Nueva ley de radios comunitarias no mejora la cobertura para las emisoras locales

fuente: Ricardo Salazar, Radio U. Chile
Polémica e incertidumbre suscita la nueva ley de radios comunitarias, debido a los perjuicios que generaría en las organizaciones sin fines de lucro su aplicación, además de la arremetida de cierres por parte de la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI) las radios comunitarias anuncian resistencia.
La nueva ley que crea los servicios de radiodifusión comunitaria ciudadana, ya fue aprobada por el Congreso y está promulgada por el Presidente Sebastián Piñera, pero ya genera problemas.
La normativa permite a las emisoras aumentar de un watt a 25 e incluso 40 su potencia y aumento en la altura de antenas, para mejorar su cobertura, además de realizar menciones comerciales.
El proyecto trajo promesas a las emisoras, pero existe una contra partida, ya que las radios comunitarias sólo podrán acceder al 5 por ciento del espectro, el otro 95 es para uso comercial, además se acusa que sociedades con fines de lucro podrán retener los diales comunitarios que ya poseen.
Por eso el representante en Chile de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Juan Enrique Ortega, tiene una visión pesimista del caso. “El proceso no va a privilegiar la cobertura de los nuevos actores, es decir, la promesa de mayor cantidad de cobertura y de transmisión privilegio de la cantidad de actores por el tema de mejorar la cobertura”, indicó.
La visión de Ortega tiene eco en varias emisoras, María Cristina Riquelme, de Radio Nueva Era de Talca, plantea que la nueva ley es una forma de acción en contra de las mismas emisoras que dice beneficiar.
“Me parece que se viene fuerte el acallar a las radios comunitarias, creo que ya lo estamos viendo claramente en estas distintas leyes que están haciendo para nosotros”, señaló.
También existe otra preocupación, con la nueva ley en un nuevo proceso de cierres de radios sin concesión, por querellas e investigaciones impulsadas por los empresarios de ARCHI, ante esto, Leopoldo Sarmiento, de Radio Primero de Mayo, considera que este escenario de represión no es nuevo.
“Con o sin fiscalización física o escrita. Nosotros sabemos que hay un monitoreo constante en contra de las organizaciones pensantes, que tiene un discurso distinto al Gobierno y los medios de comunicación”, señaló.
Uno de los actores que impulsó la nueva ley fue la Asociación Nacional de Radios Comunitarias y Ciudadanas de Chile, Anarcich, su Presidente, Alberto Cancino, acusa que recién comienza a iniciarse el proceso de la ley.
“No es que estemos asegurando a las 300 radios de Anarcich. Tenemos que esperar que se ordene el espectro en función del nuevo marco legislativo que se va a dar”, enfatizó Cancino.
Aunque el mismo Cancino ha acusado de la nueva ley que empresarios podrían hacerse de diales, utilizando figuras jurídicas de acuerdo a la nueva ley.
De este modo, existe una decisión en varios emisoras de simplemente no legitimar la nueva ley, como lo expresa José, de Radio Autónoma Con Norte, de La Pinoya y Richard Muñoz, de Radio Placeres de Valparaíso.
“No darle legitimidad dentro del orden legal. Nos interesa entrar con nuestra gente, nuestra población y con  los trabajadores. Quieren que las comunitarias se vayan a la derecha del Dial, Radio Placeres sigue a la izquierda”, indicó.
Así, las emisoras reniegan de ubicarse entre el 107.1 y el 108 del dial, espacio que sólo permitiría cuatro emisoras comunitarias por ciudad y pelear por mayor equidad en los diales, tal vez igual que en Argentina, hasta un tercio del espectro para la ciudadanía.

Polémica e incertidumbre suscita la nueva ley de radios comunitarias, debido a los perjuicios que generaría en las organizaciones sin fines de lucro su aplicación, además de la arremetida de cierres por parte de la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI) las radios comunitarias anuncian resistencia.
Escuchar el audioLa nueva ley que crea los servicios de radiodifusión comunitaria ciudadana, ya fue aprobada por el Congreso y está promulgada por el Presidente Sebastián Piñera, pero ya genera problemas.
La normativa permite a las emisoras aumentar de un watt a 25 e incluso 40 su potencia y aumento en la altura de antenas, para mejorar su cobertura, además de realizar menciones comerciales.
El proyecto trajo promesas a las emisoras, pero existe una contra partida, ya que las radios comunitarias sólo podrán acceder al 5 por ciento del espectro, el otro 95 es para uso comercial, además se acusa que sociedades con fines de lucro podrán retener los diales comunitarios que ya poseen.
Por eso el presidente de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Juan Enrique Ortega, tiene una visión pesimista del caso.
“El proceso no va a privilegiar la cobertura de los nuevos actores, es decir, la promesa de mayor cantidad de cobertura y de transmisión privilegio de la cantidad de actores por el tema de mejorar la cobertura”, indicó.
La visión de Ortega tiene eco en varias emisoras, María Cristina Riquelme, de Radio Nueva Era de Talca, plantea que la nueva ley es una forma de acción en contra de las mismas emisoras que dice beneficiar.
“Me parece que se viene fuerte el acallar a las radios comunitarias, creo que ya lo estamos viendo claramente en estas distintas leyes que están haciendo para nosotros”, señaló.
También existe otra preocupación, con la nueva ley en un nuevo proceso de cierres de radios sin concesión, por querellas e investigaciones impulsadas por los empresarios de ARCHI, ante esto, Leopoldo Sarmiento, de Radio Primero de Mayo, considera que este escenario de represión no es nuevo.
“Con o sin fiscalización física o escrita. Nosotros sabemos que hay un monitoreo constante en contra de las organizaciones pensantes, que tiene un discurso distinto al Gobierno y los medios de comunicación”, señaló.
Uno de los actores que impulsó la nueva ley fue la Asociación Nacional de Radios Comunitarias y Ciudadanas de Chile, Anarcich, su Presidente, Alberto Cancino, acusa que recién comienza a iniciarse el proceso de la ley.
“No es que estemos asegurando a las 300 radios de Anarcich. Tenemos que esperar que se ordene el espectro en función del nuevo marco legislativo que se va a dar”, enfatizó Cancino.
Aunque el mismo Cancino ha acusado de la nueva ley que empresarios podrían hacerse de diales, utilizando figuras jurídicas de acuerdo a la nueva ley.
De este modo, existe una decisión en varios emisoras de simplemente no legitimar la nueva ley, como lo expresa José, de Radio Autónoma Con Norte, de La Pinoya y Richard Muñoz, de Radio Placeres de Valparaíso.
“No darle legitimidad dentro del orden legal. Nos interesa entrar con nuestra gente, nuestra población y con  los trabajadores. Quieren que las comunitarias se vayan a la derecha del Dial, Radio Placeres sigue a la izquierda”, indicó.
Así, las emisoras reniegan de ubicarse entre el 107.1 y el 108 del dial, espacio que sólo permitiría cuatro emisoras comunitarias por ciudad y pelear por mayor equidad en los diales, tal vez igual que en Argentina, hasta un tercio del espectro para la ciudadanía.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *