Obispo Goic llamó a ir más allá de los intereses particulares y a poner el acento en la solidaridad

agoickEn el contexto del estudio de la reforma tributaria, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile resaltó ante los diputados de la Comisión de Hacienda que es necesario dar pasos más audaces para incluir a los pobres en el desarrollo integral del país. Asimismo, dijo que el argumento de que un cambio impositivo retrasaría el crecimiento puede ser falaz y sostuvo que sin recursos suficientes y bien empleados, el anhelo de ser un país desarrollado y más equitativo puede ser solo una ilusión.

Un fuerte llamado a ir más allá de los intereses particulares y gremiales y a poner el acento en la solidaridad, efectuó esta tarde el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile, monseñor Alejandro Goic, en el contexto del trámite de la reforma tributaria que se efectúa en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Reconoció que el país ha avanzado en disminuir la pobreza, pero consideró oportuno dar pasos más audaces para incluir a los pobres en el desarrollo integral del país. “Quisiera una reforma que tenga como centro el humanizar y compartir con equidad el desarrollo de nuestro querido país”, planteó.

El sacerdote destacó la importancia de que en el análisis de la propuesta legal se conozcan todas las opiniones pertinentes, recalcando que “sin un examen atento de la racionalidad de las medidas y, asimismo, sin una suficiente base social y política, una reforma mayor corre el riesgo de no ser asumida como un paso por el bien del país”. Aquí hay un desafío político mayor”, apeló.

Indicó que es importante reparar que la finanza pública debe ser justa, eficiente y eficaz pues no debe perder de vista los efectos que está llamada a producir en la economía, cual es favorecer el empleo; fomentar las actividades empresariales y las iniciativas sin fines de lucro; y garantizar los sistemas de previsión y de protección social, especialmente de los más débiles.

Señaló que hay aspectos básicos a la hora de pensar en una reforma tributaria:

1. El pago de impuesto es una especificación del deber de solidaridad. “Es importante procurar racionalidad y equidad en la imposición de los tributos, no cabe duda que en este ámbito queda aún mucho por profundizar en nuestra situación tributaria”.

2. Analizar no sólo cuánto tributamos, sino también cuánto rigor e integridad hay en la administración y en el destino de los recursos públicos. “Poco serviría subir los tributos si no subimos, al mismo tiempo, las existencias de un uso transparente, eficiente y eficaz de los recursos públicos, focalizados en el bien común, pensando especialmente en los más débiles.

Se mostró partidario de enfrentar la evasión y la elusión, refutando duramente a las empresas que, con subterfugios, “no tienen reparos en soslayar los impuestos justos u otros deberes para con la sociedad”. Al mismo tiempo, consideró necesario definir una carga tributaria “racional y equitativa”.

Aludiendo a la carta del Comité Permanente, de septiembre de 2012, efectuó una crítica a la aplicación rígida y ortodoxa de un modelo de desarrollo centrado excesivamente en lo económico y a una forma descompensada del rol del mercado. Además, recordó que en ese momento se cuestionó la postergación “hasta lo inaceptable” de una mayor distribución e integración social, a través de una revisión del sistema impositivo. “El argumento de que un cambio retrasaría el crecimiento puede ser falaz, porque un paso más lento puede conseguir que nuestro andar sea más seguro y sustentable para llegar a la meta de un país genuinamente desarrollado y en paz”, especificó.

Finalmente, dijo que sería una ingenuidad pretender que una reforma tributaria logre, por sí sola, un mayor bien común, pero recalcó que, “sin recursos suficientes razonables y bien empleados, nuestros anhelos de un país desarrollado y más equitativo pueden ser solo una ilusión”.

escrito por Diario Cámara de Diputados

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *