Padres y apoderados de Liceo Darío Salas denuncian a autoridades

Manifestamos nuestro profundo rechazo a las prácticas de autoritarismo, hostigamiento, persecución y coerción que han sido sujeto nuestros hijos e hijas, luego de las últimas movilizaciones estudiantiles, que se han desarrollado en el contexto de la demanda de educación pública, gratuita y de calidad a nivel nacional.

Hacemos presente, que siguiendo los canales establecidos, mediante una presentación escrita, solicitamos al sr. director, recibiera a una delegación de apoderados y apoderadas en representación de este colectivo, frente a lo cual, de parte de esa autoridad, no recibimos respuesta ni voluntad de atender nuestras legitimas aprensiones como padres, madres y/o apoderados y apoderadas que conforman esta comunidad escolar, en Liceo Darío Enrique Salas.

Por lo enunciado anteriormente, denunciamos públicamente a:

Alcalde I. Municipalidad de santiago, don PABLO ZALAQUETT
Directora de Educación de la Municipalidad de Santiago, doña Violeta Castillo
Director Liceo Darío Enrique Salas, don Julio García
Cuerpo de Profesores, Liceo Darío Enrique Salas

Nuestros hijos e hijas están siendo víctimas de medidas vejatorias, faltando al derecho fundamental de garantizar estándares mínimos de calidad para impartir actividades educativas y de formación académica y en un claro afán de debilitar y disgregar la voluntad de reflexionar y movilizar las demandas de los petitorios tanto nacionales como internos de la comunidad escolar.

Para sostener lo anterior nos amparamos en los siguientes acontecimientos:

El establecimiento que acoge formalmente a la comunidad del Liceo Darío Enrique Salas, se encentra desocupado desde el día 16 de Agosto.

La comunidad escolar se encuentra de allegada en un inmueble destinado a la comunidad del Liceo Metropolitano, siendo la infraestructura de este establecimiento inadecuada para la cantidad de estudiantes que deben concurrir a tomar clases, las cuales distan observancia de toda formalidad de los programas educativos aprobados por Ministerio de Educación, a la gravedad del hacinamiento de este reciento, sumamos que a diario nuestras y nuestros hijas e hijos, deben jugar a lo que en un lenguaje coloquial denominamos la “sillita musical” es decir, como las salas de clases no dan abasto, pueden ingresar a este establecimiento, aquellos y aquellas que alcancen a tomar silla, ante lo cual una cifra no menor a un centenar de alumnos y alumnas deben retornar a sus hogares imposibilitados de ingresar a clases.

Autoridades de la Dirección de Educación de la I. Municipalidad de Santiago, ejercen presión y coerción a nuestros y nuestras estudiantes que en representación de la comunidad movilizada, han acudido a ese organismo. Condicionando el retorno al establecimiento formal del Liceo Darío Enrique Salas, previa firma en un documento en el cual, como suscritos y suscritas se hacen responsables de posibles futuras acciones de movilizaciones, asambleas, toma del establecimiento inclusive, incitándoles además a denunciar a sus compañeros y compañeras de la comunidad escolar, que participaren en acciones como las descritas.

Denunciamos, estas malas prácticas que buscan demonizar un movimiento que no decrece, un movimiento que a pesar de la parafernalia mediática que llega a nuestras casas a través de nuestros televisores, sigue creciendo y sumando voluntades.

Hoy cuando la ciudadanía que conforma el Estado de Chile ha sido capaz de poner en agenda pública, al menos el reconocimiento a las justas demandas sobre precariedad de la administración del modelo educativo, como colectivo de apoderados del Liceo Dario Enrique Salas, denunciamos que nuestras y nuestros hijas e hijos s que en distinto grado han manifestad abiertamente y sin temor su adhesión a este movimiento social, sufren persecución política desde quienes administran sus establecimientos.

No ajenos a esta demanda social, declaramos y convocamos como padres, madres, apoderados, apoderadas y sociedad civil inclusive, a:

Sumar nuestra voluntad y adhesión a las legitimas demandas de movimiento estudiantil, y hacemos eco en esta acción de nuestro compromiso con esta justa movilización.

A todos los sectores sociales y políticos a rechazar estas y otras malas prácticas que atentan contra la integridad de nuestras y nuestros niñas, niños y jóvenes

A lo medios, a contrarrestar la desinformación contribuyendo al conocimiento real de la magnitud de los abusos de poder, actos vejatorios, y abusos que violentan a nuestras y nuestros niñas, niños y jóvenes

¡Nuestros hijo, hijas no están solos!

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *