Municipio espera que fábrica Bellavista Oveja Tomé sea declarada patrimonio histórico

escrito por TBB
bellaovejaEl municipio de Tomé está a la espera de una resolución favorable del Consejo de Monumentos Nacionales, luego de la presentación, en enero pasado, de la carpeta con antecedentes solicitando la declaración de patrimonio histórico de la fábrica Bellavista Oveja Tomé.
“Con esta acción buscamos proteger un legado que pertenece a todos los tomecinos y en el que vemos proyección turística”, explicó la alcaldesa Ivonne Rivas.

La autoridad comunal dijo que se está a la espera de que esta petición sea analizada en una próxima sesión del Consejo de Monumentos Nacionales “y tenemos la esperanza de que este edificio, que es legado de la era dorada de la industria textil, obtenga la declaratoria y pueda ser protegido”.

Si bien Bellavista Oveja pertenece a un empresario privado, que la adquirió en noviembre de 2010, luego de la quiebra de la empresa en 2008, para la alcaldesa la acción de justifica porque se la considera patrimonio de todos los tomecinos.

“Hemos recibido, al menos, unas 60 cartas solicitando que realicemos esta acción y por lo demás, hemos venido trabajando este proceso en conjunto con nuestro Consejo Comunal del Patrimonio. Todo esto y además, que no queremos que desaparezca este patrimonio vivo, son las razones de por qué creemos firmemente en esta declaratoria”.

La carpeta que ingresó en el Consejo de Monumentos el municipio, a través de su Secretaría de Planificación (Secpla), contiene los antecedentes históricos de la fábrica y las razones que motivaron la acción. Se persigue, concretamente, que sea declarado patrimonio el inmueble correspondiente a la Fábrica Bellavista Oveja Tomé, hoy dividido en seis lotes y también la edificación que albergó al Sindicato de Trabajadores de Bellavista.

Existe además un antecedente que no es menor. “No sólo se trata de un edificio muy grande y con mucha historia, valor arquitectónico y cultural en nuestra comuna, si no que también puede considerarse como el único patrimonio vivo que busca resguardarse en nuestra Región. Ese detalle es muy relevante, puesto que nuestra fábrica aún vive y queremos cuidarla para las futuras generaciones de tomecinos y también para proyectar acá un monumento que recuerde la era dorada de la industria textil, donde Tomé tuvo un gran protagonismo”, aseguró Rivas.

En todo caso, el futuro de Bellavista está en suspenso, luego que en enero de este año se concretara el despido de los últimos 30 trabajadores del área de producción de la fábrica y se vendiera importante maquinaria.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *