Trabajadores de Call center Unisono en Huelga

Entrevista a Paola Acosta, Directora Nacional de SINTRAC
Los teleoperadores de la empresa call center UNISONO votaron la huelga
 El Lunes 9 de enero los teleoperadores de la empresa call center UNISONO votaron por abrumadora mayoría a favor de la huelga y contra la última oferta de la empresa. Conversamos con Paola Acosta, directora nacional de SINTRAC Chile CND y dirigente de los trabajadores de este call center.
¿Cuáles son las demandas y cómo avanza el proceso de negociación en UNISONO?

Estamos exigiendo mejoras sustantivas a las condiciones de trabajo de los teleoperadores de UNISONO.

Entre los puntos que estamos planteando están el aumento de salario base, una asignación de locomoción de $ 1900 diarios y $ 2300 a trabajadores de fuera de la zona urbana; asignación de colación de $ 2000 diarios; reajuste IPC a partir de enero de 2012 y no de 2013. Mejorar condiciones de higiene y seguridad. Mejorar la calidad de vida de nuestros compañeros y compañeras para que todos los trabajadores puedan descansar 2 días seguidos lograr turnos de 5×2.

Queremos terminar con los componentes variables del sueldo, los que están sujetos a mediciones arbitrarias. El hecho que el sueldo de fin de mes dependa de estos variables es propio del carácter precarizado y flexible que tiene el trabajo hoy día en Chile. Lo peor es que el propio Gerente de Operaciones de UNISONO reconoce que en España -donde opera la casa matriz de la empresa- no existe el sueldo variable. Es fijo. No varía según los caprichos de supervisores o sistemas de evaluación negreros. Aquí justifican la existencia del variable con la excusa de medir y evaluar “a los trabajadores buenos y a los malos”. Pensamos que la gente viene a trabajar a esta empresa, no a competir entre trabajadores. Pero el sistema es más perverso aún: el sueldo de cada jefe de campaña, que tiene a cargo a un grupo de teleoperadores, depende también de variables como el número de pausas o permisos (para ir al baño por ejemplo) que se tome cada trabajador. Muchos supervisores amedrentan a los trabajadores para que ni siquiera hagan uso de las pausas legales.

Un logro de este proceso de negociación es haber construido una plataforma común con otros sindicatos de la empresa. Al proyecto colectivo que impulsan los 300 socios de nuestro sindicato SINTRAC se han adherido 100 más aproximadamente que pertenecen a la Coordinadora de sindicatos. Este proceso de unidad en la lucha es fundamental para lograr nuestros objetivos como trabajadores. Dice una de nuestras consignas “Tenemos que unir lo que los patrones pretenden separar”, y en ese camino de convergencia con otras organizaciones nos encontramos para dar una lucha más fuerte y efectiva. Esperamos proyectar esta unidad en el tiempo para dar nuevas batallas por los trabajadores.

¿Cuál fue la respuesta de la empresa?

Nos está ofreciendo un miserable 2%. Esto ha generado un gran malestar entre los trabajadores y es por esto que la inmensa mayoría votó por la huelga. Ahora corren los plazos legales para las mediaciones (que seguramente pedirá la empresa) y es muy probable que, si no hay una respuesta positiva a nuestras demandas, la próxima semana se haga efectiva la huelga.

Hace dos añas atrás el SINTRAC encabezó en esta misma empresa una huelga que es recordada hasta hoy día por los teleoperadores y por cierto por la gerencia de UNISONO. En esa oportunidad hicimos efectiva la huelga tomándonos las dos plataformas de la empresa (Apoquindo y Estación Central). Aún cuando fuimos detenidos más de 80 trabajadores y dirigentes, obligamos a la empresa a sentarse a conversar con nosotros y logramos una de las mejores negociaciones del área de los call center. Las huelgas no se ganan pidiendo monedas con un tarrito en el frontis de la empresa. Se ganan con lucha, con la movilización y participación activa de los trabajadores. La legislación laboral actual le ha quitado toda la fuerza a las huelgas. El patrón casi no ve afectada la producción. Ahí tenemos que apuntar nosotros, a paralizar la producción. Darles donde les duele el bolsillo. Sólo así construimos una fuerza que los obligue a negociar. Por las características de nuestro trabajo, la empresa puede recurrir a “derivar las llamadas” a otras empresas mientras dure la huelga. Para enfrentar esto hemos conversado con compañeros de CGT España y también con calls center nacionales para que nos ayuden a en esta batalla.

¿Qué opinión tienen del desempeño del gobierno de Piñera en el ámbito de los trabajadores?

Cuando vemos el país, cuando vemos los muros con los cuales chocan las luchas estudiantiles o de los pobladores o de los trabajadores, nos damos cuenta que en Chile existe todo un entramado de instituciones y leyes que favorecen el enriquecimiento y los privilegios de unos pocos contra las necesidades de las mayorías. Eso hay que cambiarlo.

Si el propio gerente de operaciones de UNISONO reconoce que en España los sueldos son fijos (y además debemos decir que son tres o cuatro veces más altos que en Chile) ¿por qué las leyes permiten que en Chile se pueda abusar con los trabajadores y jugar con su sueldo? ¿Por qué se permite a estas empresas transnacionales que hagan lo que en España jamás se atreverían?

A pesar de lo precaria que es esta legislación laboral, de lo poco exigente que es para los empresarios, tampoco la respetan. Un dato: hemos visto a la ministra del trabajo casi en campaña política denunciando algunas prácticas empresariales repudiables, que son más comunes de lo que ella –escandalizada- parece recién descubrir. Pero eso es un juego mediático. Debemos denunciar que la Dirección del Trabajo ha bajado en 23% las fiscalizaciones respecto al gobierno anterior. Lo que asume hoy la DT es un papel “educativo” con las empresas para pedirles por favor que cumplan la ley. Es un chiste. También se aprecia en dictámenes de la DT sobre el cálculo de los finiquitos donde eliminaron de la base de cálculo la asignación de locomoción y colación. Muchos trabajadores llegan a perder casi un 30% con esta nueva fórmula. Esta medida se revirtió luego de un mes por reclamos y protestas y producto también de la efervescencia social del momento.

¿Cómo aprecian la irrupción del movimiento estudiantil y el cuestionamiento generalizado que se hace al sistema político y económico desde los movimientos sociales?

Estamos de acuerdo con articular y unir las luchas. Si el 2011 fue el año del despertar este debe ser el año de unirse y avanzar. Pero creemos que se debe dar un ejercicio participativo y de protagonismo de la gente, de los trabajadores, de los estudiantes en las iniciativas que se plantean. Canalizar la capacidad de propuesta de nuestro pueblo en experiencias de participación democráticas reales. No cupulares o de cartón. Hay una demanda por ser parte de la toma de decisiones, no espectadores. Nueva Constitución sí, pero no una que sea redactada entre cuatro paredes por la misma clase política de siempre. Debe ser la gente, los trabajadores los que redacten una nueva Constitución para asegurar que esta contenga las aspiraciones de la clase trabajadora. Si no va a ser lo mismo de siempre. Decimos que si a la ReNacionalización del cobre. Pero con control de los trabajadores y el pueblo, para que los recursos se administren pensando en el bien de las mayorías y no queden enredados en burocracias o se privilegien castas en desmedro de la mayoría del pueblo chileno. Creemos que se debe consolidar ese despertar construyendo una sólida conciencia de clase y avanzar en fortalecer un movimiento sindical de clase y realmente autónomo.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *