Roberto Micheletti Baín, presidente de golpe

El recientemente auto designado presidente de Honduras no es trigo limpio.
Su carrera política, está marcada por la perpetuidad – 30 años- como miembro del parlamento hondureño.

Fernando Cabrera-Agencias

Roberto Micheletti asumió la presidencia de Honduras de forma ilegal después de que un golpe militar en la madrugada del domingo derrocara al mandatario, Manuel Zelaya. El presidente hondureño fue enviado en una aeronave a Costa Rica fuertemente custodiado por efectivos militares. Horas antes, en el Congreso apareció una supuesta «carta de renuncia» , atribuida a ’Mel’ Zelaya, seguida de la intervención de diputados de los diferentes partidos tradicionales, incluso el de Zelaya mismo, apoyando el golpe. La asonada civil-militar ha sido unánimemente rechazado por la comunidad internacional.

Goriletti
Micheletti, bautizado desde hace 24 horas como “Goriletti” (por haber actuado amparado en los sables) nació en 1948 en la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro. Su primer contacto con el palacio de gobierno tuvo lugar cuando era aún muy joven siendo soldado de la guardia de honor presidencial del ex Presidente Ramón Villeda Morales a principios de los 60.

Fue diputado del Partido Liberal de Honduras por más de 30 años. Este es ya su octavo período dentro del Poder Legislativo. Micheletti, de origen italiano, es un empresario dueño de redes de transporte interurbanas y de una emisora de radio en la ciudad de El Progreso. Asumió como Presidente del Congreso Nacional el 27 de enero de 2006. El político, conocido por formar parte del sector más conservador de su partido, está ligado al círculo de poder que dirige el ex Presidente Carlos Flores.

El año pasado acumuló mucho rechazo entre los liberales más tradicionales y la población en general al oponerse al “Movimiento por la Dignidad y la Justicia” que fue encabezado por los fiscales del Ministerio Público. Estos buscaban mostrar los grandes niveles de corrupción con el fin de dignifica la labor de dicha institución. El movimiento aglutina además a organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles, gremiales, religiosas y patronales con las que se quería incidir en las próximas elecciones de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) , Ministerio Público (MP). Además en los procesos eleccionarios internos y generales donde serían elegidos el futuro presidente, alcaldes o alcaldesas y diputados y diputadas al Congreso Nacional.

Micheletti participó en los comicios internos del Partido Liberal, pero perdió. Su adversario y ganador de esos comicios, Elvin Santos, lo acusó públicamente de haber ofrecido dinero a varios funcionarios del Poder Judicial y del Tribunal Supremo Electoral, para que no le permitieran inscribirse en las elecciones internas del partido.

Atentado
Micheletti también fue mencionado como uno de los sospechosos del atentado cometido el pasado 1 de septiembre de 2008 contra el fiscal Luis Javier Santos, quien fue atacado a balazos en la ciudad de San Pedro Sula. Durante su ejercicio como presidente del Congreso, Micheletti también fue acusado por destruir el patrimonio cultural que significa el edificio del poder legislativo.

Cerebro detrás del reciente golpe militar que destituyó al mandatario Manuel Zelaya acusándolo de “reiteradas violaciones a la Constitución”, fue instalado como nuevo jefe de Estado y “por el tiempo que falte para terminar el período constitucional”, que culmina el 27 de enero del año 2010.

Ël mismo reivindicó que su ascenso al poder se dio por un “proceso absolutamente legal”. En un discurso pronunciado minutos después del golpe dijo “Lo que hemos hecho aquí es un acto democrático porque nuestro ejército sólo ha cumplido lo que le ordenó la Corte, la fiscalía y los jueces”.

La condena al golpe militar en Honduras fue unánime. Ahora la pregunta es si el nuevo presidente resistirá en el poder por lo menos una semana.

Apoyo
Pero Micheletti también recibió apoyo, venido eso si, de los rincones más oscuros de la política latinoamericana. Pedro Carmona, el líder sindical venezolano que en el 2002 encabezó el golpe que alejó del gobierno por dos días a Hugo Chávez, felicitó al nuevo presidente elegido por la asamblea nacional y el ejército de Honduras.“Me hicieron recordar momentos gloriosos, que el pueblo mal agradecido de Venezuela me lo arrebató en apenas 48 horas. Sólo aspiro que a Roberto le dure más tiempo la alegría que tiene hoy en día”. En Venezuela ya muchas voces de la llamada ‘oposición democrática’ se han sumado a esta felicitación por parte de Pedro Carmona. “Cortar la luz, un toque de queda, militarizar los medios, hechos que no fueron realizados en el 2002 y que sin duda fue una falla nuestra”, manifestó Antonio Ledesma, actual alcalde de Caracas.
Micheletti no está solo. Aún le quedan dos amigos.

Fuente:  Radio Nederland

Foto: hondurasthisweek_online

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *