Proyecto Aula Viva: El ecosistema como recurso educativo

Aula-Viva-3

EduNews

Durante 2013 se desarrolló un visionario proyecto piloto de educación ambiental denominado “Aula Viva”. En él participaron 51 niños y niñas, de 4° y 5° básico de  la Escuela La Colina, que asistieron semanalmente al Bioparque Austral, ubicado en la localidad rural de Quillaipe, a 21 km de la ciudad dePuerto Montt. Debido a los buenos resultados obtenidos, la experiencia se replicará este año para un total de 600 estudiantes de establecimientos municipales esa comuna de la Región de Los Lagos.

A través de la didáctica vivencial, los niños recorren el bosque, el río, trabajan la tierra y refuerzan constantemente los conocimientos previos, generando así un aprendizaje significativo además de vivir la experiencia de aprender en un ‘Aula Viva’. Los estudiantes caminan por senderos bajo los árboles, con el objetivo de conocer de una manera didáctica el aporte de las lombrices a la tierra, los frutos típicos de la zona y el crecimiento de las plantas.
Guillermo Marimán, profesor de la escuela La Colina, contó que “en el primer semestre el objetivo fue trabajar la tierra y, en el segundo, la plantación de hortalizas en invernaderos”. El docente sostuvo que aunque sólo se trató de un proyecto piloto, él ya nota cambios positivos en sus alumnos.

Sobre la base de la investigación, los alumnos desarrollaron acciones concretas, lo que quedó de manifiesto en el cierre anual del proyecto piloto, cuando se mostraron los resultados que lograron los alumnos: Té medicinales (maki, chacay, meli) y una la huerta orgánica con la cosecha de rabanitos, tomates y acelga.

“APRENDER HACIENDO”

Para Tomás Pizarro, uno de los organizadores, el proyecto Aula Viva es una metodología que concibe que el conocimiento se construye a través de un intercambio dinámico y socializador, donde el docente se constituye como un guía y un moderador, que estimula el conocimiento a través del contacto directo con la realidad, el amor a nuestra cultura y la tolerancia a la diversidad. “Una metodología activa, que se basa en la Educación Personalizada que concibe a cada alumno como un ser íntegro con características únicas, que interactúa directamente con el Medio Ambiente obteniendo notables resultados”, afirma.

Rallén Meniconi, profesora de educación básica, directora del proyecto Aula Viva, explicó que éste se basa plenamente en el método científico:” Los niños son científicos en potencia, ellos observan, preguntan, hipotetizan, descubren, exploran y después tienen que dar a conocer su trabajo, como lo están haciendo hoy”.

La profesional expuso que la iniciativa cuenta con “cinco estaciones para trabajar: flora, fauna, agua, tierra y aire, y junto al profesor vemos cómo sacar el mayor provecho. Lo principal es que los niños tengan interacción con el ecosistema y así integren los conocimientos de la experiencia a través de sus propios sentidos”.

Los alumnos quedaron maravillados con la experiencia, como lo manifestó Paullete Osorio, alumna de 4° Básico: “Es una experiencia inmensa; yo llegue esté año y me parece increíble (..) pude aprender muchas cosas, cómo en cuál tierra se puede plantar mejor”. Pero la principal satisfacción para Paulette fue la cosecha de rabanitos, tomates y acelgas.

El alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, destacó el carácter innovador de la iniciativa educativa:” es un proyecto novedoso, inédito en Puerto Montt, con una manera distinta de trabajar, ya que normalmente te encierran en la sala, en cambio, aquí los niños están en contacto directo con la naturaleza durante un año, lo que es digno de ser repetido en otros colegios. Vamos a ver los perfiles de los establecimientos para replicar esta iniciativa”, sentenció el edil.

PROYECTO 2014

Eliana Ponce, representante legal de Bioparque Austral, explica que la idea es que los niños y adolescentes que participen en este proyecto se conviertan en agentes de cambio civilizatorio y de paradigma. “Pretendemos que los muchachos y las chicas no sólo manejen el concepto de las tres R: reducir, reciclar y reutilizar, sino que hagan de la ecología una forma de vida y que no se conviertan en adultos consumistas y depredadores”.

Ella misma cuenta que este innovador método educativo también incorporará la composición de música a partir de los sonidos de la naturaleza. “Se fomenta la creatividad, el ingenio, la expresión, la libertad y la solidaridad a través de una metodología activa, que permite que los alumnos interactúen en diversos espacios, no la sala de clase exclusivamente”, enfatiza.

Ponce celebra que este proyecto se lleve a cabo en establecimientos con vulnerabilidad escolar, pues le entrega valiosas herramientas a niños y niñas que por lo general viven en condiciones de escasos estímulos, recursos y oportunidades.

Esta iniciativa, tendiente a formar ciudadanos preocupados en crear un ambiente sano, se implementó por primera vez, durante 2013, en un establecimiento de Puerto Montt, gracias a los fondos de la Ley deSubvención Escolar Preferencial (SEP). Debido a la buena evaluación que tuvo el proyecto piloto, a partir de abril de este año se desarrollará este programa con 10 escuelas básicas dependientes del municipio, lo que significará que durante 2014 serán 600 niños los que participarán de los cursos en el Bioparque. Cada uno de ellos contará con dos educadores de Aula Viva, el profesor jefe del curso respectivo, más cuatro apoderados que se irán rotando.

Adicionalmente, la municipalidad y el SEP aprobaron la realización de un proyecto piloto para cuatro cursos de liceos técnico-profesionales (Primero medio) de Puerto Montt, el cual se efectuará los días sábados. Todos los estudiantes serán transportados mediante los buses del municipio y contarán con las colaciones que les entrega la Junaeb.

Tomás Pizarro, profesor de Aula Viva, indicó que están en construcción estaciones educativas para aplicaciones de la didáctica vivencial, que consiste en interacciones con el ecosistema como forma de enseñanza. Ellas estarán dedicada a la observación de las aguas, los vientos, las temperaturas, la flora y la fauna. La idea, agrega Pizarro, es que “la totalidad del ecosistema se utilice como recurso didáctico de aprendizaje”.

BIOPARQUE AUSTRAL

Creado en 1990, Bioparque Austral es una reserva privada, ubicada a 21 km de la ciudad de Puerto Montt, al borde de laCarretera Austral. Cuenta con una extensión de 110 hectáreas, de las cuales 100 son bosque nativo y las otras 10 corresponden a un pequeño valle, con senderos y espacios para el descanso y la entretención. También cuentan con ovejas, gansos, alpacas, gallinas y caballos.

Al interior de Bioparque se ubica el río Quillaipe. Sus aguas limpias y tranquilas durante el período de verano, provienen de afluentes naturales de la precordillera, serpentean la totalidad del terreno, conformando un sector de cascadas en lo alto del monte y espacios aptos para el baño en la parte baja del predio. Y a la entrada, existe una construcción de madera -tipo fogón patagónico- que se usa para los talleres, exposiciones, charlas, comidas y proyección de videos o presentaciones.

Tomás Pizarro, fundador del Bioparque, señala que próximamente instalarán una micro central hidroeléctrica que aprovechará la corriente de agua que pasa por el terreno, la cual les permitirá generar 4,5 kv y que también formará parte de los recursos de aprendizaje para los estudiantes.

Si bien durante sus más de 20 años de existencia el Bioparque ha logrado recuperar una buena cantidad de hectáreas de bosque nativo, Pizarro se lamenta de que, a pesar de que han hecho las denuncias respectivas a carabineros y tribunales, no han podido liberarse de las continuas incursiones de grupos delictivos de leñadores que entran desde el límite norte del terreno, los cuales, provistos de motosierras, talan ilegalmente los árboles.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *