Recuerdan a Sebastián Acevedo a 35 años de su inmolación

“QUE LA CNI DEVUELVA A MIS HIJOS” decía el lienzo con el que, familiares y amigos, junto a agrupaciones de derechos humanos recordaron este sábado a Sebastián Acevedo Becerra, obrero de la zona del carbón quien, en forma de protesta, se inmolo frente a la catedral penquista un 11 de noviembre de 1983, exigiendo la libertad de sus dos hijo, Galo y Matri Candelaria, que habían sido secuestrados desde su hogar dos días antes, por parte de agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI).

A los funerales en Coronel llegaron 15 mil personas. La cantidad de asistentes hizo que se desbordara la parroquia Sagrado Corazón de Jesús. Desde entonces, Sebastián Acevedo se convirtió en uno de los íconos de la lucha pacífica contra la dictadura. Fue tal el impacto que causó la inmolación, que el cura obrero José Aldunate y decenas de activistas defensores de los derechos humanos habian iniciado un movimiento para denunciar la represión, la tortura y los atropellos que estaban cometiendo los aparatos de seguridad del regimen, por lo que bautizaron su nueva incipiente organización como el Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo.

LIBERARON A SU HIJA SÓLO POR UNOS DÍAS

Con quemaduras de extrema gravedad, Sebastián Acevedo fue internado en el Hospital Regional de Concepción. Mientras el obrero agonizaba, la CNI liberó a su hija, quien alcanzó a despedirse de él. “Me dijo que cuidara a mi hijo, a mi hermano, que no dejara abandonada a mi madre (Elena Sáez)”, señaló la joven en esa oportunidad.
Galo también salió en libertad, pero tras la muerte de su padre la CNI volvió a detenerlos. María Candelaria cayó nuevamente el 30 de noviembre de 1983 y pasó un año y dos meses privada de libertad. Su hermano Galo estuvo detenido durante dos años.

La Comisión Rettig estimó que Sebastián Acevedo fue víctima de la violencia política, porque tomó la determinación de suicidarse en un gesto extremo por salvar a sus hijos. Fue un modo desesperado de protestar por la situación que lo afligía como padre. Por lo mismo, su caso está considerado en el Informe Rettig.

Homenajes y recuerdos.

Como todos los años, compañeros y familiares llegan hasta el frontis de la Catedral de Concepción, para recordar el sacrificio de este padre, así como en diversos lugares del país, hay algún gesto en recuerdo de Sebastián, es así como un grupo de personas llegaron hasta el frontis de la Moneda, para en memoria de Sebastián Acevedo, exigir justicia por los compañeros caídos en estos últimos año y que se terminan todas las trabas que mantienen la impunidad en Chile.

Acto en homenaje a Sebastián Acevedo en Santiago

 

Acto en el frontis de la Catedral de Concepción

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *