Realizaron segunda reconstitución en caso Laja-San Rosendo

Una nueva reconstitución de los hechos que culminaron la detención y muerte de más de una docena de trabajadores de la Papelera Laja de la CMPC, realizó este jueves el ministro en visita para causas de derechos humanos, Carlos Aldana, quien realizó diligencias en el Juzgado local, al interior de la planta y en un terreno distinto a donde practicó la primera reconstitución en agosto de 2011.

Esta vez, el ministro Aldana buscaba precisar la participación de civiles en la detención de los trabadores que fueron ejecutados luego del golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

La primera diligencia la realizó en el Juzgado de Letras de Laja, donde tomó declaraciones y confrontó a ex ejecutivos de la planta Laja con los diez ex carabineros procesados en esta causa y también con testigos de los hechos.

Terminada esta diligencia, la comitiva compuesta por cerca de ocho carros de la PDI, además de apoyo de personal de Carabineros, se trasladó al frontis de la empresa papelera, con el fin de establecer cómo eran individualizados los trabajadores, quienes de ellos manejaban los listados y si efectivamente personal policial de la época ingresó a las instalaciones de la empresa para realizar las detenciones.

Allí ya se habían reunido familiares y amigos de las víctimas quienes a viva voz gritaban al ingreso de los vehículos policiales, a quienes habían sido los autores de estas ejecuciones. En ese lugar se conoció como fueron detenidos los trabajadores entre el 11 al 17 de septiembre de 1973. Los primeros fueron trasladados al Regimiento de Los Ángeles, mientras que los que fueron detenidos entre el 15 y el 17 fueron llevados al retén de calle Las Viñas en la comuna lajina y posteriormente fueran ejecutados en un fundo perteneciente a la empresa papelera.

En el frontis, dos trabajadores mostraron al Ministro Aldana, con la presencia de ex un ejecutivo , como eran identificados, retirados de las filas y posteriormente golpeados a un costado del ingreso a CMPC, para luego ser trasladados en distintos vehículos. Con estas diligencias se buscaba dejar claro los vínculos que tendrían la empresa y altos ejecutivos de esos años en esos hechos.

Posteriormente ,las diligencias se desplazaron a la Ruta 90, aproximadamente a 24 kilómetros de Laja, específicamente en un nuevo sitio, el fundo San Ignacio donde campesinos señalan sería el lugar exacto donde ocurrieron las ejecuciones.

Una vez realizadas todas las labores investigativas, tomando declaraciones en terreno tanto a los campesinos como a los ex carabineros, el Ministro Carlos Aldana conversó con los medios de comunicación, señalando que aquí se pudo conocer “las formas en que se practicaron las detenciones, quiénes la realizaron y qué antecedentes tenían para individualizar a las personas…”. Consultado respecto de la responsabilidad que pudiera tener la empresa privada o civiles en estos hechos indicó “toda esa información estamos procesándola y eso no es un asunto que ahora pueda responder”.

En relación al lugar, que no es el mismo donde se realizó la reconstitución de escena efectuada hace tres años, el Ministro explicó que la idea fue “establecer una aproximación al sitio exacto en que habrían ocurrido la ejecución de estas 19 personas”, verificando con los nuevos antecedentes si era efectivamente en este lugar.

En cuanto al plazo que tiene para cerrar la investigación, dijo que “se está trabajando con toda la celeridad que permiten nuestras capacidades…”

Carlos Aldana se mostró cercano a los familiares, permitiéndoles conocer de primera fuente algunos de los antecedentes del proceso. Uno de ellos fue la declaración de los campesinos que afirmar saber dónde estaría el lugar donde fueron ejecutados. En ese sentido, el ministro agregó que “ha sido una política que se ha tenido con todos los familiares con las agrupaciones que tienen acceso a los antecedentes que nosotros tenemos. A los familiares que tengan la paz que necesita cualquier persona para saber dónde y de qué forma fueron ejecutados sus familiares, es muy importante que ellos estén presentes en la diligencias y sepan cuáles son los antecedentes que uno tiene”.

Por su parte el Jefe Nacional de la Brigada de Homicidios de la PDI, prefecto Sergio Claramunt Lavín, aportó con la participación de cerca de 25 funcionarios de la región, con apoyo de vehículos además del apoyo del Laboratorio de Criminalística de Concepción, sumado a peritaje fotográfico, perimétrico y audiovisual, para llevar adelante estas diligencias ordenadas por el Ministro, que permitan aclarar los hechos ocurridos en septiembre de 1973.

El prefecto Claramunt, indicó “es una investigación se viene de hace años, se ha logrado la cooperación de toda la gente, en toda esta investigaciones, como ha ocurrido tanto tiempo, se debe acercar a la gente para que puedan cooperar, logramos buenos antecedentes y se puso establecer responsabilidades”, recalcó.

Con los antecedentes recogidos en la diligencia, el ministro Aldana contará con nuevos elementos para decidir los pasos que vienen en esta investigación.

5 de septiembre de 2014.-

Escrito por Maria Eliana Vega / TBB
Fotos: El Lajino.cl

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *