“Salmones de Sangre”: Alta mortalidad de trabajadores/as de industria salmonera en Chile

Este lunes 29 se presentó en Puerto Montt el Informe “Salmones de Sangre”, elaborado por el Centro Ecocéanos, que evidencia la alta mortalidad de trabajadores y trabajadoras de la industria transnacional salmonera en Chile.

El documento registra las muertes de obreros y obreras del salmón entre 2013 y abril de 2019, dando cuenta de las precarias condiciones laborales y de seguridad en las faenas de este sector industrial, además de los dobles estándares de las multinacionales y las millonarias e históricas ganancias de estas compañías en los últimos años, frente a los bajos salarios, el aumento de viviendas precarias y tomas de terrenos, y los altos índices de mortalidad de los trabajadores.

En la conferencia de prensa participaron la Central de Unitaria de Trabajadores (CUT) de las provincias de Llanquihue y Chiloé, la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón (CONATRASAL), la Federación de Trabajadores del Salmón de Quellón (FETRASAL) y la Federación de Trabajadores Marítimos de Chile (FESIMAR).

Juan Carlos Cárdenas director de Ecoceános, se refirió a los alarmantes datos que entrega el documento: “esta entrega de las primeras cifras sobre la mortalidad de los trabajadores de la industria del Salmón en la región de Los Lagos, arrojan resultados preocupantes: 36 trabajadores que han fallecido en estas faenas, lo que la ubica como la industria del salmón que tiene las tasas más altas en el mundo, respecto de la mala seguridad de sus trabajadores y trabajadoras”.

“Esta situación es impresentable para un sector económico extractivo que exporta el 98% de la producción del recurso a mercados norteamericanos, europeos y asiáticos, por lo que demandamos primero que intervenga el estado pero también organismos internacionales, como la Organización Internacional del Trabajo OIT y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos OCDE.” agregó Cárdenas.

Ir a descargar

Muertes, accidentes y precarización de la vida

Un dato interesante que arroja el informe Salmones de Sangre es que el nuevo ciclo de sostenido incremento de la accidentabilidad y mortalidad laboral en esta mega industria, presenta un punto de inflexión a partir de la crisis sanitaria, ambiental y social que afectó al archipiélago de Chiloé a comienzo del 2016, producto de los florecimientos algales nocivos, dando cuenta de que el mal manejo del sector frente al tema de la contaminación influye directamente en los riesgos asociados a la actividad laboral.

De manera paradojal, esta crisis ambiental y social de 2016 significó billonarias ganancias para el empresariado salmonero por el incremento de los precios internacionales, lo que permitió que alcanzaran el valor histórico de 4.650 millones de dólares en las exportaciones en 2017. El documento también muestra que el período 2016-2018 fue el de mayores despidos de trabajadores al reducirse “por necesidades de la empresa” un 12,7% los puestos de trabajo, cayendo desde 71.178 puestos laborales el 2015, a 61.632 en 2018.

Las organizaciones de trabajadores y trabajadoras presentes en el lanzamiento, se refirieron también a la preocupante situación laboral que refleja la investigación, señalando la importancia de reconocer el alto número de muertes como un tema que debe movilizar a todos los actores del rubro, Gustavo Cortez de la Federación de Trabajadores del Salmón de Quellón, afirmó

“Hoy en día vemos como existe una industria que crece desproporcionadamente, tanto en el sentido económico como en lo territorial, sin embargo los derechos de los trabajadores se siguen vulnerando. Lo vemos en las precarias condiciones en que están los trabajadores en las salmoneras, con más de 35 compañeros muertos y muchos más casos que tal vez no son reportados, además de los múltiples accidentes laborales con pérdida de extremidades, que no son reconocidos. Por eso es vital este informe, pues nos permite trabajar y acceder a datos estadísticos.”

Ir a descargar

Otra consecuencia significativa del deterioro en las condiciones de vida de los trabajadores del salmón lo refleja el establecimiento de 11 “tomas” de terrenos para construir viviendas, o campamentos transitorios a nivel provincial durante los últimos tres años en la región de Los Lagos.

Cabe destacar que la industria del salmón realizó exportaciones durante el 2018 por un valor de 5.000 millones de dólares (5 billones de dólares). El valor de las empresas salmonicultoras chilenas se ha casi triplicado entre el 2015 y 2018. Un ejemplo de que este sector productivo crece y aumenta sus ganancias año a año es que el volumen total de salmón Atlántico cosechado en Chile durante 2018 fue de 683.000 toneladas, 120.000 toneladas más (21%) que en 2017.

Fuente: Radio JGM

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *