Movimiento Salud para Todos realizó su segundo encuentro nacional

WhatsApp-Image-2018-07-01-at-17.03.52

Tras el encuentro, el movimiento hizo énfasis en que es necesario “erradicar el mercado de la Salud, el negocio de la Isapres, las mafias farmacéuticas y el creciente traspaso de fondos públicos al sector privado en salud”.

Durante el 30 de junio y el 1 de julio se realizó el segundo encuentro nacional del Movimiento Salud Para Todos en Hualpén, Región del Bío Bío.

En la cita participaron dirigentes sindicales, estudiantiles y de agrupaciones de pacientes que pertenecen a distintas ciudades del país como Temuco, Puerto Montt, Cañete, Concepción, Valparaíso y Santiago, entre otras.

Tras el encuentro, la organización emitió un comunicado para dar a conocer su postura ante la precarización de la salud en nuestro país.

Desde el movimiento señalaron que tienen la “firme la voluntad de construir un movimiento social en Salud, buscando incansablemente que la necesidad y problemática de salud, sea un derecho de los pueblos y deje de ser una mercancía negociable”.

Desde el movimiento enfatizaron en la necesidad de erradicar el mercado de la Salud, el negocio de la Isapres, las mafias farmacéuticas y el creciente traspaso de fondos públicos al sector privado en salud.

La contraparte de las altas ganancias de los empresarios, se observa en el progresivo desmantelamiento que sufre la salud pública y en la perpetuación de su propio proyecto privado para el país. La disminución de camas hospitalarias, la espera para atención de especialistas y cirugías, la falta de medicamentos e infraestructura de las instituciones del Estado, el escaso acceso a consultas de salud mental, la gran brecha de contratación de trabajadores y trabajadoras de salud, la penalización del aborto y su limitación en el acceso son ejemplos del cuadro de carencia asociado a lo público a la que se ha forzado la salud”, sostuvieron.

El movimiento propone la construcción de “un nuevo Modelo de Salud, que entienda a la salud como un derecho social fundamental, garantizado por el Estado, que apuesta a una cobertura universal, solidaria e igualitaria, que asume una perspectiva feminista y que es respetuoso del conocimiento acumulado por los pueblos originarios que habitaron desde antes estos territorios, que se vincula de manera armónica con el medio ambiente y que aborda el proceso salud-enfermedad bajo una mirada integral, reconociendo y reivindicando con ello la autonomía cultural de todos los pueblos”.

Este modelo se vendría a plasmar en un Sistema Nacional de Salud “de carácter universal, democrático, con participación comunitaria vinculante y protagónica, donde los y las trabajadoras tengan garantizado sus derechos laborales fundamentales, con remuneraciones justas y estabilidad laboral, consolidando y extendiendo las conquistas logradas a través de la movilización social“.

“Lo que hemos dicho muchas veces, y aquí lo repetimos con gran convicción; sabemos que plantearse el objetivo de construir un nuevo sistema de salud, es plantearse construir una nueva sociedad. Que la lucha por una nueva salud, está íntimamente hermanada con la lucha por el trabajo digno, la educación, por la cultura, por el trato igualitario y respetuoso entre mujeres, hombres y disidencia sexual, por la libertad y autonomía de los pueblos originarios, por la vivienda, por el derecho a la recreación y al descanso; por el buen vivir de los pueblos y del medioambiente”, cerraron.

Fuente: eldesconcierto.cl

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *