Mexico: Ojo de Agua; la defensa del territorio en las comunidades, viene desde abajo

“Los embates contra los pueblos indígenas cada vez vienen más fuertes, más institucionales y más internacionales. Pero sin medios comunitarios sanos tampoco podemos lograr nada, es por eso nuestro trabajo funciona en varios niveles”.

Comenta el realizador Guillermo Monteforte, miembro fundador del colectivo de video comunitario Ojo de agua, con 18 años existencia, quien junto con la videasta Paola Morales hablan sobre la Segunda Muestra de Cine y Radio Comunitaria en Mesoamérica y analizan en entrevista los desafíos existentes ya para el video documental en Oaxaca en los tiempos de la Ley Federal de las Zonas Económicas Especiales.

De la Segunda Muestra de Cine y Radio informan que esta está compuesta por materiales en video y de radio que abordan las problemáticas que aquejan al territorio, y que fortalecen y visibilizan las luchas que al respecto se están llevando a cabo desde diferentes ámbitos de América

“Son ocho diferentes temáticas, con doce horas de programación en video que van a estar alternándose entre la ciudad de Oaxaca y las comunidades según lo que los propios cineclubes comunitarios consideren conveniente mostrar en su comunidad “.

Informa Paola sobre la muestra a llevarse a cabo del 21 hasta el 31 de octubre, acota que hay varios ángulos temáticos en ella.

“El tema de minerías, de género, de la niñez, la colectividad, la vida alimentaria, la visibilizacipn de oficios que se han estado perdiendo en las comunidades”.

Comenta sobre el homenaje radial que se le hará a Bertha Cáceres, activista hondureña defensora del territorio, asesinada brutalmente el tres de marzo de este año.

“Estaba luchando en contra de un proyecto turístico muy grande en el norte de Honduras, su región natal” comenta Monteforte. “Había recibido muchas amenazas por su labor, es un caso emblemático sobre la terrible situación que enfrentan hoy las mujeres que se mantienen en la defensa de los territorios de sus comunidades”.

El realizador observa que hoy existen un montón de propuestas de todo tipo que van contra la sobrevivencia de los pueblos originarios. “Hay una gran amenaza de los proyectos energéticos que vienen”.

“Promoviendo beneficios que no existen, ni a los pobladores de las comunidades, ni al resto de la humanidad simplemente porque no son sustentables”.

Con más de dos décadas en el video comunitario Monteforte opina que hoy con la imposición federal de creciente industrialización, sin derecho de los pueblos a ser consultados sobre los usos industriales y territoriales de la tierra en la que habitan “se están violentando sus derechos fundamentales, no solo en afectación a la comunidad, sino en el sentido de dejar claro para quien es realmente el beneficio de abrir una eólica donde antes hubo parcelas y sembradíos”.

“Hay intereses económicos muy grandes, que están muy por arriba. Pero también hay procesos comunitarios donde se establece un porque se está haciendo esta defensa del territorio que ya estamos viendo. Visibilizando una realidad que viene desde abajo”.

Monteforte se pregunta para quien va realmente el beneficio de una Ley de las Zonas Económicas Especiales que habla de concesionar territorios a destajo a mineras, eólicas y empresas de fraking.

“En un estado como Oaxaca donde la ocupación de tierras comunales es tan grande, se tiene que reconocer los derechos de quienes ocupan esos territorios, y no solo por buena onda, sino porque esos derechos existen y tienen que ser reconocidos”.

“Hay un esfuerzo por tratar que esto no se reconozca y satanizarlo lo más que se pueda. Entonces es cuando el audiovisual juega acá un papel fundamental pues nos pone en las pantallas y en las bocinas de la radio, las realidades de las comunidades expresadas por sus mismos protagonistas”.

“Con comunidades que producen sus propios medios de comunicación y van en contrapeso de los medios masivos que hablan desde el poder con una línea muy clara”.

Monteforte dice que hoy la visión de Ojo de Agua es promover una defensa del territorio, que sea una defensa desde adentro, que explique el por qué se está defendiendo. Con el supuesto de que exponer estas realidades generara a la larga empatía y definirá una reacción ciudadana.

Paola matiza un poco y secunda aún más, dice que en la anunciada muestra de video y radio no se está hablando solamente de lucha y oposición.

“La idea es crear, divertirnos y sentir la riqueza de lo que es la comunidad. No solo es estar en contra de, es además el decir esto somos y por esos somos fuertes”.

“No nos estamos polarizando con la muestra, nos estamos abriendo diferentes opiniones y ángulos. Por ejemplo hemos visto últimamente que las radios comunitarias han sido perseguidas pero también se han fortalecido con el uso del audiovisual convirtiéndose en una herramienta mucho más accesible”.

“Hay muchos colectivos o grupos que están usando al audiovisual para expresarse y hacer comunidad, incluso en la Ciudad de México “.

Monteforte está de acuerdo en que el contenido de la Segunda Muestra de Cine y Radio Comunitaria en Mesoamérica “no es un ataque frontal”, y “no es solo dirigida a las comunidades”.

“Es para toda la gente. Es abrir el espacio para que la gente se sienta identificada. Eso lo hace rico y también lo hace difícil porque son materiales que tienen que ser cercanos”.

¿La palabra resistencia se aplica a esta muestra?, se les pregunta a los dos realizadores. Monteforte es el primero en contestar

“Sí, pero no es la única, se aplica porque al hacernos fuertes sabemos que estamos juntos. Pero también es fortalecimiento, visibilización , es celebración , es la afirmación de la identidad y la promoción de la libre expresión desde adentro y desde abajo”.

Paola comenta que la respuesta a la Muestra ha sido muy entusiasta. “Mucha gente quiere verla y llevarla a las comunidades”.

“Justo porque no hay esa libertad de expresión” acota Monteforte, comenta sobre el tema de la persecución gubernamental a la validez legal de las radios comunitarias, que estas “están ejerciendo un derecho que poco a poco la ley está reconociendo”.

“Antes había una cerrazón, ahora ya existe un poquito de apertura hacia eso con la forma de hacer concesiones. Es un ranurita, pero los mismos legisladores ya se están dando cuenta que no pueden someter a nadie sin arriesgar en otras cosas, aun con el monopolio de la ley que puedan tener”.

Guillermo insiste en que esta muestra es un esfuerzo para impulsar una participación desde una mirada propia, “es decir una participación ciudadana más amplia con unos medios más abiertos”.

Morales apunta a abrir espacios de discusión sobre situaciones complejas presentadas desde la visión de realizadores comunitarios y no comunitarios

“Una visión diferente” apunta Guillermo y frente a la juventud de Paola, comenta que en “los 18 años de Ojo de Agua hemos aprendido un montón”.

“Empezamos intuyendo más que decidiendo donde podíamos llenar huecos en términos de la expresión de los pueblos indígenas. No hay todavía un espacio en los medios para la expresión de los pueblos

¿De porque el trabajo del colectivo “funciona en varios niveles”?, como lo afirmó al comienzo de la entrevista, dice que esto va por ese “proceso de visibilizar las realidades que no se ven”.

“El trabajo de hacerlo y participar en el trabajo de la gente que está haciendo eso. Vemos cada vez más la necesidad de hacerlo. Lo que nos da más gusto es que hoy también ya existen muchos espacios e iniciativas que desde su enfoque están haciendo las mismas cosas”

“Se está volviendo un movimiento de medios muy claro. Distinto, incluyente. Dentro del quehacer de Ojo de Agua esta muestra es algo que no hemos hechos mucho. No al ritmo que quisiéramos”.

“Hemos trabajado en producción, en comunidades, por lo que esta muestra es crecimiento, evolución”.

De lo que viene Morales afirma que espera que sea contagioso el que cada vez más comunidades quieran llevarse los videos y mostrarlos a su gente

“Generando discusión en las comunidades es como buscamos una transformación”, la joven realizadora dice frente al ya no tan joven realizador que “resulta muy inspirador para jóvenes que salen de carrera de comunicación ver el trabajo de Ojo de Agua”.

“Con esta muestra constatamos que mucho de los cineclubes son organizados y gestionados por jóvenes, quienes buscan opciones para otros jóvenes que también están buscando hacer algo en su comunidad”.

“La parte sustentable es todavía algo a resolver” acepta el veterano Monteforte, pero apunta a que los jóvenes y ya no tan jóvenes siguen haciendo cada vez más uso de los medios para reconocerse a sí mismos y a su comunidad.

Monteforte dice que esto es lo que la Ley de las Zonas Económicas Especiales (aprobada ayer en su raudo estatal por el Congreso Local) no ha terminado de entender. Que a la comunidad no se le puede desaparecer ni convencer, nada más por un decreto.

Fuente: rioaxaca

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *