MI NIETA… LA TERRORISTA

Por Héctor Kol
Puerto Varas, 26 de agosto, 2009.

Mi nieta Camila (de tres años de edad y auto-bautizada como Tití) me acompañaba la tarde del 13 de Agosto cuando mi cabaña en Puerto Varas fue rodeada por personal de Carabineros de las secciones del GOPE, de la SIP, del LABOCAR y del OS-7….Todo un ejército contra mi nieta y yo.

Cuando Carabineros entró a la casa, les pedí que no se hiciera más ruido del necesario para no despertar a la Tití: yo temía que esta entrada ilegal de la policía motivara alguna reacción destemplada de mi feroz nieta. Por ejemplo, algún uso indebido de su mamadera o alguna amenaza tóxica con sus pañales.

Pero no ocurrió así. La Tití salió de su pieza, miró a los policías y les saludó… Toda una dama terrorista… La policía se puso a la altura de la noble presencia de mi nieta y tras saludarla (“Hola, Camila”) le prestó un cintillo con luz artificial que la Tití usó para iluminar el techo de la cabaña y enseñarles a los Carabineros cómo era la Luna… dentro de la cabaña de Puerto Varas, durante todo el “allanamiento voluntario” al que fuimos sometidos.

Los testigos de la inusual visita me han contado que eran unos 20 policías con cascos de acero, chalecos antibalas y armas de fuego en la mano, los que rodearon la cabaña y saltaron una pequeña reja para vigilar las ventanas. Afuera, 4 o 5 vehículos y personal armado en una esquina, todo ello para proteger la acción de la Ley de los peligrosos terroristas que aparecen en la foto superior…

Para un Estado como este, que vive de las apariencias, que exuda mentiras para encubrir los fracasos diarios de los que no habla la prensa oficial, que se gasta miles de millones de pesos en “imagen-país” y en sacar de la quiebra a los fracasados empresarios del salmón, de las AFP o de las empresas constructoras (y que sin embargo, siguen mandando) hasta un encanto como mi nieta puede ser un terrorista.

Decir que la industria salmonera jamás tuvo posibilidades de éxito porque eran los César Barros o los Carlos Vial quienes la comandaban y los Hugo Lavados los que la fiscalizaban, también puede ser un acto digno de Al Qaeda. El trabajar con jóvenes en actividades muralistas, ajenas a la violencia, te puede transformar en terrorista. Defender los derechos de los trabajadores te puede convertir en un sindicalista terrorista….Ser punk o anarquista ya es definición de terrorista en el país de los ciegos donde cualquiera es Presidente…

TODO puede ser “terrorista” en el Estado donde sigue vigente la Constitución de Pinochet, votada por vivos y muertos en el año 1980 y bajo condiciones de Estado de Sitio.

TODO… Incluso mi nieta, que no entendía siquiera que la presencia de Carabineros en nuestra cabaña de Puerto Varas no era una visita de cortesía, sino una visita ilegal para tratar de encontrar algo que me relacione, sí o sí, al incendio ocurrido en Salmon – Chile… Cualquier cosa que le ayude a este Gobierno Socialista a sacarme de la defensa del mar austral chileno que quiere privatizar para que los Bancos puedan recuperar parte del dinero que le prestaron al último Mito Chilote: la Industria Salmonera.

Hace dos semanas que se llevaron mis equipos computacionales, mi pendrive, mis 30 Cds de respaldo, el computador de mi hija, un disco duro extraíble con información, fotografías y estudios. Se llevaron, hace dos semanas, todas mis herramientas de trabajo, he debido rearmar estudios, acudir a los archivos de los amigos (que no voy a mencionar por razones obvias) para continuar con mi pronta demostración de que el Ministro de Economía (una vez más) le mintió a las ingenuas ONGs respecto al consumo de antibióticos en la salmonicultura chilena.

A diferencia de los demás “terroristas” voluntariamente allanados, no se llevaron libros, no se llevaron carpetas, ni mis archivos de papers. Sólo se llevaron lo necesario para detener, durante estas dos semanas, la defensa del mar territorial que la ley le reserva a la Pesca artesanal, para la que trabajo en Aysén. Quizás por eso, porque no puedo mostrar nada que ya no haya dicho ni publicado, las ONGs  OCEANA y GREENPEACE, la COREPA, la CONAPACH y el Senador Escalona no me invitaron, siquiera, a un seminario dictado hoy sobre la Ley de Privatización del Mar en Puerto Montt, a sólo 30 minutos de mi allanada cabaña. Un Seminario organizado a sólo días de que se vote una Ley para la que varios de los convocantes prestaron colaboración.

Sin equipos, habrán razonado, nada ha podido hacer el “incendiario” Kol, tal como lo razonó el Estado cuando un 13 de Agosto, en una cabaña de Puerto Varas, mi nieta y yo fuimos “terroristas”.

Héctor Kol – Biólogo
Puerto Varas, Patagonia Chilena Sin Represas….Sin Salmoneras.
Agosto del 2009.

e-mail intervenido: kolhector2@gmail.com

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *