Periodistas y trabajadores chilenos apoyan a Cuba

Por Ernesto Carmona*


Una delegación de periodistas y trabajadores metalúrgicos visitó a la embajadora de Cuba Ileana Díaz-Argüelles para expresarle su solidaridad ante la campaña internacional de difamación montada por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) contra el gobierno de su país por supuesta violación de los derechos humanos.


Los visitantes se refirieron a la muerte en huelga de hambre de Orlando Zapata, un presidiario común, debidamente procesado y condenado por la justicia, a quien los medios presentaron internacionalmente como “preso de conciencia”, y la huelga de hambre número 23 que mantiene Guillermo Fariñas, de 48 años, descrito sucesivamente como “psicólogo”, “periodista” y “escritor”, quien no se encuentra preso sino que “ayuna” en su propio hogar de Holguín, Cuba.


Los trabajadores metalúrgicos declararon el apoyo de su gremio a Cuba y rechazaron las calumnias orquestadas por la prensa mundial, EEUU, la UE, y gobiernos latinoamericanos como el de Sebastián Piñera, en Chile, y partidos como el Demócrata Cristiano y Socialista locales.


También se recibió la adhesión de Guillermo Torres, tesorero de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y de Manuel Cabieses, director de la revista “Punto Final”. Asistieron Marcelo Castillo, ex director de La Nación; Manuel Holzapfel, consejero metropolitano del Consejero de Periodistas; Hernán Uribe, periodista y escritor, ex consejero nacional del Colegio de Periodistas y presidente de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP-Felap), y Ernesto Carmona, consejero nacional del Colegio. También se plegaron a la reunión Miguel Soto y Rosendo Bustamante, de Relaciones Internacionales de la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos (Contramet).


Ocultamiento de información


Los visitantes pusieron de manifiesto el carácter totalitario de los grandes medios que participan en la campaña contra Cuba al ocultar que Zapata tuvo un debido proceso y fue condenado por la justicia, es decir, una instancia distinta al gobierno, tal como ocurre con los delincuentes que cumplen condenas en Chile o cualquier otro país.


Hernán Uribe recordó que en 1999 publicó un reportaje sobre los “periodistas independientes” que fabrica la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana, basado en las revelaciones de un grupo de periodistas verdaderos que infiltró las redes de la CIA en la capital cubana, entre ellos Néstor Baguer Sánchez-Galárraga, cuyas hazañas como agentes secretos fueron reveladas en 2003 en el libro Los Disidentes, de Luis Báez y Rosa Miriam Elizalde (Editora Política. La Habana). Miembro de la Academia Cubana de la Lengua, autor de libros sobre la lengua y autor de la columna “En defensa del idioma”, Baguer relató que su mayor padecimiento consistía en editar los horrores gramaticales de los llamados “periodistas independientes”. Falleció a los 83 años, en 2004.


Los medios ocultan que sujetos como el difunto Zapata no son presos de conciencia, sino reos comunes y, sobre todo, que Fariñas tampoco está preso, pues realiza su huelga de hambre Nº 23 en su vivienda en Santa Clara, Holguín. Asimismo, la opinión pública está desinformada sobre la suerte de cinco cubanos que están presos en Estados Unidos desde 1998 por haber infiltrado las redes terroristas anticubanas de Miami, especializadas en atentados contra turistas que visitan la isla.


Asimismo, los asistentes señalaron que la prensa crea situaciones al revés, donde los malos aparecen como buenos. Dijeron que debería sentarse a EEUU en el banquillo de los acusados por violar derechos humanos en Guantánamo (territorio ilegalmente ocupado por EEUU en Cuba) desde hace más de una década, por los intentos de variadas administraciones estadounidenses de provocar catástrofes alimentarias con sabotajes a centros agropecuarios de la isla, a la vez que mantiene el más largo bloqueo económico, comercial y financiero jamás conocido en el mundo. Igualmente, hubo atentados bacteriológicos contra el ganado, se abatió por bomba un avión comercial en pleno vuelo y se niega la adquisición de medicinas y alimentos para la población. A la inversa del país del norte, dijeron, en Cuba se honran los derechos humano a la alimentación, estudio, trabajo y desarrollo cultural, mientras decenas de miles de médicos y trabajadores de salud actúan solidariamente en más de 70 naciones del planeta, prestando sus servicios en lugares de difícil acceso y condiciones complejas, como en Haití y Chile tras los terremotos, entre otros países.


Médicos cubanos han devuelto la visión a más de un millón de latinoamericanos pobres en intervenciones quirúrgicas gratuitas, a la vez que realizan estudios genéticos a miles de discapacitados en Nicaragua, Ecuador y Bolivia, y otras naciones, mientras miles de maestros han extirpado el analfabetismo en diferentes latitudes.


La embajadora Díaz-Argüelles explicó que en Cuba no existen “presos de conciencia”, pero la prensa no alude los juicios ni el debido proceso a que fueron sometidos personajes como Zapata, en tanto Fariñas goza de absoluta libertad, hace huelga de hambre en su casa, da conferencias de prensa cuando le da la gana, su hogar está rodeado de móviles de TV, empero se le presenta como si estuviera en prisión. Añadió haber recibido numerosas llamadas y visitas solidarias como ésta.

* Ernesto Carmona es periodista y escritor chileno.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *