Organizaciones y vecinos de Bulnes presentaron observaciones a Central Termoeléctrica El Campesino

Cerca de mil observaciones ciudadanas al estudio de impacto ambiental de la Central Termoeléctrica El Campesino, fueron entregadas al Servicio de Evaluación Ambiental por distintas organizaciones y particulares, al culminar este lunes el plazo legal para estos efectos.

A través de una nueva marcha, que esta vez estuvo acompañada de una caravana de a lo menos una docena de vehículos, los opositores a la Central El Campesino, caminaron desde la Plaza Perú hasta las dependencias del SEA en Concepción, para reiterar su rechazo a un proyecto que consideran altamente nocivo para los intereses de la comunidad de Bulnes.
Active Image
Junto a los integrantes del Comité Bulnes sin Termoeléctricas, llegaron como apoyo las organizaciones de Tomé, Lirquén, Penco, Talcahuano y Coronel que rechazan esta iniciativa así como el Terminal GNL Penco-Lirquén, iniciativa que está siendo evaluada ambientalmente en forma separada. Precisamente ésa es una de las grandes críticas que se formulan ya que se argumenta que la Central El Campesino y el Terminal GNL Penco-Lirquén deberían ser evaluados como un solo proyecto y no en forma fraccionada como ocurre actualmente.

Sobre este punto, el concejal de Talcahuano, Hernán Pino recalcó que se trata de un solo proyecto y que la empresa “ utilizó mecanismos para tratar de evadir la responsabilidad de hacer estudios de carácter ambiental como corresponde”, aseveró. Del mismo modo, destacó la respuesta de los opositores, que han salido a la calle a manifestarse para expresar su rechazo.

Víctor Díaz, presidente del Comité Bulnes Sin Termoeléctricas, agradeció el respaldo de quienes los han acompañado en este proceso. “Estamos acá, personas que se levantaron muy temprano para llegar acá y combatir esto que nos ha llegado a la comuna. Hemos presentado todas las consultas que tenemos y esperamos que nos respondan”. Agregó que esto es solo una parte del proceso y que hay que seguir apoyando y luchando para impedir que la central se instale en Bulnes.

Después de una caminata que se prolongó por casi una hora, bajo un fuerte sol, llegaron hasta las oficinas del SEA en calle Lincoyán, donde por parte del Comité Bulnes Sin Termoeléctricas se entregaron dos documentos: un informe técnico-jurídico respecto del fraccionamiento del proyecto y otro que recoge las observaciones realizadas por vecinos de la zona rural y urbana de Bulnes.

También las organizaciones de las comunas costeras de Tomé, Penco-Lirquén y Talcahuano presentaron observaciones a este proyecto.

Concluida esta etapa, el SEA debe revisar las observaciones recibidas para ponderarlas y luego proceder a responderlas.

escrito por TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *