Pomaire: Sin aviso a población agroindustria realiza masiva fumigación aérea

Radio del Mar

Dirigentes vecinales de la comuna de Pomaire, al oeste de Santiago, denunciaron una serie de fumigaciones aéreas de las agroindustrias de exportación local, realizadas en los últimos días sin avisar a la población respecto de horario y lugares de esta lluvia de plaguicidas y menos acerca de los tipos de tóxicos diseminados

Las fumigaciones fueron responsabilidad de los predios Frupol-Polpaico.

La periodista Lucía Sepulveda que mantiene el blog periodismosanador.blogspot.com, y miembro de la Red de Acción en Plaguicidas Rapal-Chile. afirmó que “no se conoce el nombre del plaguicida utilizado. Por tanto, no se dio cumplimiento al reglamento vigente (Decreto 5/10 del Ministerio de Salud) respecto de los avisos a la población mediante volantes que indiquen la fecha de la aplicación, la hora, lugar y duración, el tipo de plaguicida y las medidas de prevención a adoptar”.

A pesar de esto “en diarios locales el alcalde de Melipilla, Mario Gebauer, aseguró que todo era legal, que se contaba con autorización del Seremi Metropolitano de Salud y que las fumigaciones aéreas, originalmente programadas para el martes pasado, se prolongarían por cuatro días. Sin embargo, los principales afectados no fueron notificados”.

La presidenta de la Junta de Vecinos local, Rosa Encina, en medio de la fumigación denunció a RAPAL-Chile que ninguno de sus asociados ha recibido volante alguno y muchos de ellos viven a un costado del predio fumigado. Sus casas están ubicadas a unos 7 metros de distancia del canal que los separa de las plantaciones de paltas, por tanto la fumigación está infringiendo abiertamente la norma que indica una distancia de 200 metros respecto de casas, escuelas y espacios habitados, y obliga a avisar a los afectados. La escuela de Pomaire está próxima a las plantaciones y los niños, que se encuentran entre los grupos más vulnerables de la población a este tipo de peligro, deberían permanecer encerrados en la escuela hasta el término de las fumigaciones aéreas.

Los vecinos están en medio de una nube tóxica debido a la conformación geográfica de Pomaire que no permite la dispersión de los contaminantes – “es un hoyo”, dicen ellos – y se sienten abandonados a su suerte, denunciando que la municipalidad no escucha sus reclamos, ya que esta situación se arrastra en el tiempo y ha generado problemas de salud, entre ellos y sus niños. Describen problemas respiratorios, a la vista, dermatológicos, y del aparato digestivo que se presentan cada vez que son fumigados. La exposición crónica a agroquímicos peligrosos puede alterar los sistemas nervioso, reproductivo e inmunológico, y generar enfermedades como cáncer, y otras.

Por otra parte, la situación se agrava más aún debido a la posible continuación de la fumigación durante el fin de semana, días en que Pomaire, famoso por sus gredas, recibe visitas de turistas. Aunque el año pasado también hubo fumigaciones, nunca se había anunciado que se fumigaría por 4 días, como anunció el alcalde Gebauer en el diario El Labrador de Melipilla.

En otras comunas del país, como Quillota y Petorca los vecinos han logrado el apoyo de sus alcaldes y autoridades para impedir la continuación de las fumigaciones aéreas y han conformado una red en la Región de Valparaíso para estos fines.

Efecto crónico
María Elena Rozas, coordinadora de la Red de Acción en Plaguicidas Chile expresó al respecto que “nos preocupa mucho el efecto crónico de estas fumigaciones en Pomaire, ya que nosotros hemos documentado casos similares desde el año 2004, cuando vecinos de esta localidad nos denunciaron problemas de congestión respiratoria y malestares estomacales, a consecuencia de fumigaciones nocturnas de la empresa agrícola FRUPOL en cultivos de limones, ubicados en las laderas de un cerro aledaño al pueblo”.

“No hubo reacción a las denuncias formuladas ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Servicio de Salud del Ambiente (SESMA), por las constantes fumigaciones. Por todos estos antecedentes, es inaceptable que no se cumpla ahora con el mínimo de resguardos establecido legalmente por el Ministerio de Salud después de décadas de esfuerzos para lograr una normativa nacional sobre fumigaciones aéreas”, dijo la representante de Rapal.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *