No se va a terminar con el hambre sin terminar con la brecha de género

Foto: http://www.fao.org/argentina/es/

Por Cecilia Jobe *

Las mujeres rurales representan un cuarto de la población mundial, son responsables por más de la mitad de la producción de alimentos a nivel mundial y, sin embargo, 1.100 millones de ellas no ven reconocidos sus derechos. Si hoy se cumplieran los derechos de las mujeres rurales se podrían producir entre un veinte y un treinta por ciento más de alimentos en el mundo. Lo que significaría 150 millones de personas menos con hambre en el planeta (equivaldría casi a cuatro veces la población de la Argentina).

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tiene como objetivo principal erradicar el hambre y la malnutrición en el mundo. En este camino de lucha, desde FAO siempre afirmamos que el hambre no podrá ser eliminada sin cerrar la brecha de género en la agricultura. La política de igualdad de género de la FAO tiene como meta alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en materia de producción agrícola sostenible y desarrollo rural para erradicar el hambre y la pobreza.

Desde la Representación de la FAO en Argentina estamos llevando adelante la campaña de comunicación “Mujeres rurales, motores de desarrollo”, que tiene como objetivo visibilizar las distintas problemáticas de las mujeres rurales argentinas a través de las redes sociales. Busca lograr la efectiva implementación de políticas públicas y legislación que aseguren la transversalización de género para lograr cerrar la brecha en la agricultura.

Es fundamental que los gobiernos inviertan en mejorar las condiciones de acceso de las mujeres rurales, en generar cambios culturales y de comportamiento, para reconocer la importancia de su trabajo productivo y reproductivo. Queremos que las mujeres rurales dejen de definirse a sí mismas como “ayuda”, las actividades intra fincas y las tareas de cuidado al interior de sus familias son un trabajo y con un gran impacto para la sociedad en su conjunto.

Es común que las mujeres trabajen sin remuneración alguna en las explotaciones familiares y, muchas veces, se enfrentan a la discriminación salarial en los mercados laborales rurales, ya que, con mayor frecuencia que los hombres, acceden a empleos temporales, estacionales y/o mal remunerados.

Hoy los gobiernos y las sociedades del mundo tienen los ojos puestos en la agenda de Desarrollo 2030. El quinto objetivo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) llama a emprender reformas que incluyan un enfoque transversal de género y otorguen a las mujeres el derecho a los recursos económicos en condiciones de igualdad.

Con esta campaña desde FAO queremos hacer oír fuerte, y de primera voz, las problemáticas de las mujeres rurales en la Argentina y llamar a todos a buscar soluciones efectivas e inmediatas para reparar estas desigualdades invisibles que sufren las mujeres rurales.

* Responsable del Punto Focal de Género y Alianzas Estratégicas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Argentina. https://twitter.com/cecijobe

Fuente:  Página 12

 

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *