Semillas de agua: Caimanes, “Hemos aprendido sobre los límites que tiene el Estado” (Podcast)

Con esas palabras Álvaro Bobadilla, dirigente deDefensa Caimanes, narra la visión que tienen tras década y media de lucha contra Minera Los Pelambres en el valle del Choapa en la región de Coquimbo. Caimanes volvió a levantarse y cortar la ruta que llega a las dependencias de Minera Los Pelambres tras conocer que Jean Paul Luksic estaría presentándole su mina a unos accionistas japoneses, ante lo cual “quisimos mostrar lo que la minera esconde, y que esos números azules que presenta, a nosotros nos causa mucho daño”, expresó Bobadilla a Semillas de Agua.

La manifestación dejó una manifestante detenida, “lo que es una muestra clara de que los carabineros funcionan como guardias privados de Luksic”.

Por otro lado, el dirigente explicó cómo el pueblo de Caimanes ha resentido la presencia de la Minera Los Pelambres en su territorio, pues con tantos trabajadores, el agua se afecta y el alcantarillado también.

Álvaro se refirió a que laminera ha afectado a diversas comunidades a lo largo del territorio choapino. Pese a que tienen un fallo de la Corte Suprema, Minera Los Pelambres no menciona en el proyecto de expansión cómo va a devolver las aguas al Estero el Pupío.

Bobadilla cuestiona: “Caimanes no ve qué ganó la comunidad con la Minera… pues produce un desarraigo total. Simplemente no se puede transformar a lascomunidades en dependientes de la minería”, agregó.

Pese a que Minera Los Pelambres no ha acatado el fallo y no existe otra instancia que haga que cumpla el dictamen de la Corte Suprema, Bobadilla es optimista en el sentido de que si bien ha sido un proceso desgastador, “a través del tiempo la misma gente que se ha visto engañada, hoy se han visto educadas… y también hemos aprendido de leyes así como de los límites del Estado”.

Desde el Litoral de los Poetas, Ítalo Ravera, integrante del Centro Intercultural La Ranita, en Punta de Tralca en Isla Negra, narra cómo fue la demolición parcial del proyecto comunitario por parte de la Municipalidad de El Quisco.

“Nos botaron todo lo que habíamos hecho, pero no vamos a salir de aquí”, expresa quien explica que para ellos, la autoridad municipal, “éramos una toma que tenían que resolver, pero nosotros estábamos en proceso de regularización”.

Espetó que si realmente hubiese sido esa razón para la demolición, el 80% de las casas de El Quisco debieran ser consideradas para ser demolidas. Pero Ravera cree que “se está haciendo una discriminación, lo que hay es puro estigma no más”.

Y espeta que van “a seguir con más fuerza”.

Todo eso y mucho más en este Semillas de Agua movilizado…

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *