Testigo clave del caso Luchsinger-Mackay insiste en que recibió amenazas de PDI para inculpar a 10 comuneros

 

jose-peralino-790x445La declaración de José Peralino de octubre del año pasado es la única prueba para mantener en prisión preventiva a los supuestos autores materiales del asesinato de los Luchsinger-Mackay. Pero él insiste en que recibió constantes amenazas de la PDI para inculparlos.

José Peralino, de 28 años es uno de los presuntos autores materiales del asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay. Esto, según la Fiscalía.

Peralino se transformó en testigo clave, marcando un antes y un después en el caso. El Ministerio Público registra dos declaraciones suyas. Una es la del 3 de octubre de 2015, a partir de la cual hoy 10 personas se encuentran en prisión preventiva como supuestos autores materiales del delito. Entre ellos, la machi Francisca Linconeo.

Pero el tema es más complejo aún. José Peralino dijo ante la Fiscalía hace unas semanas que dicha declaración la dio bajo la amenaza del oficial de la PDI Guillermo Vilches Saldivia, quien lo amenazó en reiteradas ocasiones para que reconociera y señalara como culpables a los 10 comuneros detenidos.

En entrevista con Teletrece, Peralino volvió a insistir en la irregularidad de dicha declaración, principal prueba de la Fiscalía para inculpar a los detenidos. “Me chantajearon, amenazaron a mi familia, ofrecieron plata para que me fuera, que ellos me protegían de cualquier cosa, que ellos no iban a hablar”.

A diferencia del resto de los imputados, Peralino se mantiene con arresto domiciliario porque el Ministerio Público reconoce colaboración de su parte.

En la cuestionada declaración, Peralino habría identificado, a través de fotografías, a los otros 10 imputados por el caso. “Ellos me obligaron, tenían una computadora y empezaron a mostrarme fotos. El Vilches, el detective, me empezó a amenazar. Me dice ‘ya Peralino, tu teni’ que hablar aquí, si no declarai’ quedai remachado’. Me obligaron a firmar, me dijeron que si no lo hacía me detenían ahí mismo”.

Los subcomisarios implicados en la declaración son Guillermo Vilches Saldivia, Claudio Melo Muñoz y Claudio Leio Marambio.

Según la PDI, los atacantes se reunieron en la casa de la Machi Francisca Linconao el día que habrían asesinado al matrimonio Luchsinger-Mackay. Desde ahí partieron en 2 camionetas hacia el predio. La reconstrucción del episodio se hizo en base a la declaración de Peralino, la misma que él dice haber realizado bajo amenaza. “Eso no fue así, es producto del chantaje de la policía. El Vilches sacó un cuaderno ese día y me obligó a decir eso”.

Fuente: El desconcierto 

 

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *