Memorial a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos: espacio de verdad y conciencia

En un acto cargado de emotividad, recuerdos y compromisos, este sábado 18 de octubre se inauguró el Memorial a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de la región del Bío Bío, entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990. Uno de los momentos especiales que se vivió fue cuando el intendente regional pidió perdón en nombre del Estado por todo lo que aún está pendiente en materia de derechos humanos.

Seguramente con la imagen presente de su esposo, Alfonso Araya Castillo, detenido desaparecido desde el 9 de septiembre de 1976, Ester Araneda leyó con voz quebrada: “Cuando te llevaron me fui tras de ti… Te he buscado tanto, una y otra vez…”

Ya la emoción se había instalado entre los asistentes a la inauguración del Memorial a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de la región del Bío Bío, levantado en el Parque Bicentenario, en Concepción.

Momentos de reencuentros, de abrazos apretados, de palabras cariñosas, de historias compartidas, de saludos del alma, de lágrimas contenidas… se vivieron este sábado 18 de octubre. Familiares portando la foto de un padre, un esposo, un hijo, un hermano, un tío, un sobrino, contenían la emoción y los recuerdos que afloraban en estos 41 años largos años de búsqueda incansable.

Pasaron siete años desde el momento en que se decidió construir el Memorial hasta su inauguración, que quedó en suspenso a raíz del terremoto del 27 de febrero de 2010… La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Concepción no quiso que esta ceremonia tan significativa se realizara durante el gobierno de Sebastián Piñera y se optó por esperar.

Por eso, la jornada vivida este sábado tuvo un sello especial. El de la memoria empeñada en aflorar y hacerse presente para no perderse en el olvido.

Fue la escultora Sandra Santander la encargada de plasmar en piedra granito las aspiraciones y deseos de la Agrupación de Familiares.

“La concreción de este memorial, largamente esperado, necesario e imprescindible, responde a una demanda moral, pedagógica y cívica muy clara”, dijo Sandra Santander durante su intervención.

El Memorial tiene rasgos monumentales, fue construido en granito gris y está formado por una serie de paredes colocadas en forma de semicírculo, donde en una de ellas se inscriben los nombres de 296 personas, de los cuales 170 son detenidos desaparecidos, 28 víctimas con restos encontrados y 98 ejecutados políticos.

“Las personas cuyos nombres están en estas piedras encuentran en ellas un lugar donde se visibilizan y expanden su vida, y nos sensibilizan en la búsqueda que cada uno puede hacer sobre la responsabilidad de su pérdida. No es fácil inaugurar un memorial, no es fácil realizarlo ni tampoco traducir en un solo concepto toda la incertidumbre y deshumanización o el dolor. Cómo recuperar y dignificar a tantos en la mera configuración de una obra para un espacio público”, reconocía la escultora.

“Estos muros de silencio que a partir de hoy aspiran a albergar la verdad de la conciencia. Como mujer, como artista, como ciudadana hubiese preferido nunca haber tenido que hacer este Memorial”, dijo al finalizar sus palabras.

“Han roto nuestra alma”

En nombre de la Agrupación de Familiares de Detenido Desaparecidos de Concepción habló su coordinadora, Elizabeth Velásquez.

Sus primeras palabras fueron para recordar los inicios, aquellos tiempos duros en que como familiares recorrían cárceles, regimientos, hospitales, comisarías, buscando y preguntando por sus seres queridos… y gran parte de las veces la respuesta fue negativa.

En ese camino de soledad y miedo y tras un incesante peregrinar, “un espacio de acogida se abrió. La vieja casona de Barros con Ainavillo, donde funcionaba el Departamento de Servicio Social y que después fue la Pastoral de Derechos Humanos, allí encontramos acogida, esa mano que consuela, ese abrazo fraterno de quienes nos escucharon y nos creyeron. Comenzamos entonces a recuperar la confianza después de tanta impotencia, lágrimas y pasos cansados de tanto buscar…”, relató Elizabeth.
Mención especial hubo para el sacerdote y vicario, Carlos Puentes, fallecido hace doce años, quien se convirtió en un amigo, consejero y defensor de los familiares de detenidos desaparecidos.

“Han roto nuestra alma… Revivir la pérdida una y otra vez y clamando por ellos, ha sido doloroso, por eso no podemos permitir que el olvido aplaque la justicia. Y aunque este largo camino por la verdad y la justicia ha sido cuesta arriba, seguimos luchando por ellos…”

“Sin memoria no hay historia y esta es una forma de dejar un legado y un símbolo de reparación a tanta dignidad atropellada. En esta piedras hay más que nombres, hay personas. No dejemos que el olvido se convierta en el último acto de impunidad… Hemos hecho de esta búsqueda nuestra bandera de lucha, sin querer nos convertimos en protagonistas de una historia que hubiésemos querido no vivir…”, dijo finalmente la coordinadora de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

“Pido perdón…”

Un emocionado intendente regional, tomó la palabra y en un gesto inesperado pidió perdón en nombre del Estado a las víctimas y a sus familiares.
“El estado tiene muchas deudas y ésta es una de las más grandes porque aún no ha logrado reparar y estar a la altura de las exigencias éticas que se nos han hecho. Solo podemos pedir perdón por eso…”

Recordó también que en marzo de 2006, en medio de un tierral y con un fuerte viento, se puso la primera piedra del Memorial. Hasta que estuvo listo, pero ya el gobierno había cambiado. Y eso lo destacó Díaz, al señalar que la Agrupación no quiso inaugurar este Memorial durante el gobierno de la derecha.

“A nosotros nos están confiriendo este honor que dejaron guardado durante 4 años. A nosotros nos están confiando el honor y la responsabilidad de acompañarlas a inaugurar un memorial destinado a las personas que más quieren y aman”, recalcó.

Y más adelante agregó: “Nuestra responsabilidad es no dejar que se olvide y se pierda la memoria. Hacer cuidado de la democracia como forma de expresión política, cuidar la paz y la armonía social, llevar los nombres y los testimonios de tantos hombres y mujeres que fueron asesinados y de tantos otros que fueron luchadores heroicos que arriesgaron todo lo que tenían… Pidiéndoles perdón en nombre del Estado por todo lo que no hemos hecho todavía…”, reiteró al finalizar sus palabras.

Un merecido homenaje

Pero las emociones no terminaban. En un gesto que las sorprendió, las integrantes de la Agrupación de Familiares rindieron un sencillo homenaje a dos de sus fundadoras, quienes llevaron la coordinación del grupo por 30 años: Mercedes Sánchez y Ester Araneda. Fueron sus propias hijas, las que les entregaron un ramo de flores en agradecimiento por esa dedicación y valentía demostrada, en especial en dictadura.

El abrazo apretado y prolongado con que Maritza y Viviana agradecieron a su madre, Mercedes, todo su sacrificio y compromiso incansable en la búsqueda de su padre, Ricardo Troncoso, se repitió en Ester con el reconocimiento entregado por su hija Marisol, en la búsqueda de su padre, Alfonso Araya.

Luego vinieron las palabras emocionadas de Ester, quien al borde del llanto reconoció que fueron momentos muy duros los vividos en dictadura buscando a sus seres queridos: “Muchas veces no pudimos estar con nuestras familias, pasamos muchos apuros que ni siquiera nuestros familiares supieron, tuvimos que arrancar muchas veces de la represión, pero nuestro amor por nuestros familiares siempre fue mayor… “ relató.

“Esos años de la dictadura fueron los más difíciles, muchas de las personas que están aquí nos ayudaron, nos decían que teníamos que seguir adelante, estuvimos en las huelgas de hambre, en los ayunos, perdimos la cuenta de las veces que estuvimos detenidas, nos amenazaban que nos iban a matar, que nuestros familiares no iban a volver a vernos, que iban a matar a nuestros hijos, pero con la Mercedes teníamos tanta fuerza…” dijo emocionada.

A sus palabras se unieron las de Mercedes, quien agradeció de manera muy especial a sus compañeras de la Agrupación, pues aseguró que todo lo hecho ha sido el trabajo de todas. “La presencia de ustedes es un compromiso con nuestros familiares, ellos son por quienes hay que luchar y comprometerse, por quienes nunca hay que perder la esperanza y por nuestras compañeras porque si ellas no estuvieran al lado nuestro, nosotras no habríamos podido trabajar. Gracias a nuestros amigos, a las compañeras de Chillán, de Los Ángeles, Santa Bárbara que siempre estuvieron dispuestas a viajar en aquellos años de dictadura, porque el miedo había que vencerlo y esto es un homenaje a ellas”.

Tras este homenaje, el Vicario General Juan Carlos Marín, bendijo el Memorial y la placa que contiene los nombres de las 296 víctimas que allí se recuerdan, que previamente había sido descubierta por el intendente regional, el secretario ejecutivo del Programa de Derechos Humanos y tres integrantes de las Agrupación de Familiares.

El cierre final se produjo cantando la canción que ha acompañado la lucha de los familiares: “Todavía Cantamos” y posteriormente con el depósito de claveles rojos frente al Memorial, que en su parte superior exhibe una frase que resume el profundo sentido de este espacio público de memoria: “Saldrás de cualquier lugar a recibirme y abrazarme y recuperaré en ese abrazo, todos los soles que me han robado…”

Texto y fotos: M.Eliana Vega TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  1 comment for “Memorial a los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos: espacio de verdad y conciencia

  1. Helia López Zarzosa
    21 Octubre 2014 at 7:40

    Desde la distancia y en forma virtual me sumo a la solemnidad del acto-homenaje que se realizó con motivo de la inaguración del Memorial a los Detenidos Desaparecidos de la Región del Bío-Bío realizado el 18 de octubre.

    Desde esta misma distancia he contribuido con la causa de la Agrupación desde el comienzo de mi exilio y más aún durante la detención de Pinochet en Londres. Mi compromiso se mantendrá de por vida.

    Helia López Zarzosa (Oxford)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *