TV digital y TV comunitaria: falencias y omisiones de la futura ley

por Chiara Sáez Baeza

 

Uno de los objetivos de la Mesa de Ciudadanía y TV Digital [www.ciudadaniatv.cl] en el actual debate es velar porque exista una política integral de fomento a la televisión educativa, cultural y comunitaria. Con respecto al ámbito específico de la TV comunitaria, nos parece que el actual proyecto de ley, en el estado de avance que se encuentra,  no  garantiza la sustentabilidad del sector al menos respecto de tres temas: la definición de concesión comunitaria, los mecanismos de asignación de estas concesiones y qué va a  pasar en el nuevo contexto tecnológico con las emisoras comunitarias existentes.

 

Definición: En el paso del proyecto de ley por la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara se aprobó un error conceptual que se ha mantenido hasta ahora en el proyecto de ley: abrir las concesiones comunitarias a organizaciones privadas, con y sin fines de lucro, alterando la definición misma de medio comunitario.

 

Las definiciones internacionales más reconocidas en el tema (la de AMARC 2008 y la del Parlamento Europeo 2008) son consistentes en señalar que los medios comunitarios son, por definición no-lucrativos, porque no operan con criterios de rentabilidad financiera, sino de rentabilidad social, utilizando indicadores tales como la promoción de la diversidad, del pluralismo, de la interculturalidad. Sin embargo, el hecho de que no tengan fines de lucro no quiere decir que los medios comunitarios tengan que ser pobres, ni pequeños ni pocos: simplemente, quiere decir que todos los excedentes que generan o reciben los reinvierten en el mismo proyecto.

 

Junto con la necesidad de retomar el sentido original del proyecto de ley enviado por el Ejecutivo respecto a la definición de concesiones comunitarias y quienes pueden acceder a ellas, nos interesa también que el texto de la ley sea explícito en señalar otras características de estos medios, a saber:

 

–        La participación (en las distintas fases del proceso comunicativo ) de la comunidad (ya sea comunidad en términos geográficos o como grupo de interés) a la cual el medio comunitario dice representar

 

–        Excluir del acceso como concesionarias de tvs comunitarias a partidos políticos y organizaciones religiosas , como manera de asegurar su independencia. Lo anterior en ningún caso excluye que contenidos políticos y religiosos puedan ser parte de estas televisiones.

 

–        Mecanismos de asignación que tomen en cuenta la opinión de las potenciales comunidades beneficiarias, por la vía de audiencias públicas y de los expertos en el tema, vía consejos asesores. Estos mecanismos de asignación de las concesiones comunitarias han sido recomendados por el Relator de la Libre Expresión de la ONU en su Informe 2010.

 

Las indicaciones 328 a 332 (Cantero; Letelier; Girardi y Quintana; Pizarro; Zaldívar) recogen la propuesta íntegra de la mesa respecto a mejorar la definición. La 334 (Rincón, Pizarro y Rossi) recoge sólo uno de los puntos de la propuesta. Alertamos de paso sobre la indicación 327 que va en sentido completamente opuesto. Esta indicación presentada por el Ejecutivo elimina la definición de las concesiones comunitarias que ya está en la ley y deja la definición vinculada a una reformulación del artículo 15ter, que es regresiva e insuficiente respecto del texto actual aprobado por los Diputados, ya que no define estas concesiones: sólo delimita quienes pueden acceder a sus concesiones). También ponemos una alerta especial sobre la indicación 1, que propone aplicar a las concesiones de tv comunitaria la misma noción de “medios de mínima cobertura” que se ha aplicado en Chile a las radios comunitarias y que constituye uno de los principales factores institucionales para explicar su precariedad actual dentro del paisaje radial.

 

El mecanismo de entrega de concesiones propuesto por la mesa es recogido en las indicaciones 100 y 101 (Girardi, Quintana y Pizarro). Tanto las audiencias públicas como los comités consultivos se encuentran en diversas legislaciones internacionales relativas a telecomunicaciones y radiodifusión (España. Uruguay, Estados Unidos), incluso para otro tipo de concesiones. No vemos este tipo de mecanismos como formas de injerencia o de vulneración a la autonomía del CNTV. Por el contrario, pensamos que lo reafirman en esta posición de un modo que al mismo tiempo lo pone en diálogo con la academia y la sociedad civil.

 

Otro tema que el proyecto de ley no toma en consideración es ¿qué va a pasar en el contexto digital con las actuales televisoras comunitarias existentes? Actualmente son màs de 20 en todo el país y se encuentran asociadas a su vez en dos organizaciones de alcance nacional: la Red de Televisoras Populares y la Asamblea de Medios de los Pueblos de Chile. La tv comunitaria chilena más antigua tiene más de 10 años de experiencia.

 

Las TVs comunitarias se encuentran actualmente en un limbo legal del cual el Estado ha sido cómplice porque en el contexto analógico no legisló sobre este tipo de concesiones ni generó condiciones que ayudaran a regular su situación. Por otro lado, son manifestaciones legítimas del ejercicio del derecho a la libertad de expresión por parte de sectores que la mayoría de las veces son además socialmente desfavorecidos y poco o mal representados en la televisión “oficial”. La legislación debe dar cuenta de esta realidad existente. Como Mesa, no concordamos con el uso del concepto de derecho preferente como solución, ya que es una figura que limita la libre competencia. Sí pensamos, en cambio, que las primeras concesiones de radiodifusión televisiva de libre recepción de carácter comunitario que se vayan a otorgar en cada localidad, deberían ser asignadas a las organizaciones que tengan experiencia o en las cuales participen personas con experiencia en la creación de contenidos de radiodifusión televisiva de libre recepción de carácter comunitario en esa localidad o que satisfagan los intereses de esa comunidad.

 

Esta propuesta es a su vez coherente con la recomendación del Relator de la Libre Expresión de la ONU en su informe 2010 respecto de valorar “Los antecedentes de trabajo comunitario de la organización interesada” en acceder a una concesión comunitaria. Está recogida en las indicaciones 573 a 577, de los senadores Cantero, Letelier: Girardi y Quintana; Pizarro y Zaldívar.

 

Esperamos que los parlamentarios voten a favor aquellas indicaciones sobre televisiones comunitarias que incorporan las demandas de la Mesa de Ciudadanía y TV Digital . La coherencia de nuestras indicaciones y su apego a los parámetros internacionales para el desarrollo y promoción de la televisión comunitaria juegan a nuestro favor.

 

Documentos relacionados

 

Para acceder al documento con las indicaciones y su fundamentación:http://www.ciudadaniatv.cl/wp-content/uploads/2011/09/Indicacionesmesa_Lanzamiento.pdf

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *