Recordaron a los lotinos fusilados el 22 de octubre de 1973 a 44 años de su muerte

homenaje lotinosCon un acto en el cementerio de Lota, familiares y amigos, recordaron los 44 años del fusilamiento de Isidoro Carrillo, Danilo González, Wladimir Araneda y Bernabé Cabrera, ocurrido el 22 de octubre de 1973, tras ser condenados a muerte por un Consejo de Guerra.
Tenía sólo 16 años cuando su padre, Isidoro Carrillo Tornería, gerente general de Enacar, fue fusilado junto a otros tres militantes comunistas de Lota. Fue la madrugada del lunes 22 de octubre de 1973, cuando enfrentaron el pelotón que terminó con sus vidas, luego que un Consejo de Guerra los condenara a muerte. Vasili, uno de los once hijos de Isidoro e Isabel, lo supo recién cerca del mediodía, cuando caminaba frente al Liceo de Lota Alto, donde estudiaba. En ese momento, el portero lo llamó y lo condujo la oficina de la directora que estaba junto a su madre. Ella, que se notaba devastada, con gran fortaleza lo abrazó y le dijo: “Mataron a tu padre…”

Son parte de los recuerdos, aún muy vívido, que Vasili Carrillo Nova compartió este domingo, al cumplirse 44 años del fusilamiento de su padre y del alcalde de Lota, Danilo González, de Bernabé Cabrera, dirigente sindical de Arauco y Wladimir Araneda, dirigente del Magisterio, durante el acto y romería con que en el cementerio de Lota se los recordó.

Con contenida emoción, Vasili rememoró que una semana antes de su muerte, su padre le había pedido que lo visitara en la Cárcel Pública de Concepción, donde permanecía recluido.

-Estoy seguro que nos van a matar, hijo- le dijo cuando pudieron hablar un momento a solas. Y le pidió que cuidara a su madre y sus hermanos. “Tu hermano mayor, Fedor, está pero, por lo tanto tú serás el hombre de la casa…”

Contó también que tuvo la suerte de ser el que más pudo compartir con su padre, pues le conducía el auto, en los tiempos en que no tenía chofer oficial en la Empresa Nacional del Carbón, Enacar. “Lo trasladaba a distintos lugares y eso me daba una oportunidad de compartir con él, que no tenía el resto de mis hermanos que lo veían esporádicamente en las mañanas o a veces por la noches…”

Para Vasili la historia de su padre, así como la de Danilo, Wladimir y Bernabé merece ser reconocida y rescatada del olvido.

“Cómo somos capaces de reconstruir la memoria. No nos pueden seguir imponiendo el olvido sobre nuestros muertos y la falta de justicia en relación a lo que ha pasado en Chile, si dejamos que eso suceda a nuestro hijos y nietos le entregaremos la tergiversación de la historia”.

Por eso valoró el gesto del Concejo Municipal lotino, que en su última sesión acordó bautizar con el nombre de Danilo González, alcalde de la comuna por dos periodos, el salón municipal. Un gesto más de memoria y reivindicación de un hombre que, según Vasili, aportó a Lota. “Hay que recordar que en esos tiempos los regidores y alcaldes no recibían sueldo, eran auténticos servidores públicos”.

En ese sentido, recalcó que los cuatro lotinos fusilados no sólo tuvieron en común su militancia comunista, sino también su compromiso con la comuna, ya que “pusieron los intereses de Lota por sobre los personas y fueron capaces de sacrificarse por su pueblo”.

El acto conmemorativo contó también con la participación de artistas locales y la colocación de claveles rojos en la tumba donde descansan los restos de Isidoro, Danilo, Wladimir y Bernabé, luego que sus cuerpos fueran exhumados del cementerio municipal de Concepción, en junio de 1990, donde habían sido enterrados clandestinamente tras ser fusilados.

Por TBB

 

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *