No somos esclavas, somos Trabajadoras: Marcha de Trabajadoras de Casa Particular

Las compañeras agrupadas en el Sintracap (Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular) hacen un llamado a marchar este próximo 30 de marzo por las calles de nuestro país, justo en el día que a nivel internacional celebran su oficio, que como bien sabemos, ha sido vulnerado por décadas sin resguardo legal alguno.
La labor de las trabajadoras del hogar ha sido históricamente olvidada, ya que si bien existe una especie de reconocimiento social hacia las “nanas” (termino peyorativo que oculta una relación contractual), su regulación, fiscalización y resguardo, ha sido una tarea inconclusa por el Estado. Las trabajadoras del hogar además de vender su fuerza laboral, en ciertos casos (trabajadoras puertas adentro) son obligadas a destinar casi la totalidad de su tiempo en atender a una familia que no es la suya y comprender aquella relación como algo normal.
En lo que respecta a la normativa laboral vigente en Chile, las empleadas del hogar están totalmente desprotegidas, por ejemplo en torno a la jornada laboral, ya que el promedio sobrepasa las 10 horas trabajando y sin ningún tipo de regulación, porque evidentemente en una casa particular no existe fiscalización alguna, ni menos leyes que velen porque se cumplan horarios de trabajo racionales.
Durante el periodo de la ministra del trabajo Evelyn Matthei (abiertamente pro-empresa) se dispuso a rebajar en tan solo 1 hora la carga de 12 horas actuales, no quedando conforme las trabajadoras, argumentando que ellas demandaban 45 horas a la semana, colación, domingos libres, etc. Asimismo el Estado de Chile no ha ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que establece condiciones mínimas para el desempeño del oficio, limitaciones a la libertad patronal para “hacer y disponer”, como también un piso básico para poder enfrentar futuras reivindicaciones.
En el mes de la mujer, llamamos a apoyar a las compañeras que con perseverancia -además de todas sus múltiples labores-, han logrado organizarse y sindicalizarse para luchar por sus derechos legítimos.
Este 30 de marzo a la calle, por dignidad y respeto.
“No somos esclavas, somos trabajadoras…tomame en cuenta patrona abusadora”
¡ARRIBA LAS Y LOS QUE LUCHAN!
Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *