Presentan amparo a favor de niños y niñas Mapuche de Tirúa por violencia de Carabineros

SAMSUNG CSC

El recurso de amparo fue presentado por la “Oficina Protección de Derechos”  Oficina de Protección de los Derechos de la Infancia (OPD), Pewma Lafkenche, a favor de 6 niños y niñas, de entre 6 meses a 10 años de edad, que vieron vulnerados sus derechos tras los hechos acontecidos el 30 de marzo recién pasado, que se han difundido por los medios de comunicación, cuando una caravana de Carabineros percutó continuos disparos contra casas y al aire, por todo el sector de Cuarapaillaco en Tirúa, Región del Biobío.

La mencionada caravana realizó detenciones ilegales y disparó directamente a una camioneta que transitaba con una familia del sector. Estos hechos tuvieron lugar después que dos Carabineros resultaran heridos en la comuna de Tirúa a gran distancia del sector de Curapaillaco.

Al respecto, el recurso de amparo señala:  “Es del caso que los efectivos policiales que se encontraban al interior de los móviles apuntaban con armas de fuego, disparando perdigones y/o balines a todo quien se encontrara en la mencionada ruta, inclusive al interior de casas que colindan con aquel camino, en donde estaban alojados de manera tranquila y pacifica niños y niñas ya individualizados junto a sus familias, quienes fueron testigos directos y presenciales de los graves hechos de violencia acaecidos aquella tarde, entre los que destacan el impacto de perdigón sufrido por don Miguel Huenchuñir Liviqueo, y múltiples detenciones ilegales”.

La acción legal fue presentada este jueves por la OPD Pewma Lafkenche ante la Corte de Apelaciones de Concepción a través de la abogado de la institución, Belén Zarate, en contra de Carabineros de la Prefectura de Arauco y a favor de 6 niños y niñas de la comunidad María Colipi Viuda de Maril del sector de Curapaillaco, en Tirúa.

Los menores resultaron afectados por encontrarse inmersos en las balaceras que percutó la caravana de Carabineros hacia los hogares y contra la camioneta donde transitaba la familia de Miguel Huenchuñir, sin que existiera provocación alguna, ni un escenario de desórdenes públicos, estando a 10 kilómetros de distancia de los hechos donde resultaron dos carabineros lesionados durante ese día.

Siendo los niños y niñas de la comunidad principales testigos de este escenario de violencia, manifestaron características de afectación emocional, tales como síntomas ansiosos, conductas agresivas, trastornos del sueño, ansiedad de separación y miedo focalizado a la presencia de vehículos en los espacios públicos, señala el estudio psicológico realizado por el equipo técnico de la OPD.

En este contexto, los niños y niñas de la comunidad afectada, han sido víctimas y testigos de episodios con alto contenido de violencia, lo cual afecta de forma directa su bienestar emocional, alterando su vida cotidiana y vulnerando los derechos que el estado debiese garantizar y resguardar.

“Es importante destacar que Carabineros de Chile tiene un importante despliegue militar dentro del territorio”, menciona el escrito.

Los Hechos

El 30 de marzo de este año, se denuncia a través de la prensa que dos uniformados resultaron heridos en la comuna de Tirúa, hecho que se encuentra a 10 kilómetros de distancia de la comunidad María Colipi Viuda de Maril, la cual resultó afectada por la arremetida de venganza de una caravana de Carabineros de Chile, compuesta por dos vehículos blindados y una camioneta de “civil”. Esta caravana efectuó detenciones ilegales en la comunidad.

Realizando disparos que en la ruta de Curapaillaco-Ralum, lesionaron a Miguel Huenchuñir, que viajaba en su vehículos junto a su esposa Marisol Maril y su hijo de 2 años y 10 meses de iniciales N.A.H.M, quienes interpusieron una querella criminal contra quienes resulten responsables.

Después de haber disparado a la camioneta donde transitaba la familia, los Carabineros continuaron su curso sin detener los disparos contra varios hogares, entre ellos la vivienda donde se encontraban las menores de iniciales K.K.V.Y y D.Y.V.Y, que se vieron obligadas a esconderse, agresión que se presentó similar a los demás menores que encontrándose en sus hogares escucharon los disparos provenientes de la calle, los que se mantuvieron durante horas según declaran los testigos.

“Los hechos ocurridos la tarde del 30 de marzo no son los únicos ocurridos en el sector de Curapaillaco, precisamente en el mes de marzo del año 2016 la misma comunidad fue protagonista y víctima de hechos de violencia por parte de la fuerza pública del Estado, convirtiéndose la vulneración, restricción y privación de derechos, en un hecho sistemático y progresivo en el tiempo”, declara el recurso de amparo en favor de 6 niños y niñas de Tirúa.

Por Paola Henriquez

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *