México: Campaña “Voces del Silencio” ¿Cuál es el límite? ¿cuál es tu límite?

La campaña “Voces del Silencio” presente en las redes sociales comparte dos vídeos donde jóvenes mexicanos exigen poner fin a las desapariciones en su país. De esta manera  continúa la indignación por la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa en Guerrero (sur de México).

Feminicidio, corrupción, narcotráfico, manipulación mediática, migración, trata de personas, asesinato y desapariciones forzadas se han vuelto parte de la vida cotidiana de estos jóvenes, que acusan al Estado de estos crímenes. En un segundo video los estudiantes del Colegio de México dramatizan la manera en que son obligados a callar ante los crímenes que azotan sus comunidades.

Caravana informativa Ayotzinapa

El jueves 13 de noviembre partió el primer contingente de la caravana informativa “Brigada Nacional de los 43 Desaparecidos”, que visitará tres regiones del país que busca informar sobre la situación en torno al caso Ayotzinapa. En total partirán tres brigadas hacia diferentes lugares de México. El recorrido culminará con una concentración en el Zócalo de la ciudad de México, el 20 de noviembre.

Cabe precisar que las autoridades federales de México aún no han identificado a los responsables que trasladaron y desaparecieron a los 43 normalistas de Ayotzinapa. La Procuraduría General de la República (PGR) solo tiene los alias de algunas personas que transportaron a los estudiantes desde Iguala al municipio de Cocula (norte de México), según la confesión de sicarios pertenecientes al grupo criminal Guerreros Unidos.

Según informó Telesur “El Gil” reportaba y recibía órdenes de Sidronio Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unido, quien permanece en un penal federal. “El Chucky” organizó el ataque y secuestro de los estudiantes, coordinado coordinación con el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, quien todavía está prófugo. “El Huasaco” suministró el diesel y la gasolina quemar los cuerpos y “El Terco” dio la orden de desaparecer los restos de ceniza y huesos. Los tres detenidos de Guerreros Unidos confesaron haber asesinado a los 43 jóvenes y luego incineraron sus cuerpos, los cuales, según ellos, botaron en un basurero de Cocula (vecina de Iguala) y en un río.

Sin embargo, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que analizó los restos de las primeras seis fosas encontradas en Cierro Viejo (Guerrero) y que estudiaron los localizados por la Procuraduría General el pasado 7 de noviembre en el basurero de Cocula, aseguran que esos restos calcinados no son de los 43 normalistas.

Fuente: Servindi

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *