Organizaciones exigen al SAG que prohíba el herbicida Glifosato

En el Día Internacional por el no uso de Plaguicidas, la organización relevó que el glifosato ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “probablemente cancerígeno” y que países de la Unión Europea están desarrollando planes graduales de prohibición de este químico usado en la agricultura. 

“Es uno de los plaguicidas más vendidos en Chile y es de la categoría de altamente peligroso por su efecto crónico. La Agencia Internacional de Investigaciones del Cáncer (de la OMS) lo clasificó como probable cancerígeno para humanos, lo que quiere decir que es comprobadamente cancerígeno en animales de laboratorio”, señaló María Elena Rozas, coordinadora nacional de RAP-Chile.

Los representantes de la Red destacaron el caso de Francia, cuyo gobierno lanzó una plataforma en línea de “eliminación gradual” del glifosato en la cual los agricultores pueden inscribir su compromiso de dejar de usar el producto antes de 2020. En ese país también se elevó el impuesto existente a la contaminación por plaguicidas. Con esta medida, los infractores deberán pagar un 50% más por kilo de producción si se detecta la presencia de glifosato en sus productos. 

En la misiva dirigida al jefe del SAG, también expusieron los impactos del glifosato en la fauna silvestre. Al respecto, citaron un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas y publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) que indica que el agroquímico perturba la comunidad microbiana en el sistema digestivo de las abejas.

“Los estudios científicos muestran además que el glifosato afecta a la flora silvestre, incluyendo las especies que son esenciales para la polinización, así como a microorganismos del suelo que participan en el ciclo de algunos nutrientes. Además, interfieren con los sistemas de navegación de las abejas y afectan a las bacterias benéficas del tracto digestivo de estos polinizadores. Por si no fuera suficiente, hay evidencia científica de que el glifosato persiste en los suelos agrícolas, alcanza los cuerpos de agua, también se dispersa a través de la lluvia, y sus residuos permanecen en los cultivos, llegando así a los alimentos que consumen personas aún a grandes distancias de los campos de cultivo. No podemos permitir que más poblaciones humanas, ni los ecosistemas continúen expuestos a este veneno”, se lee en la carta entregada en las oficinas del SAG, en paseo Bulnes 140, a pasos de La Moneda.

“Necesitamos salud”

En conversación con POLITIKA, María Elena Rozas explicó que “el monocultivo intensivo usa masiva e indiscriminadamente plaguicidas, especialmente los que son altamente peligrosos. Por ejemplo, en cultivos de avellano europeo en el Maule, se descubrió que se aplicaban tanto Paraquat, prohibido en la Unión Europea, como Glifosato”.

A partir del uso indiscriminado de plaguicidas en la agricultura, sumado al empobrecimiento de los suelos, la escasez hídrica y el cambio climático, entre otros factores, la representante de RAP-Chile considera necesario dar un salto en la forma como se lleva la actividad agrícola en el país.

María Elena Rozas

“Transformar la agricultora a una ecológica, libre de plaguicidas, patentes y transgénicos, es un imperativo. Realmente ya los países de la Unión Europea están avanzando en ese sentido y nosotros no podemos tener un doble estándar. También necesitamos salud, especialmente para las trabajadoras/es agrícolas y los niños que viven en comunidades rurales, que están expuestos a plaguicidas”, afirmó.

En este sentido, comentó que “uno de los desastres ocultos es el aumento de cáncer en el país, sobre todo en zonas rurales. También se puede considerar un desastre cómo sufren las comunidades rurales el efecto de los plaguicidas, especialmente, los niños. Recién se encontró orina contaminada con plaguicida en la región del Maule y con plaguicidas que han sido prohibidos hace más de dos décadas en Chile, como es el Paratión, que es altamente peligroso”.

En julio, se dio a conocer un estudio de la Universidad Católica del Maule que demostró la presencia de agroquímicos en peligrosos y prohibidos en la orina de escolares residentes en comunidades rurales de Talca y San Clemente. “Lo que más nos preocupó es que apareció en la orina de los niños un plaguicida prohibido en Chile desde el año 2000 denominado Paratión, el cual es altamente peligroso y tóxico para la salud y el medio ambiente, porque tiene comprobados efectos cancerígenos y neurotóxicos, no estando permitida su venta en Chile”, señaló la vicerrectora de Investigación y Postgrado UCM, María Teresa Muñoz, según consignó Cooperativa.

Según datos del Ministerio de Salud, el cáncer es la segunda causa de muerte en Chile para ambos sexos y representa casi el 25% de todas las causas de muerte en el país.

“Hay mujeres quemadas por plaguicidas”

Alicia Muñoz

Alicia Muñoz representa a la Asociación Nacional de Mujeres Rurales Indígenas (Anamuri). En diálogo con POLITIKA, expuso los males que sufren las trabajadoras agrícolas y sus hijos por el contacto reiterado con plaguicidas.

“Hemos vivido por décadas los flagelos de los plaguicidas en las mujeres en los niños que nacen con malformación congénita. Es un tremendo dolor que hay en el campo por todo lo que han significado estas políticas tan agresivas que no son capaces de mirar por la vida de las personas, sino que más bien aquí lo que se necesita son números, rentabilidad, pero la vida de las personas no vale”, sostuvo.

“Hay mujeres quemadas por plaguicidas, hay mujeres con cáncer, absolutamente botadas en sus lechos por el hecho de que están con enfermedades generadas por estos productos, que se entregan con tanta facilidad para que la gente trabaje y los manipule”, añadió la dirigenta de Anamuri.

De ahí el llamado a las autoridades para que “tomen medidas”, según planteó Alicia Muñoz. “Esto no es un tema de porfía, sino que es una realidad que se vive. Pueden mirar el (documental) ‘Cuerpecitos de Niño’ (1994), que está en Youtube y ahí se van a dar cuenta de que estamos denunciando el dolor que viven las madres y padres que tienen un hijo con malformación congénita”, destacó.   

Fuente: Polítika

 

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *