A un año del terremoto mujeres constatan agravamiento en desigualdad de género

UN AÑO DESPUES, DESIGUALDAD DE GENERO SE AGRAVA CON TERREMOTO
Balance de las organizaciones de mujeres a un año del 27 del febrero / Perla Wilson Radio Tierra

Nota en audio
[audio:http://www.radiotierra.cl/archivos/audios/columna_de_opinion/nota_02_jabsa.mp3]

Las mujeres constataron que los problemas de desigualdad se agudizaron con el terremoto. Después de la catástrofe se conformó en la 7ª región del Maule la red de mujeres maulinas con el objetivo de reunir información, atender las demandas particulares de las mujeres y elaborar una agenda política.

Este trabajo permitió  consignar los nuevos problemas que afectan a las mujeres producto del hacinamiento en los albergues  y luego en las llamadas “aldeas” o campamentos de damnificados, así lo explica la antropóloga Yafza Reyes , quien participó en el programa llevó adelante la ONG SurMaule con apoyo de UNIFEM, la agencia de Naciones Unidas para la mujer.

Estos problemas fueron detectados por las propias mujeres, no ha existido por parte de las  autoridades una política que incluya la dimensión de género para enfrentar en la catástrofe y sus consecuencias.  Según la profesional esto se debe en parte al desconocimiento y en un porcentaje importante a un filtro ideológico que les impide visualizar y atender la especificidad de la situación de las mujeres y menos encararla con una óptica de derechos.

Hay denuncias hechas sobre violaciones, embarazos no deseados, violencia  , apunta Yafza Reyes, pero la información no está sistematizada. El aumento de sitios eriazos en las ciudades, la falta de luminaria pública ha hecho que aumenten los actos de violencia en general y en particular aquella dirigida a las mujeres.

Pero el punto crítico, dice Reyes, es la pérdida del espacio personal de las mujeres que viven en las llamadas “aldeas “ , los campamentos donde todavía se encuentran habitando la mayoría de los damnificados.

Yafza Reyes sostiene que la falta de dialogo productivo con las autoriades no sólo afecta a las mujeres sino a toda la población  y cuenta la experiencia de la ciudad de Talca ( capital de la Region del Maule ) , donde  la ciudadanía se organizó conformó el movimiento Talca con todos y todas , realizaron un cabildo con una participación masiva desde donde surgió la agenda elaborada colectivamente por los y las participantes . Todo ese esfuerzo, relata, hasta hoy no ha tenido respuesta y remarca “las autoridades deben escuchar a las poblaciones afectadas “.

Foto J.A.G.S

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  1 comment for “A un año del terremoto mujeres constatan agravamiento en desigualdad de género

  1. Edelmira Carrillo Paz
    3 Marzo 2011 at 17:06

    La vulnerabilidad de la mujeres en Chile queda en evidencia ante cualquier catástrofe. Los avances existentes, muy pocos por lo demás, débiles y nunca consultados con la mujeres, sólo beneficia a unas pocas y sólo desde un punto de vista asistencialista. El terremoto ha vuelto a poner a las familias de mayor pobreza en una situación innenarrable y sin esperanzas en la cuale las mujeres sufren el mayor impacto, porque son pilar el , permanecen en las aldeas, atienden las necesidades de sus hijos y familia extendida. La carencia de servicios básicos como agua potable, energía eléctrica suficiente, alcantarillado, baños adecuados y con mayor privacidad, el mínimo espacio en que viven desde la catástrofe impacta en ellas de una forma distinta que en el resto de la familia. Sin embargo, su perticipación activa en las labores de mitigación: talleres, atención social y psicológica y la salud en general siguen siendo un compromiso vital a costa de su propia tranquilidad y felicidad.
    Felicitaciones a Talca porque a pesar de la escasa escucha del Gobierno, se organizan y apoyan. Sería muy distinta la reconstrucción si escucharan a los actores y actoras directas de ésta situación, pero la democracia está muerta en Chile, expiró en manos de la derecha, aunque la Concertación la venía ignorando hacía mucho rato.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *