos para lograr la respuesta definitiva a estos problemas”. “Uno nunca esta conforme si es que no está todo, pero hay que reconocer el aspecto positivo que esto tiene también”, señaló.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *