Nueva huelga de hambre en apoyo a los comuneros que cumplen 84 días en huelga de hambre.

foto: Azkintuwe

Ante la arrogancia de la Corte Suprema Chilena que insiste en aplicar la Ley  Aartheid en contra del Movimiento Mapuche en chile, que condeno políticamente a 9 y 14 años Héctor Llaitul, José Huenuche, Jonathan Huillical y Ramón Llanquileo miembros de la Cordinadora Arauco Malleco. Quienes hoy cumplen 83 días en huelga de hambre y en delicado estado de salud hospitalizados en el hospital de Victoria.

Los familiares Pamela Pessoa quien es compañera de Héctor Llaitul y Hernán Llaitul  hermano, Juana Reiman madre de José Huenuche, junto a ellos la  vocera del movimiento Natividad llanquileo. Han iniciado una huelga de hambre en las  afueras del hospital de Victoria.

Esto en repudio al fallo el viernes 3 de junio de 2011, emitido por la Corte Suprema Chilena que utilizó como argumento de este fallo, pruebas de declaraciones obtenida bajo tortura invocando la Ley Antiterrorista que tiene vigencia desde la dictadura militar de Pinochet, esto mientras los culpables de asesinatos de comuneros Mapuches ocurridos en los últimos años gozan de libertad otorgada por la misma Justicia Chilena.

Llaitul, Huillical y Huenuche han perdido entre 20 y 26 kilos de peso y padecen una desnutrición severa, “deshidratación al límite” y compromiso orgánico entre moderado y severo.

Pero el más afectado es Ramón Llanquileo, hermano de Natividad, que ha bajado 21 kilos y “está con una desnutrición severa que se podría complicar en cualquier minuto”, señaló el doctor Juan Carlos Reinao.

“En cualquier momento podría ocurrir un desenlace que ninguno queremos”, advirtió el facultativo, que no forma parte del equipo médico del hospital donde están internados, sino que fue designado por los familiares para supervisar la salud de los reos.

Natividad Llanquileo “Estamos tratando de buscar la fórmula salir de la huelga y después hacer un trabajo más concreto, y quizás hacerle alguna exigencia al Gobierno, pero aún estamos trabajando en eso”, explicó.
“Se está buscando la fórmula, y mientras no se encuentre, es difícil terminarla”, concluyó.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *