Miles de manifestantes acompañaron a las madres de los asesinados por la policía en Estados Unidos

El sábado 13 de diciembre se realizó una manifestación a nivel nacional en Estados Unidos convocada por familiares de personas de color asesinados por la policía para reclamar que pare la impunidad racista en ese país. Fueron decenas de miles los que se movilizaron hacia Washington y también hubo protestas en New York, Boston y en el lado oeste de EEUU como en la ciudad de Oakland, California, donde hubo detenidos.

En Washington DC más de 10 mil personas participaron del acto que realizaron los familiares de Michael Brown, Eric Garner, Akai Gurley y Amadou Diallo, entre otros asesinados por la policía. La similitud en todos estos casos es que las víctimas eran individuos de color desarmados y asesinados por la policía a la cual la justicia de Estados Unidos no dio ningún veredicto culpable a la institución de seguridad nacional.

En el acto, que también promovió el referente por los derechos humanos, el reverendo Al Sharpton los familiares dieron declaraciones frente a miles de manifestantes. La madre de Eric Garner, Gwen Carr dijo: “Acá hay una masa de negros, blancos, todas las razas y todas las religiones. Es un momento histórico…Y como dijo el Reverendo Sharpton, vamos a venir aquí tantas veces como sea necesario”.

Muy claras fueron las declaraciones de John H. Crawford Jr., padre de Hohn H. Crawford III, que fue baleado el 5 de agosto por la policía de Ohio en un Supermercado Wallmart por estar comprando en el negocio llevando una pistola de perdigones con él y el gran jurado tampoco proceso a nadie. Crowford padre dijo: “trabaje bajo el paraguas de la justicia penal alrededor de 20 años y me avergüenzo que el mismo sistema que se llevo años de mis funciones, es el mismo que está brindando injusticia para todos”

También advirtió: “Recuerden asociar a Walmart, una de las más grandes cadenas de supermercados donde la mayoría de los estadounidenses gasta su dinero, con el nombre de mi hijo. Walmart jamás nos dio el pésame por lo ocurrido”. Con respecto a los fiscales, Crawford dijo que “prestemos atención, porque no están procesando a nadie”

Kadiatou Diallo, madre de Amadou Diallo, que murió 04 de febrero 1999 por una ráfaga de 41 balas de la policía mientras entraba a su casa volviendo de trabajar en el Bronx, Nueva York, dio declaraciones muy fuertes: “ En el 2000 cuando los cuatro oficiales blancos que mataron a mi hijo fueron absueltos, creí que el mundo terminaba para mí. Pero empezamos a discutir sobre este tema y salió en la portada de la revista Time el título “Policías, la brutalidad y la raza”. Y hoy 16 años después, seguimos exigiendo lo mismo”.

Con más de 10 mil personas escuchándola en el centro político de Estados Unidos, como es Washington DC, Kadiatou Diallo se preguntaba: ¿Por qué nuestros hijos parecen sospechosos? ¿Y por qué cada vez que nuestros hijos están muertos a tiros, son estereotipados y caracterizados de determinada manera por la sociedad y los medios?” También se refirió a las madres de las víctimas del gatillo fácil estadounidense:” Tenemos solidaridad entre las hermanas, nosotras, las madres, que no queríamos pertenecer a este grupo pero pagamos un precio muy alto para estar en él; y la gente comprende, siempre que vamos por los barrios se acercan y nos abrazan y eso nos reconforta”

La madre de Diallo cerró su testimonio aclamando justicia igualitaria para todas las víctimas y pidió que no se olviden de las madres víctimas de los asesinatos raciales de la policía: “Nuestros hijos murieron para que podamos abrir el libro y revisar lo que está pasando, para abrir el debate alrededor de la nación, para comenzar la construcción de nuevas relaciones dentro de la comunidad”. También se refirió a que las madres van a sanar su dolor cuando la policía sea “buena y las leyes sean justas”.

En el marco de las protestas, en la costa oeste de Estados Unidos también hubo miles de personas en las calles el sábado en las ciudades de Oakland, Berkeley, Santa Cruz y San Francisco. En Oakland el sábado, activistas encontraron a 2 oficiales de apellido Jaeger and Buford infiltrados en las movilizaciones y el lunes hubo al menos 25 detenidos por obstaculizar las puertas del Departamento de policía de Oakland cuando estaban protestando encadenados.

Por Lorenalia M., desde Estados Unidos, para ANRed

 

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *