Radios comerciales cuestionan respuesta de PRISA por reordenamiento de dial FM (Podcast)

DESCARGA EL AUDIO

Radio Tierra consultó la opinión de las radios comerciales agrupadas en ARCHI, luego de larespuesta del  grupo español PRISA (Ibero Americana Radio Chile), en la cual se señala que se encuentran “impedidos” de despejar el espectro FM para permitir la entrada en funcionamiento de la ley de radios comunitarias, por la “existencia de recursos judiciales interpuestos por otros radiodifusores”. El hecho es calificado por AMARC como “una burla hacia la legislación y la radiodifusión chilena”.

Luis Pardo, presidente de la Asociación de Radiodifusores de Chile  A.G., recalcó que el despeje de las frecuencias forma parte de un acuerdo de diferentes actores de la radiodifusión junto a la Subtel, para que se pueda llegar a la plena implementación de la ley de Radios Comunitarias, la cual se encuentra vigente desde 2010, pero en términos prácticos requirió previamente un reordenamiento de las frecuencias comerciales para poder llamar a nuevos concursos.

“Lo primero es señalar que la ley que creó el servicio de radiodifusión comunitaria, es una ley que tiene que llegar a una de sus etapas más importante que es producir el despeje de la franja especial donde se van a ubicar las radios comunitarias, es un plazo que estamos cumpliendo ahora en el mes de noviembre. Hemos trabajado conjuntamente las radios comunitarias y la FM comerciales para generar un plan consensuado de migraciones”, afirmó.

El representante de las emisoras comerciales lamentó que este acuerdo quede en entredicho por un único actor, el que incluso llegó a afirmar que no sólo no lo apoya sino que se  reservan el derecho de rechazarlo. “El único objetor que se opone a esta migración es el grupo PRISA, con su filial Ibero Americana (…) y ellos arguyen como excusa que tienen juicios pendientes en la Corte de Apelaciones, lo cual es una muy mala excusa, porque esos juicios responden a la reclamación que hizo tanto ARCHI, junto a Radios Cooperativa, Agricultura, Bío Bío y otras, respecto de la renovación de concesiones del grupo en Chile, atendido el hecho de que ellos no cumplen con el principio de reciprocidad (de las inversiones de la Ley de Prensa)”, sostuvo.

Pardo concluyó diciendo que “nos parece de muy mal gusto que un grupo extranjero diga que por estar un juicio pendiente en la Corte de Apelaciones ellos no tienen seguridad jurídica, se cuestiona en el fondo la institucionalidad nacional”.

Por su parte, Enrique Ortega, vocero de la mesa de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias en Chile declaró que la actitud de PRISA “es una burla hacia la legislación y radiodifusión chilena. En el fondo es decir ‘yo quiero que nadie me moleste con mi acaparamiento de frecuencias, y cuando nadie me moleste me corro del pequeño gueto que hay para las radios comunitarias”.

A juicio de Ortega, tanto el problema contingente del despeje del espectro, como el tema de fondo de la concentración de las frecuencias, tiene que ver con la falta de una óptica de derechos sobre las comunicaciones. “El problema es que aquí no están primando criterios de Libertad de Expresión, ni de igualdad ante la ley entre radios comunitarias y comerciales. Lo que prima es -lamentablemente- el apego a un marco legal muy deficiente que permite la concentración de estas frecuencias, porque el TDLC no encuentra que sea un riesgo para el mercado la entrada de este grupo extranjero. Lo que prima son los criterios económicos y la libertad de empresa”, concluyó.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *