NO a la explotación sexual de niñ@s y jóvenes

Foro Ciudadano

El desbaratamiento de la red de explotación sexual de menores pone nuevamente la atención en la falta de una protección integral de niñas, niños y jóvenes del país. El único estudio que existe para caracterizar la situación de la explotación sexual infantil del 2004, estima que en Chile hay al menos 3.719 niños y niñas en esta situación.

La ONG Raíces, en dos Centros de Acogida de Santiago, atiende actualmente a 140 de ellos/as, apostando por sus capacidades para construir su vida desde los afectos, la creatividad y la confianza en sus potencialidades. Asumiendo que se trata de una problemática multicausal, ONG Raíces enfrenta esta vulneración desde la investigación, la sensibilización a distintos actores clave y la reparación del daño de las víctimas.

Para la directora de este Organismo No Gubernamental señala “que no existe una opción de las y los niños “por prostituirse”, y las causas del fenómeno no se radican únicamente en la pobreza o en la necesidad material, sino también en el desamor que han vivido los chicos/as de los sectores más marginalizados de la sociedad”.

La explotación sexual tiene varias manifestaciones: la pornografía es una -que puede ser a través de Internet-, está también el turismo sexual, está la trata de niños/as adolescentes con fines de explotación sexual, y está el comercio en lugares cerrados o prostíbulos.

“Existe en la sociedad una naturalización de la explotación sexual infantil”, advierte Denisse Araya.

Chile no tiene una ley de protección integral. Por ello, necesitamos una ley de protección integral para todos los niños chilenos e incluso para los niños no chilenos que viven en el país: un defensor de la Niñez que realmente sea autónomo y que pueda visualizar un problema tan multicausal y complejo como es que un niño llegue a vivir la explotación sexual comercial.

Opina: Denisse Araya, Directora ONG Raíces

http://www.ongraices.org/

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *