Realizan homenaje a los miristas asesinados en la Matanza del 23 y 24 de agosto de 1984

Resumen

Este domingo, en el paseo Miguel Enríquez, del sector Lorenzo Arenas de Concepción, se rindió homenaje a siete militantes del MIR asesinados por la CNI, en el marco de la Operación Alfa Carbón, entre los días 23 y 24 de agosto de 1984.

El lugar dónde se realizó esta conmemoración constituyó el trágico escenario, dónde los criminales terminaron con la vida de Mario Lagos y capturaron a Nelson Herrera, asesinado luego camino a Santa Juana.

Al homanaje, mantenido persistentemente por los ex prisioneros políticos del MIR, acusieron jóvenes penquistas y también la familia de algunos de estos militantes. Resumen conversó con Cristina Chacaltana, compañera de Mario Mujica, quien planteó “lo valioso que se siga recordando, porque los pueblos sólo pueden avanzar en tanto tienen presente su historia”.

Kattia Castro, compañera de Mario Lagos, afirma que si estos hombres estuvieran vivos “estarían en la calle, apoyando a sus hijos, enseñándoles cómo arrancarse de los pacos, cómo hacer barricadas sin que se las destruyan al tiro y estarían muy contentos con la lucha que se ha dado”.

Espacio Público y Memoria Histórica

Una de las formas que los sectores movilizados del pueblo ha utilizado para generar su propio discurso y entrar a tallar en la “batalla de la memoria” es el uso del espacio público, reivindicando una costumbre tan antigua como la humanidad misma, hacer del lugar público algo político, es decir, allí donde todos somos comundad de intereses y los asuntos son parte de la identidad de esa comunidad.

Sin duda la historia reciente de la región y el país ha gatillado una motivación por el rescate de lo público, pese a los intentos de las clases dirigentes por despolitizar la sociedad, diversos memoriales, monumentos, signos de marcaje u otra forma conmemorativa física han ido apareciendo en la geografía de lo público, con ello de desmiente el olvido, se potencia el homenaje y se continúa la lucha por el futuro.

Nuestra región es abundante en estos símbolos, es la misma comunidad de ex militantes y activistas por los derechos humanos y la memoria histórica quienes, en autogestión, han potenciado esta formas de intervenir en el espacio público con su discurso, conectando la historia con la luchas de hoy. Si bien esto nos alienta, esto debe estar acompañado del uso que le demos a esos espacios marcados con nuestra historia, cada memorial debe ser utilizado para hablar de el y en el; por otra parte, se hecha en falta un museo o sitios de memoria que haga pedagogía de los derechos humanos, siendo que nuestra región fue pródiga en centros de detención que pudieran ser reconvertidos en lugares para el uso permanente de recuerdo y educación de nuestra historia reciente.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *