Organizaciones rechazan proyecto minero “Dominga” en la comuna de La Higuera

El tranque de relaves del proyecto arriesga el fenómeno del drenaje ácido que puede durar cientos de años, y en este caso puede ser particularmente grave por la ubicación en la cuenca de Los Choros.

Frente a las serias amenazas ambientales derivadas del proyecto minero “Dominga” de Andes Iron de explotación de fierro y cobre a rajo abierto, proyectado para la Comuna de La Higuera, Región deCoquimboModema y las organizaciones firmantes abajo rechazan este proyecto a rajo abierto por sus graves consecuencias ambientales. Iniciativas como “Dominga” desafían toda lógica de desarrollo y sentido común y constituyen un retroceso respecto actividades sustentables y conservación de la biodiversidad.

No estamos hablando de eliminar los procesos extractivos sino de una planeación más concienzuda teniendo en cuenta dónde se debe y dónde no se debe extraer y considerar los costos ambientales, sociales y políticos del proceso extractivo: la explotación minera debe ocurrir en “zonas cenizas”, lejos de los poblados y cuencas hidrográficas. La falta de un ordenamiento territorial conduce a modelos de desarrollo local no consensuados donde el medio ambiente queda desprotegido y el crecimiento económico no es viable.

El proyecto “Dominga” es de gran importancia pública por la destrucción que implica y por las diferencias fundamentales en las visiones sobre el desarrollo.
El área de influencia del proyecto abarca 12.617 hectáreas y posee una alta naturalidad y endemismo, con presencia y distribución de especies con problemas de conservación en casi toda el área, características que le confieren un alto valor ambiental y vulnerabilidad ante actividades mineras.

El tranque de relaves del proyecto arriesga el fenómeno del drenaje ácido que puede durar cientos de años, y en este caso puede ser particularmente grave por la ubicación en la cuenca de Los Choros.

Una comunidad tocada por la explotación minera nunca vuelve a ser la misma; sus tejidos culturales quedan rotos. La explotación minera conlleva, promueve e incentiva la división y la corrupción.

La empresa Andes Iron se jacta de utilizar tecnología moderna, pero jamás menciona los impactos permanentes en el medio ambiente o la contaminación de los recursos hídricos.

Al pintarles versiones falsas de desarrollo, no menciona el desastre natural y social que deja atrás.

Después el caso “Barrancones” queda evidente que la institucionalidad ambiental de Chile está hecha para posibilitar las inversiones y no para proteger el medio ambiente, es por ello que desconfiamos en los resultados de las evaluaciones que el Estado haga.

Denunciamos que Andes Iron con su proyecto “Dominga” oculta, tergiversa y manipula la información relacionada con los impactos, con el fin de que los Servicios Técnicos que deben evaluar el proyecto, y la comunidad, no puedan tener una dimensión real de la destrucción que ésta supone: maximización de las utilidades sin considerar los costos sociales y ambientales, cuestión imperdonable y simplemente absurda en una empresa chilena.

Considerando la magnitud y duración del proyecto y la sinergia de impactos sobre suelo, agua y aire, es evidente que el área de influencia pueda abarcar hasta áreas protegidas bajo protección oficial, en este caso Áreas de Manejo de Recursos Bentónicos y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt y Reserva Marina Islas Choros-Damas. El mega puerto en Totoralillo Norte con la presencia de buques de gran calado constituyen un riesgo potencial de afectación a estas áreas y a los recursos biológicas.

La comuna de La Higuera ha tomado una opción decidida por el desarrollo sustentable en función del uso responsable de los recursos marinos y la agricultura. Con un esfuerzo extraordinario, los pueblos y caletas de la zona han sabido aprovechar esta excepcional concentración de vida marina para potenciar las actividades turísticas, la pesca artesanal, extracción de recursos bentónicos de áreas de, manejo y la agricultura, creando numerosas fuentes de empleo en base a actividades sustentables.

Desde nuestro punto de vista, un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos como propuesta porOceana Chile es la herramienta de gestión ambiental y territorial más eficiente para entregar protección ambiental y fomentar el desarrollo de actividades económicas de bajo impacto ambiental. La AMCP–MU La Higuera/Isla Chañaral regularía los distintos usos que se podrían dar a la zona declarada, permitiendo el desarrollo de las actividades que sean compatibles con la conservación solamente, es decir, aquellas que no provoquen grandes impactos sobre los ecosistemas o las especies, como la pesca artesanal, la extracción de recursos bentónicos, el turismo sustentable y la agricultura.

Contacto:
E-mail: despertarambiental@gmail.com
Celular: 95361533

Firman:
Modema
Junta de Vecinos Nº 8 Punta de Choros
Junta de Vecinos Nº 21 Llano Los Choros
Junta de Vecinos Nº 3 de Los Choros
Junta de Vecinos Nº 2 de Chungungo
Centro General de Padres y Apoderados Escuela Nº 53 Los Choros
Centro de Padres y Apoderados Jardín Infantil Frutilandia
Agrupación de Trabajadores Independientes del Mar de Caleta Hornos
Asociación Gremial Punta de Choros
Sindicato Nº 2 Independientes de Buzos y Pescadores Artesanales de Caleta Hornos
Club Deportivo “Victoria” Los Choros
Asociación de Pequeños Propietarios Agrícolas de Los Choros

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *