Pescadores en Quintero protestan por daños provocados por derrame de petróleo

Desde cerca de las 9 de la mañana, un grupo de pecadores de Quintero se tomó las calles de la comuna para protestar por la precaria situación a la que se enfrentan tras elderrame de 22 mil litros de petróleo que tuvo lugar el pasado 24 de septiembre en la Bahía. Unos 300 manifestantes bloquearon la intersección de Normandie con avenida El Manzano, en el sector centro de Quintero, mientras que cerca de un centenar de botes protestaron frente a la bahía.

Los trabajadores critican la falta de ayuda de parte de las autoridades y de la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP). Denuncian que en un principio la empresa estatal los contrató para trabajar en la limpieza de la zona para después del último pago despreocuparse por completo.

“Llevamos un mes y medio sin trabajar”, señaló José Miguel Puerto, vocero de los trabajadores, que también se refirió a la dificultad de obtener beneficios ahora con la pesca de jibia: “La jibia está a más de 30 millas de aquí”.

Los pescadores también critican que nadie les asegura que vayan a poder continuar con su trabajo,y exigen al gobierno establecer las medidas de mitigación necesarias, tranparentar los informes extraidos del analísis de muestras y la limpieza de motores de sus embarcaciones, con las que ellos mismos contribuyeron a la limpieza de la zona, entre otros puntos del petitorio.

Los manifestantes, que tras el derrame se encuentran sin recursos con los que enfrentar el sustento de sus familias, han anunciado que seguirán movilizados si no reciben “respuestas claras” de parte del gobierno.

Hasta el lugar se desplazó FFEE de Carabineros con carros lanza agua y zorrillos (lanza gases) para reprimir la indignación de los trabajadoresp, objetivo que no resultó fácil para los funcionarios.

fuente: El Ciudadano

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *