Niños cineastas de Hualpén presentaron cortometraje en Festival Internacional de Cine de Lebu

Menores de entre 7 y 13 años de la población El Triángulo que participaron en los talleres de verano desarrollados por ENAP en Hualpén, presentaron el cortometraje “La niña estrella”, elaborado con la técnica del stop motion.

Con efusivos aplausos, un auditorio lleno de artistas y directores de cine, autoridades y público amante de este arte, premiaron el trabajo y talento de los quince menores del taller de cine del Programa de Verano efectuado por ENAP en Hualpén. Estos pequeños artistas, fueron distinguidos en el escenario, durante la ceremonia inaugural del Festival Internacional de Cine de Lebu, FICIL, que se realizó la noche del viernes pasado en el Teatro Marina del Sol.

Con algo de timidez y nerviosismo los pequeños, que se encontraban en el salón desde temprano, subieron junto a sus profesores al escenario, donde recibieron los diplomas que acreditan que fueron parte de la experiencia de una nueva versión del FICIL. Loreto Zúñiga, gerente de Recursos Humanos de Refinería Bío Bío entregó los estímulos y felicitó a los pequeños.

Tras las fotos y aplausos, Jorge Eduardo Vargas, uno de los integrantes del taller, presentó al público su obra prima.

Una intensa experiencia

“La niña estrella” es un “corto ” que, con un mensaje simple, pensado, creado y animado por los pequeños, plasma, de manera entretenida y emocionante, la historia de una pequeña que sueña con jugar fútbol y logra ser aceptada por otros niños que, inicialmente, la habían discriminado por el hecho de ser mujer. Todos terminan reconociendo su talento y compartiendo el gusto por este deporte.

Loreto Zúñiga, expresó su alegría por el logro de los pequeños. “Como empresa apoyamos esta iniciativa, en el marco de la primera versión de los talleres de verano que ENAP hizo con la comunidad. Estamos contentos con el resultado y con que se reconozca su esfuerzo y trabajo en un marco de público tan importante como este”.

Jorge Vargas, a sus 8 años, vivió a concho esta experiencia. Con la naturalidad de un niño calificó como “bacán” todo lo vivido y añadió “no me imaginé estar en un lugar así con toda esta gente, ni tampoco que iba a ser capaz de hacer una película y me sorprendí cuando vi el resultado”. Orgulloso contó que su tía lo felicitó, que se siente feliz con su
nuevo diploma y que el otro año quiere volver a hacer este taller. “Quiero hacer por segunda vez este taller y también el de la luz (fotovoltaico) porque me gusta crear cosas”, precisó.

Patricio Pantoja, presidente de junta vecinal de la población El Triángulo, acompañó a los menores al estreno y mostró su satisfacción con la actividad. “Se logró que chicos que estaban encerrados en sus casas, que no están ajenos a una realidad de violencia y micro tráfico, salieran de eso, y hacerlos pensar y crear. Fue una experiencia verdaderamente fantástica. Ellos fueron capaces de algo que a nosotros como adultos y como dirigentes realmente nos sorprendió y nos sentimos muy orgullosos”.

Sin duda esta fue una jornada inolvidable para estos pequeños creadores que probaron en carne propia que no existen los límites cuando se pone la cabeza y el corazón para alcanzar un objetivo o propósito.

por TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *