Realizan primera marcha contra la llegada de empresas salmoneras en Arauco

protesta-contra-salmoneras-arauco-680x420.80Ayer en la mañana, pescadores artesanales, recolectores y comunidad en general proveniente de las localidades de Tubul y Llico, marcharon por las calles del centro de Arauco protestando en contra de la inminente llegada de la industria de salmones a las costas de la zona. Desde las 08:30 de esta mañana las y los movilizados llegaron en caravana desde sus respectivas caletas a exigir el pronunciamiento del alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón y del concejo municipal, con respecto a la posible instalación de salmoneras en los lugares que habitan.

Hasta la fecha, son 15 los proyectos de salmonicultura que han ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) en la Región del Biobío. Hasta ahora en costas del Golfo de Arauco se pretenden instalar 10 proyectos: 5 en torno a la Isla Santa María; 2 en torno a punta Coronel y 3 en las costas de la comuna de San Pedro de la Paz. Además de 3 proyectos en torno a la península de Hualpén y otros 2 en la comuna de Tomé. Todos estos se instalarían sobre una superficie de entre 16 y 20 hectáreas, y su producción estimada fluctuaría entre las 4 mil 200 toneladas a las 4.900 toneladas por ciclo productivo de 18 meses.

Rodrigo Jerez Martínez, secretario del sindicato de trabajadores de la pesca artesanal y buzos mariscadores de Caleta Llico, comentó que “tenemos experiencia de cómo operan estas industrias porque muchos compañeros buzos han prestado servicio en estas empresas en el sur del país y nosotros más que nadie tenemos claro cuales sus dañinas consecuencias. Partiendo por la descarga de heces, restos de pellet, orina, antibióticos y todos los químicos que maneja la industria para poder mantener sus salmones vivos y que puedan seguir engordando. Esto contamina el fondo marino producto de esta acumulación de sedimentos”.

Además agregó que “es posible el escape de estas especies en nuestras aguas, especies modificadas genéticamente y que son depredadores para las especies que nosotros pescamos, como sardinas, pejerreyes, etc. Otra cosa es la matanza de especies que, si bien nosotros no explotamos, son parte de la fauna, como aves y lobos marinos que como son depredadores, las empresas terminan deshaciéndose de ellas”.

Con respecto a las repercusiones laborales y socioeconómicas, el pescador artesanal explicó que las concesiones que se le van a otorgar a estas empresas, van a prohibir el tráfico de embarcaciones aledañas a estos centros. “Empieza a disminuir la extracción de los recursos, empieza una pelea entre los pares por obtener un cupo de trabajo, que en realidad es mínimo para el daño que causan, esto vendría a acabar con lo poco que nos queda de golfo, que ya está colapsado con las industrias existentes. Esto representaría un daño irreversible para el medio ambiente.” esgrimió el pescador.

La articulación de las y los pobladores de las caletas del golfo de Arauco, afectadas por la posible llegada de salmoneras a sus costas, comenzó a gestarse la semana pasada y hoy, durante la marcha, logró convocar a seis caletas de pescadores y buzos mariscadores, entre ellas las de Tubul, Llico, Arauco y Lebu. En total, fueron aproximadamente 450 personas las que se movilizaron hoy en contra de la posible llegada de la industria salmonera a las costas del Biobío.

Las y los manifestantes, marcharon hasta la plaza de armas de Arauco, donde se reunieron con el alcalde de la misma comuna, Mauricio Alarcón, culminando así la primera gran movilización contra el negocio salmonícola en las cosas del golfo de Arauco. “Nos seguiremos movilizando porque hay más solicitudes de salmoneras para instalarse en nuestras costas, así que nosotros como comunidad exigiremos participar de estos procesos”, finalizó el dirigente.

Por Juan Contreras Jara / resumen.cl

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *