Pascua Lama opera en la frontera sin control de Aduana

image006fuente: COMUNICACIONES OLCA WWW.OLCA.CL

La empresa Barrick Gold lleva más de 10 años operando en la frontera de Chile y Argentina gracias al Tratado Binacional Minero suscrito en 1997 por ambas naciones. Este documento exige la fiscalización de todo lo que entra y sale del área de operación de los proyectos, sin embargo, el control aduanero del lado chileno es aún una incógnita.

El Protocolo Adicional Específico que crea el territorio bi-nacional para Pascua Lama establece en su artículo N° 5 que “Todas las mercancías, personas y vehículos relacionados con las actividades del Proyecto que ingresen o salgan del Área de Operaciones por vía terrestre deberán hacerlo a través de los puestos de control”, sin embargo, el Director Nacional de Aduanas Karl Dietret señala que no está dentro de los planes del Servicio crear un control fronterizo, contraviniendo las garantías mínimas que la ley establece para salvaguardar nuestras fronteras.

Dietret señala además que hasta ahora se han realizado solo controles esporádicos por requerimiento de la empresa, en el Aeródromo que Barrick construyó en la cordillera a mas de 3000 mts snmm.  Esto es cuando  menos preocupante si se considera que la empresa en 1999 conectó a Chile y Argentina a través de un túnel de su propiedad; por otra parte, los vecinos del Valle del Huasco han declarado en reiteradas ocasiones ver descender camiones cargados de la zona minera, y que, desde que Barrick anunciara oficialmente el inicio de la construcción de Pascua Lama (notificado a Conama el 7 de Octubre), han transitado por los caminos locales maquinarias pesadas y numerosos camiones cargados con explosivos y elementos no identificados en dirección al proyecto.

El tema cobra mayor realce ahora que las presidentas chilena y argentina han profundizado los lazos que entregan a las transnacionales mineras toda la riqueza emplazada en la zona fronteriza de los países y han propiciado la firma de nuevos tratados mineros en otras fronteras del continente, sin que se hayan implementado los mecanismos de control  que la ley exige y, dicho sea de paso, contra la voluntad de las comunidades que se verán afectadas por estos emprendimientos a ambos lados de la cordillera.

Lucio Cuenca, director del Observatorio de Conflictos Ambientales (OLCA), quien diera a conocer los planteamientos del Director Nacional de Aduanas, explica que “este paso fronterizo existe porque tanto los insumos, máquinas o personas que ingresen al área binacional, controlada por Barrick, podrían salir hacia Argentina de manera ilegal y viceversa, de ahí la importancia de que se constituya. Claro que, continúa Cuenca, esto no brinda verdaderas garantías para la ciudadanía, puesto que un vacío legal, rellenado tardíamente a través del decreto 116 del Min de Minería del 2003, establece que los controles fronterizos deben ser financiados por la propia empresa que será fiscalizada, es decir, la vieja figura del gato cuidando la carnicería”.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *