Periodistas adhieren al paro nacional de los dias 24 y 25 de agosto

Marcelo Castillo S. * / Colegio de Periodistas

Hace casi un año se efectuaron las elecciones del Colegio de Periodistas que permitieron conformar el actual Consejo Nacional. Desde entonces, nos hemos esforzado porque nuestra institución participe activamente del acontecer nacional.

Es por eso que uno de nuestros planteamientos principales ha sido rescatar el derecho a la información, como una facultad que le corresponde a la ciudadanía y que el Estado debe garantizar. Propusimos a través de un manifiesto a fines del año pasado una reforma constitucional que recogiera este principio. Sostuvimos que un planteamiento cómo éste podría hacer frente a la alta concentración de la propiedad de los medios de comunicación. Hoy fluctúa entre un 70 a un 90 por ciento en radio, TV y prensa.

En esa lógica es que defendimos la mantención del diario La Nación y su fortalecimiento a través de una ley que lo transformara en un medio de comunicación público con estatuto propio.

Con ese mismo predicamento, el derecho a la información, es que hemos expuesto nuestro punto de vista respecto de la televisión digital. Hemos propuesto que la ley que la regule asegure a todos los chilenos tener acceso a este tipo de medio de comunicación de gran alcance y, hasta ahora, restringida a pocas señales.

Pese a que hemos mantenido un constante diálogo respecto de estas materias con las autoridades, el actual Gobierno ha seguido adelante con sus planes de cerrar La Nación y asegurar que las concesiones de TV queden en las actuales manos, que no son otras que la de los grandes grupos económicos chilenos y extranjeros. Sólo el viernes, El ministro secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick, nos ha entregado alguna señal de que habría un cambio en la Ley de Televisión Digital para incentivar la creación de nuevos medios.

A este panorama se ha unido la detención de periodistas que cubrían informaciones en las calles, situación que pese a ser denunciada al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, nunca ha tenido respuesta por parte de la autoridad política.

Es en este contexto que el Consejo Nacional ha decidido en el último mes una serie de acciones de apoyo al movimiento ciudadano por la educación gratuita y de calidad. Hemos pedido una cobertura equilibrada y completa de este movimiento social y hemos adherido al objetivo que es inherente a la naturaleza de nuestra organización: la formación profesional de calidad. Junto a otros colegios profesionales (Profesores, asistentes sociales, bibliotecarias, educadores de párvulos, etc.), hemos demandado recuperar la tuición ética sobre la actividad.

Hemos constatado que la educación librada a la acción del mercado es la que ha producido una sobreoferta de periodistas que ha bajado los sueldos de nuestros colegas recién egresados a niveles humillantes, cuando encuentran trabajo.

Es por todas estas razones que primero adherimos a la invitación que nos hizo la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) para conformar el movimiento Democracia para Chile, que ha propuesto el plebiscito como una forma de resolver las demandas estudiantiles por una educación gratuita de calidad.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) nos invitó a integrarnos con nuestros planteamientos al paro nacional del 24 y 25 de agosto. Integramos a la plataforma de demandas de la CUT el siguiente planteamiento aprobado por el Consejo Nacional:

Por el derecho a la información de los ciudadanos. La alta concentración en la propiedad de los medios de comunicación, en manos de grandes consorcios privados nacionales y extranjeros, impide que los ciudadanos ejerzan su derecho a ser adecuadamente informados, con respeto a la diversidad de puntos de vista y con independencia los intereses económicos de los dueños de los medios y sus avisadores. Exigimos que la Ley de TV Digital abra espacio al pluralismo, que todas las instituciones vivas de la comunidad puedan tener un canal de televisión y que el Estado asegure la producción de contenidos y la transmisión a todo Chile.

Nuestra intención es que las demandas de los periodistas sean parte de un movimiento que amplíe la democracia en Chile. Para el cumplimiento de este objetivo es imprescindible incrementar el pluralismo, mediante el incentivo a la creación de medios de comunicación.

Cómo adheriremos

Durante los dos días que durará el paro nacional expresaremos nuestra adhesión de maneras diversas, entendiendo que como periodistas nuestra primera responsabilidad es informar con objetividad los hechos que ocurran en esos días. Pondremos a disposición de nuestros colegas información de todo lo que pase en Chile. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ha ofrecido una instancia de coordinación para entregar información sobre las paralizaciones que se reunirá a partir del lunes 23 de agosto, a las 18,30 horas, en la sede de esa organización.

El Consejo Nacional ha propuesto que el día 24 de agosto a las 21 horas se produzca un blackout de televisores para reflejar el descontento ante la línea editorial monolítica de esos medios de comunicación.

Estamos convencidos que en la medida que el Colegio de Periodistas una sus esfuerzos a otras organizaciones sociales podrá ir creciendo en influencia y prestigio para alcanzar sus objetivos.

*Presidente del Consejo Nacional.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  1 comment for “Periodistas adhieren al paro nacional de los dias 24 y 25 de agosto

  1. 24 Agosto 2011 at 18:09

    Creo que fue desafortunada la interpretación de las necesidades del movimiento estudiantil y social, ya que para nosotros algunas cosas no tienen precio o si lo tienen nos gustaría saber cuánto valen.
    ¿Cuánto vale educar en el amor?
    ¿Cuánto vale educar en la solidaridad?
    ¿Cuánto vale el enseñarnos a convivir con ese otro distinto?
    ¿Cuánto vale el enseñarnos a cooperar y aprender a trabajar en equipo?
    El sistema educativo actual, es muy caro, tanto que las familias clase media y baja deben endeudarse, luego no pueden pagar. Es decir la igualdad, la justicia y la equidad, para la mayoría de nosotros no nos alcanzan el dinero para lograrla. Solo que tienen mucho dinero no hacen esa pregunta sobre cuánto cuesta, solo dicen que todo tiene un precio.
    Si todo tiene un precio y alguien tiene que pagar, pagarán los que pueden, en todo caso una respuesta muy básica y es insuficiente para deponer las movilizaciones que llevan tres meses.
    Es necesario preguntar ¿Quién paga la educación en los siguientes países Argentina, Venezuela, Cuba, Francia, Alemania Finlandia?
    Preciso es recordar que el país creció a un 6% por 20 años, supero incluso a Argentina, mientras se mantienen las desigualdades sociales y la clase política de ambos bloques desean que las cosas sigan igual, con razón los estudiantes desconfían, ya engañaron al movimiento pingüino tomados de la mano en la moneda y legislaron según sus necesidades dando vueltas las espalda a la ciudadanía.
    Creo que el Sr. Presidente de la República no ha hecho una lectura adecuada de la crisis de gobernabilidad que tiene y su apoyo apenas alcanza al 26 % y por tanto se espera de parte del ejecutivo a lo menos respuestas coherentes al petitorio de los estudiantes y Profesores.
    En nada colabora el Gobierno en el bocabulizar frases como extremistas, intransigentes, endemoniada, inútiles, cuando los grupos sociales han insistido tanto en búsqueda de soluciones de fondo al sistema educacional chileno, si bien es cierto hay señales que van en la dirección correcta como la creación de una Superintendencia de Educación y una Agencia de Calidad de la Educación, más la desmunicipalización, pero no se ha dicho como se hará, ni se ha consultado a todos los actores involucrados en el conflicto, por lo que existe un rechazo a la forma de abordar las problemáticas sociales. Es decir que no hay dialogo, lo que existe son descalificaciones, represión, tomas de colegio y de universidades, más huelga de hambre y manifestaciones callejeras toda vez con mayor participación, hasta llegar al gran paro nacional convocada por la CUT el 24 y 25 de agosto.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *